Guerra por el segundo casino

Cort deniega de forma definitiva la licencia de casino al Teatro Balear

La gerencia de Urbanismo reitera que el proyecto presentado por los promotores incumple la ordenanza del centro histórico

20.04.2016 | 01:54
Las instalaciones del Teatro Balear están precintadas desde enero de 2015 por haber realizado obras sin licencia municipal.

La gerencia de Urbanismo celebrada ayer denegó definitivamente la licencia de obras solicitada por el Gran Casino Teatro Balear para el acondicionamiento de un local para la implantación de un casino en antiguo Bingo Balear de la plaza del Comtat del Rosselló.

El teniente de alcalde de Modelo de Ciudad, Urbanismo y Vivienda Digna, Antoni Noguera, explicó que, al margen de los detalles de la tramitación del expediente, el fondo de la cuestión estriba en que el Casino Teatro Balear realizó unas obras ilegales, ya que carecía de licencia municipal para ello. Ahora se ha denegado el permiso, puesto que los trabajos de adaptación propuestos incumplen las condiciones establecidas en la ordenanza de usos del centro histórico de la ciudad.

El último episodio de la polémica tramitación se inició cuando el 29 de enero de 2014 Rafael López, en calidad de representante de la entidad Gran Casino Teatro Balear, solicitó licencia de obras para acondicionar el local para la implantación de un casino.

El 5 de abril de 2016 el técnico de administración general y jefe de sección del departamento de obras informó que consideraba que el permiso de instalación concedido en 1990 como salón de juegos era suficiente para poder aprobar el proyecto de casino presentado en 2014.

Según el gerente de Urbanismo, Joan Riera, el informe se presentó como "un borrador" y así se lo hizo saber el jefe del departamento de licencias de obras. Este informe no tenía en cuenta la ordenanza de usos del centro histórico que es una normativa urbanística derivada del Plan General de Ordenación Urbana, por lo que se instó a solicitar un informe al departamento de licencias de actividades. El día 15 de abril este último escrito corroboró lo que ya se había remitido con anterioridad a los promotores del nuevo casino cuando se les denegó este permiso. Es decir, que el proyecto presentado por la empresa incumple las especificaciones de la ordenanza del centro histórico, puesto que el edificio tiene viviendas colindantes y no cumple con el aforo máximo permitido.

En el informe emitido por el técnico jefe de la sección de obras y por el jefe del departamento se indica que "el proyecto técnico de reforma no se ajusta al de instalación licenciado en fecha de 24 de julio de 1990".

Además, ambos funcionarios entienden que la mera formalidad de disponer de una licencia de instalación no es suficiente para poder conceder posteriores licencias de obras, sino que este es un requisito previo.

En cualquier caso, indican que los proyectos de obras "deben respetar estricta y necesariamente las condiciones, medidas correctoras y otros aspectos del proyecto de instalación de tal forma que ambos sean perfectamente compatibles, algo que en este caso no sucede".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine