Vía pública

El PP denuncia "la obsesión" del equipo de gobierno de Cort contra las terrazas

El grupo municipal conservador critica la propuesta de trasladar las mesas y sillas de la calle Oms del centro de la calzada a los laterales

01.04.2016 | 02:40
Una de las terrazas situada en medio de la calle Oms en su confluencia con Sant Miquel.

El dato

  • Hila: “Es una cuestión que está sobre la mesa desde hace meses por seguridad”

    El alcalde, José Hila, manifestó ayer que el traslado de las terrazas del centro de al calle Oms a los laterales “se está tratando desde hace meses con los restauradores,  comerciantes y vecinos de la zona con el fin de alcanzar un acuerdo”. Inicialmente surgió por cuestiones de seguridad debido a que un camión de bomberos, cuando tiene que actuar en la calle, tiene dificultades de acceso”. Se trata de un tema que hace años, cuando solo había una o dos terrazas, no tenía importancia, pero que ahora, que hay mesas y sillas prácticamente a  lo largo de toda la vía y en especial en el tramo más estrecho, puede resultar problemático, según la primera autoridad municipal. El alcalde, tal como manifestó también la responsable de la Función Pública, Aurora Jhardi, insistió en que no se trata de una decisión que ya esté tomada, sino que “se está hablando y negociando” con los afectados.

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Palma ha denunciado "la obsesión" que tiene visos de convertirse en "enfermiza" del equipo de gobierno de Cort contra las terrazas. Para la portavoz del grupo municipal conservador, Margalida Durán, la propuesta realizada por el departamento de Gobierno interior a los comerciantes y vecinos de la calle Oms de trasladar las terrazas situadas en el centro de esta calzada peatonal a los laterales, confirma sus sospechas.

En su opinión, "en Oms no se ha producido últimamente ninguna circunstancia nueva que justifique esta propuesta". Por ello, manifestó que su grupo ha solicitado tener acceso al informe que justificaría el traslado de las terrazas del centro de la calle a sus laterales y cómo se puede compatibilizar este cambio con la directriz europea, de obligado cumplimiento a partir de 2019, "que prohíbe la colocación de obstáculos pegados a las fachadas de los edificios".

Por ello, si se deben retirar las mesas y sillas del centro de la calle y éstas no pueden colocarse al lado de las fachadas, la portavoz del grupo conservador se pregunta si lo que realmente persigue el equipo de gobierno "es la eliminación de las terrazas en esta calle".

La portavoz conservadora teme asimismo que la restricción en cuanto a la ocupación del espacio público por mesas y sillas vaya más allá de la calle Oms y se extienda a otras zonas de la ciudad como en la plaza Porta Pintada. De ahí la necesidad de defender la ordenanza de ocupación de la vía pública por mesas y sillas aprobada en el anterior mandato "que ha servido para la dinamización de la ciudad y la creación de numerosos puestos de trabajo".

Durán no tiene ninguna duda de que el traslado de las mesas y sillas del centro de la calle Oms a sus laterales va a suponer una pérdida importante de puestos de trabajo, "puesto que en los laterales solo se van a poder colocar frente a las fachadas de los establecimientos y necesariamente van a caber menos que en el centro de la calle".

En estos momentos en Oms se han autorizado un total de 17 terrazas, aunque solo siete establecimientos ocupan la calle con mesas y sillas. En opinión de Durán el departamento de Govern Interior que dirige la teniente de alcalde Aurora Jhardi "ha intentado presionar a los comerciantes y restauradores de Oms para alcanzar un acuerdo en una calle de 10 metros de anchura y en la que los vehículos de policía y de servicios no tienen ningún problema para circular, puesto que quedan cuatro metros sin ocupar a cada lado". Prueba de ello es que "cada día pasan por esta calle los coches de policía sin problemas" y "no se tiene constancia de que haya habido problemas con los vehículos de bomberos".

Por su parte, el concejal conservador Xavier Bonet recordó que en diciembre del año pasado el Ayuntamiento acordó por unanimidad una propuesta alternativa presentada por el equipo de gobierno a una anterior de su grupo en la que se comprometía a realizar "durante 2016 un estudio general de la ocupación de la vía pública mediante un proceso participado con todos los sectores implicados con el fin de regular la ocupación atendiendo a criterios sociales, de accesibilidad, económicos y otros que deban ser tenidos en cuenta". Por ello, en el pleno de abril exigirán que se cumpla este acuerdo y que no se adopte ninguna decisión sin disponer previamente de este estudio general.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine