ÚLTIMA HORA
Al menos dos muertos tras chocar un tren y un autobús escolar en Francia
Recinto congresual

Mangado: "El Palacio de Congresos debe tener vocación de servicio público"

El arquitecto de la infraestructura que desde ayer es "propiedad de la ciudad" propugna una gestión conjunta entre la administración y una empresa concesionaria

30.03.2016 | 01:51
El Palacio de Congresos, recién finalizado, se impone en la fachada marítima de Llevant.

2004-2016: Cronología de un proyecto maldito

  • Septiembre 2004: Cort y Govern constituyen la sociedad Palau de Congressos y convocan un concurso para la construcción y gestión de la infraestructura.
  • Junio 2005: Se adjudica el proyecto al arquitecto navarro Francisco Mangado.
  • Febrero 2007: Se adjudica la obra y la explotación a Barceló, Globalia, Sampol, Iberostar y Acciona. Con el tiempo Barceló se queda con el 95% de las acciones.
  • Abril 2008: Tras subsanar una serie de deficiencias de la adjudicación y del solar se inician oficialmente las obras.
  • Mayo de 2009: Barceló abandona el proyecto argumentando que el Palacio
    iba a tener un sobrecoste de 30 millones y el proyecto de Mangado no era viable con este presupuesto. Las obras continúan hasta junio de 2011. Previamente Cort y Barceló llegan a un acuerdo por el que la Administración no ejecuta el aval previsto.
  • Junio 2011: Un día antes de la toma de posesión como alcalde de Mateo Isern, Acciona paraliza las obras por primera vez. Alega que se le deben 37 millones de obra realizada y no abonada.
  • Abril 2012: El segundo concurso convocado por Cort y Govern para la explotación del Palacio y del hotel queda desierto. No se presentó ninguna oferta, por lo que se convoca otro concurso.
  • Julio de 2012: El tercer concurso resulta también fallido. Solo se presenta la oferta de Meliá, que no cumple los requisitos. Cort y Govern paralizan las obras. El paro durará en esta ocasión dos años.
  • Octubre de 2013: El cuarto concurso, que incluye la venta del hotel, queda desierto. Se interesa Hilton de forma indirecta.
  • Julio 2014: El president Bauzá y el alcalde Isern anuncian que se reanudan las obras y se convoca un nuevo concurso.
  • Marzo 2015: La mesa de contratación propone adjudicar la gestión a Barceló, pero Cort, propietaria del solar del hotel, no lo ratifica.
  • Diciembre 2015: Palau de Congressos, tras un informe del catedrático Avel·lí Blasco, desiste en la adjudicación a Barceló por irregularidades en el proceso.
  • 14 de enero de 2016: Josep Sintes, que ocupa el cargo de gerente de Palau de Congressos S. A. desde hace cinco meses presenta la dimisión antes de que sea destituido.
  • 18 de enero de 2016: El Grupo Barceló recurre ante los tribunales la decisión de no adudicarles la gestión del Palacio y el hotel.
  • 24 de febrero de 2016: Acciona da por finalizadas las obras.
  • 29 marzo de 2016: Govern y Cort recepcionan el Palacio y el hotel pendientes de la colocación de las butacas.

El Palacio de Congresos ve por fin la luz porque desde ayer es "propiedad de la ciudad", según el arquitecto, Patxi Mangado, aunque todavía hay tinieblas, ya que Cort y el Govern tienen que decidir el modelo de explotación de una infraestructura que ha costado 140 millones y que está previsto abrir a final de año. Para el autor del recinto congresual, se trata de "un edificio con una vocación pública, de servicio a la ciudad", por lo que propugna "una gestión conjunta" entre la administración y una empresa concesionaria.

"Siempre he pensado que debe tener una dimensión pública en la medida de lo posible, ya que si hay una gestión estrictamente privada, para obtener beneficios, podría no tenerse en cuenta [la organización] de eventos con un efecto multiplicador en términos de economía para la ciudad", tal como afirmó tras la firma de la recepción de las obras.

La sociedad pública Palau de Congressos S.A., formada por el Govern y el Ayuntamiento, aún desconoce si existirá la citada vocación pública. "Se decidirá en los pliegos de condiciones que se están redactando" para convocar el concurso con el que una empresa se hará cargo de la macroinfraestructura situada en la fachada marítima de Llevant, según indicó el vicepresidente y conseller de Turismo de Balears, Biel Barceló. La presidenta de la sociedad y regidora municipal, Joana Maria Adrover, añadió que por ahora lo único claro es que tanto el palacio como el hotel anexo "se alquilarán", por lo que se descarta la idea de vender el establecimiento turístico, como se planteó en del quinto concurso público fallido, convocado en la pasada legislatura.

Patxi Mangado considera que el hotel sí debe estar gestionado de forma privada, a diferencia del recinto congresual, que "tiene que dar beneficios sin olvidar su finalidad de servicio público", y confía en que los responsables políticos lo tengan en cuenta en el pliego de condiciones.

Detalles estéticos

El arquitecto recorrió durante cuatro horas las instalaciones con las autoridades de Cort y el Govern que después firmaron la recepción de las obras por parte de la constructora, Acciona. La dirección facultativa comprobó que "quedan pendientes ciertos detalles estéticos, como alguna mano de pintura, aunque se ha subsanado la mayor parte de los 1.400 arreglos del listado" que fue entregado a la constructora después de que el pasado 24 de febrero diese por finalizadas las obras. Los técnicos revisaron en profundidad durante un mes que todo estuviese bien, desde las manillas de las puertas hasta los acabados. Y ayer Mangado dio el visto bueno definitivo, pese a que sus profesionales todavía se quedarán dos meses más para comprobar que se corrige lo que queda e instalar la señaléctica del edificio y algunos muebles, como explicó el autor.

La presidenta de la sociedad pública destacó que tienen un año de garantía de la constructora y, en cuanto al mantenimiento y seguridad hasta que adjudiquen la gestión, Adrover recordó que invertirán 30.000 euros al mes en este concepto. "Se mantendrá el vallado exterior, los consumos de luz y agua serán mínimos, y a partir de ahora no hay que pagar a Acciona ni a la dirección de obra". Sobre las discrepancias que mantienen con la empresa constructora respecto a que les reclama 15 millones de euros por las paralizaciones sufridas, continúan las reuniones técnicas para solventar el problema, según la regidora de Turismo. Tampoco hay ningún avance en relación a las penalizaciones planteadas a Acciona debido a sus retrasos ni noticias sobre el contencioso que interpuso la compañía hotelera Barceló tras el quinto concurso público, que ganó y después no le fue adjudicado.

Pese a los contratiempos aún por resolver, el vicepresidente del Govern se congratuló del final de "una obra tan compleja y con tantas complicaciones y paradas. Es un paso más, no el último, pero sí muy importante para potenciar el turismo de congresos". El autor de la infraestructura prefirió no mirar atrás –"lo que no te gusta, por defensa, lo vas olvidando"– y se mostró "optimista" sobre el futuro de un recinto que prevé abrir sus puertas este año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine