Cort autoriza la Semana Santa sin exigir el seguro especial para la cera

Las cofradías y el Ayuntamiento pactan que las procesiones se desarrollen sin cambios - Se reunirán con Emaya para buscar una solución a los accidentes causados por los cirios

15.03.2016 | 02:16

Tras un fin de semana de penitencia y reflexión, Cort acepta una Semana Santa como la de años anteriores. Las cofradías y el tripartito de izquierdas llegaron ayer a un acuerdo para que las procesiones se desarrollen sin cambios, respetando la tradición y sin tener que contratar pólizas de seguro imposibles.

Diario de Mallorca publicó el pasado sábado que Cort había solicitado a la Associació de Confraries de Setmana Santa de Palma un seguro especial que cubriera los accidentes ocasionados por los restos de cera de las velas que quedan en la calle. La póliza debía prolongarse durante las tres semanas posteriores a los desfiles pascuales. El equipo de gobierno señaló ayer que la autorización de las procesiones no dependía de este seguro especial, que ninguna compañía aseguradora quería aceptar.

"No teníamos constancia de que tuvieran un problema para contratar el seguro, porque las cofradías no nos lo habían comunicado. En ningún momento era un requisito, sino una sugerencia para conseguir que el Ayuntamiento no se tenga que hacer cargo de las indemnizaciones por accidentes", explicó ayer la concejala de Participación Ciudadana de Cort, Eva Frade (Som).

Tras una reunión mantenida ayer, a falta de cuatro días para comenzar el programa de actos, los responsables de las cofradías palmesanas se mostraron "satisfechos" con la "colaboración total por parte del Ayuntamiento". Así lo manifestó el presidente de la Associació de Confraries de Setmana Santa de Palma, Miguel Llabata, quien reconoció que "más de una cofradía estaba preocupada".

"Lo del seguro ha quedado resuelto. Han aceptado la póliza que ya teníamos, que cubre las actividades propias de las cofradías durante el tiempo de las procesiones", explicó el representantes de los penitentes.

Los planes de seguridad, los itinerarios o los horarios de salida y llegada de las procesiones son algunos de los detalles que se acabaron de pactar ayer entre las cofradías –organizadores de la Semana Santa– y el consistorio –que se encarga de los servicios de asistencia sanitaria, policía y limpieza–.

"Los servicios ya estaban acordados desde el pasado 26 de febrero, por lo que nos hemos limitado a ratificar que todas las actividades estaban autorizadas", aclaró la regidora. Frade aprovechó para llamar a la participación e invitar a la ciudadanía a que "recoja un programa de las fiestas de Semana Santa, que ya están disponibles en el Ayuntamiento".

La solución para la cera, en 2017

Tras recibir el visto bueno para realizar la Semana Santa, la asociación de cofradías y el Ayuntamiento acordaron reunirse junto a los técnicos de Emaya "después de la Semana Santa para abrir un proceso de consenso y participación y encontrar una solución definitiva a los problemas que ocasiona la cera de las velas", expuso la edila de Participación. Por tanto, si hay cambios en la celebración religiosa, no será antes del 2017.

El presidente de las cofradías aseguró que esa solución "no pasará por pólizas de seguros", sino por una alternativa que respete la tradición y que, a la vez, reduzca la presencia de restos de cirio en las calles. "Queremos colaborar con las cofradías, porque ellas son las organizadoras de la Semana Santa, y que ella decidan cómo se sienten más cómodas", concluyó Eva Frade.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine