Corrupción en la Policía Local

Hila elimina la cúpula de la Policía Local y nombra jefe al mayor Bravo

El alcalde abrió ayer por motivos distintos expedientes disciplinarios a los comisarios Antoni Morey y Joan Mut y les suspendió de empleo y sueldo - Miquel Pericás dejará de ejercer de comisario en comisión de servicios y ocupará un puesto inferior

23.02.2016 | 14:50
El alcalde, José Hila, y la concejala Angélica Pastor, anunciando las medidas.

Fiscal de la corrupción

  • Subirán: "El escrito de Morey es bochornoso"

    El fiscal Miguel Ángel Subirán, que se encarga de la investigación de la corrupción de la Policía Local, tuvo que morderse ayer la lengua cuando se le pidió que valorara el escrito que había publicado Antoni Morey. Se limitó a señalar que lo consideraba "bochornoso". Dijo también que era un "escrito vergonzoso" para una institución como representa el colectivo de la Policía Local. Asimismo, recordó que la Policía Local actúa como Policía Judicial y, por tanto, siempre bajo las órdenes de jueces y fiscales, como establece la ley. Por tanto, dado que Morey ha puesto en duda una investigación judicial y se ha mostrado a favor de los policías locales que están en prisión por su implicación en la trama corrupta, el fiscal considera que  este comportamiento es "intolerable".  A pesar de las graves acusaciones que Morey vertió en sus dos escritos seguidos en la red social, en los que entre otras lindezas literarias señalaba que "se la trae floja" la reacción del juzgado de instrucción número 12, ni el juez Penalva, ni el fiscal Subirán tienen intención de presentar ninguna denuncia. Sin embargo, tampoco se van a dejar influir por sus palabras, a pesar de que Morey pueda decir públicamente que existe una campaña para desprestigiar a la Policía Local de Palma.
    Los investigadores recuerdan que han sido dos los jueces de instrucción, más los magistrados de la Audiencia,  que han intervenido en esta investigación y que todos coinciden en que varios policías se dedicaban a la extorsión.

El alcalde de Palma, José Hila, dio ayer un golpe de timón. Eliminó a la antigua cúpula de la Policía Local y, con el fin de superar "la situación excepcional" que vive el cuerpo, nombró como nuevo jefe al mayor José Antonio Bravo.

La máxima autoridad municipal destituyó al comisario Antonio Morey como jefe del cuerpo policial, le abrió un expediente disciplinario por las manifestaciones vertidas en su facebook contra el juez y el fiscal que investigan la trama de corrupción policial y le suspendió de empleo y sueldo.

Aunque por distintos motivos, también suspendió de empleo y sueldo al comisario Joan Mut y le abrió un expediente disciplinario, mientras que a Miquel Pericás, que ocupa el cargo de comisario en comisión de servicios se le ha "degradado" a mayor.

Tanto el alcalde como la concejala de Seguridad Ciudadana, Angélica Pastor, explicaron que la degradación de Pericás, se produce por una cuestión administrativa con el fin de que no exista ningún impedimento legal para que el mayor José Antonio Bravo ejerza el mando operativo de la Policía Local.

Bravo ocupará la jefatura del cuerpo de forma provisional hasta que la plaza de comisario jefe o intendente pueda ser cubierta de forma definitiva mediante la convocatoria de un concurso. Según la concejala Angélica Pastor, se prevé que "con la máxima brevedad" se pueda proceder a la convocatoria de este nuevo concurso, que estará abierto a funcionarios de todos los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado que cuenten con los requisitos suficientes.

En cualquier caso, según el reciente decreto de convalidaciones del Govern, los aspirantes tienen que ser funcionarios de carrera en activo incluidos en el subgrupo A1. De esta forma se podrían presentar candidatos de la Policía Nacional a partir de inspectores, tenientes de la Guardia Civil y del Ejército, alféreces de navío y mayores, comisarios e intendentes de la Policía Local.

La suspensión de empleo y sueldo y la apertura del expediente disciplinario contra el comisario Joan Mut, que ocupó hasta el pasado mes de septiembre el mando operativo del cuerpo, se ha producido según la concejala "por una serie de hechos que se han producido en estos últimos meses" que han sido recopilados por los responsables del cuerpo y que, presuntamente, "pueden ser constitutivos de faltas graves y muy grave".

Ambos expedientes fueron comunicados ayer tanto a Morey como a Mut y serán tramitados por la dirección general de Interior del Govern balear.

La suspensión de empleo y sueldo, tal como se establece en la legislación vigente, se produce por un período máximo de seis meses, a la espera de la resolución del expediente disciplinario. Durante este tiempo, también como indica la Ley, solo cobrarán el sueldo base. Según el alcalde, estas medidas "responden a una situación excepcional" y buscan "superar la difícil situación que vive la Policía Local", que se encuentra en estos momentos en un proceso de renovación del modelo policial que pretende conseguir "una policía más preparada, más motivada y más, profesional", centrada "en hacer cumplir las ordenanzas municipales y en la policía de barrio".

Hila aseguró que "se trata de un proceso imparable y que nadie detendrá, aunque tengamos que adoptar medidas dolorosas, con el fin de depurar las responsabilidades pertinentes". La máxima autoridad municipal también quiso lanzar un mensaje de "tranquilidad" a los ciudadanos y manifestó su apoyo a los agentes que están orgullosos del uniforme y son buenos profesionales".

El nuevo jefe ingresó en el cuerpo en 1984 como policía de barrio. Ha estado en distintas unidades como la nocturna, la administrativa, en la Platja de Palma y en la comisaría de apoyo. Actualmente era el jefe de la comisaría Operativa y de Seguridad. Es diplomado en Turismo, especialista universitario en criminalística por la UIB, en derecho penal y en derecho administrativo turístico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine