Cort quiere "tener voz propia" en el reparto de la ecotasa

El Ayuntamiento de Palma desea ser parte de la comisión que se formará para decidir el destino del impuesto sobre estancias turísticas

17.02.2016 | 13:19

El Ayuntamiento de Palma quiere "tener voz propia" y ser parte de la comisión que se formará para decidir el destino del impuesto sobre estancias turísticas del Govern al ser el municipio que tiene "la mitad de la población y de la presión hotelera" y ser beneficiario de la ecotasa.

Esta presencia debe ser "en colaboración con el resto de municipios e instituciones y con responsabilidad", ha especificado en rueda de prensa la portavoz del equipo de gobierno de Cort, Neus Truyol, quien considera que aún no se puede definir el porcentaje que le debe corresponder a Palma de la recaudación de la ecotasa.

El grupo municipal del PP ha planteado hoy que Cort obtenga el 10% de lo que se logre recaudar del futuro impuesto turístico y forme parte de esta comisión.

Según Truyol, el ayuntamiento debe esta en la comisión, que se formará una vez aprobado el impuesto, en atención a lo representa Palma para "la economía turística de Baleares" en términos cualitativos y cuantitativos.

Truyol ha admitido que el consistorio ya ha mantenido reuniones con el Govern para abordar su futura inclusión en la comisión para que se tenga en cuenta a Ciutat a la hora de la distribución de los recursos que logrará recaudar el impuesto.

Sin embargo, la regidora ha admitido que por ahora el consistorio no se plantea "un porcentaje concreto" para Palma, puerta de entrada de los turistas, de la distribución del impuesto, cuya importancia ha reivindicado constantemente el equipo de gobierno.

"Consideramos que un porcentaje cerrado no sería justo, depende del tipo de inversión, ya que se debe hacer una distribución equitativa entre todos los municipios e islas, y depende de los proyectos que se presenten anualmente", ha afirmado Truyol.

A pesar de que el tema se ha abordado en diversas ocasiones, la portavoz ha indicado que aún "no es una decisión tomada" el destino de las inversiones en Palma.

En otros asuntos, Truyol ha informado que en la junta de gobierno de hoy se ha aprobado la prórroga del contrato del alquiler del casal y la biblioteca de Sant Jordi hasta agosto, ya que el propietario hará reformas para que el local sea más accesible a personas con discapacidad, con lo que a partir de septiembre se firmará uno nuevo.

El arriendo subirá entonces de 1.200 a 1.400 euros mensuales, en respuesta a las mejoras, que Truyol ha calificado de positivas porque las personas con discapacidad tendrán un mejor acceso a estas instalaciones municipales.

Además, hoy se ha adjudicado por 31.000 euros el servicio de conexión inalámbrica wifi en zonas y espacios públicos de Palma, que ya cuenta con acceso en 18 puntos y 21 bibliotecas municipales.

El contrato por dos años estipula el precio unitario de los nuevos puntos y su coste de mantenimiento mensual.

La portavoz municipal ha informado también de que se han resuelto las alegaciones presentadas a lo pliegos del servicio de salvamento socorrismo de las playas de Palma para esta temporada de baño, sin que se haya presentado ninguna "sustancial".

El contrato del servicio de socorrismo, que funcionará a partir del 1 de mayo y hasta el 14 de octubre de este año,se podrá prorrogar hasta cuatro años.

Estos nuevos pliegos prevén cinco socorristas para esta temporada de baño, y una ampliación de media en el horario de atención de la tarde, así como cláusulas sociales en beneficio de las condiciones laborales y salariales de los trabajadores, como ya se dio a conocer cuando se informó del nuevo servicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine