Club Diario de Mallorca

"Las maltratadas deben desconfiar y evitar el contacto con el agresor"

La Policía Local insta a las víctimas de violencia de género a que preparen un plan de seguridad

05.02.2016 | 09:01
De izda. a dcha., Biel Rosselló, una alumna del curso, Jaume Pla, Angélica Pastor, Guillermo Mascaró, Margarita Carmona y Catalina Sastre.

Hay tres premisas básicas que la Policía Local de Palma enseña a las alumnas del curso dirigido a quienes han sido maltratadas: "Desconfiar, porque el agresor siempre intenta reconquistar a la víctima; cuando confías, bajas la guardia. Evitar el contacto, tanto físico como de comunicación por cualquier medio; de este modo ponemos una barrera, si no, la puerta continúa abierta. Y en tercer lugar, preparar un plan de seguridad personal por si se produce otro episodio de malos tratos". Lo explicó ayer la oficial de la Policía Catalina Sastre en el Club DIARIO de MALLORCA, en la mesa redonda sobre el 'Curso de Autoprotección a Víctimas de Violencia de Género de la Policía Local', que se empezó a impartir en 2009 y por el que han pasado 185 alumnas distribuidas en 15 ediciones, indicó el coordinador, el inspector Jaume Pla.

Sobre el plan de seguridad, Sastre señaló que las víctimas "deben saber qué hacer, dónde llamar (recomendamos el 112, ya que es gratuito y, aunque no haya cobertura, reciben la emergencia) y quién les puede ayudar en su entorno". La monitora de técnicas de seguridad también aconseja "tener preparada una maleta con ropa, dinero y documentación, porque muchas veces salen a la calle sin nada". En cuanto a las medidas de autoprotección, se tienen que aplicar en la vivienda, la vía pública, el trabajo y con los hijos, si los hay.

La Policía ofrece a las alumnas la posibilidad de realizar una inspección ocular de su casa para que sepan qué cambiar, como por ejemplo la cerradura, "ya que muchas veces se fían si el agresor les ha entregado la llave de la vivienda; y mejorar la luz del rellano, porque a veces no se ve bien por la mirilla", en palabras de Sastre. Además, "si hay una orden de alejamiento, deben contarlo a algún vecino de la comunidad, si viven en una finca de pisos, ya que si no lo saben, pueden dejar entrar al maltratador". Lo mismo recomienda en el trabajo.

En la vía pública, las víctimas tienen que "evitar tanto lugares oscuros como solitarios, así como romper la rutina para dificultar que las encuentre el agresor"; y si tienen hijos, "según las edades que tengan, hay que enseñarles a pedir ayuda, como llamar al 112, salir corriendo de casa y gritar".

Evitar la pasividad

El agente Biel Rosselló explicó qué hacer cuando se encuentran con el agresor y las ataca. "No hay que aceptar el papel de víctimas, porque una situación pasiva puede llegar a ser letal". Por ello, insta a mostrar una "actitud de no tolerancia", aunque como las técnicas defensivas que enseñan "no siempre vencen a la fuerza, lo primero que hay que hacer es pedir auxilio y tratar de huir".

Para la psicóloga Margarita Carmona, lo más gratificante del trabajo que realizan es que las participantes consiguen "volver a tener esperanza, aumentan la autoestima, confían en sí mismas y aprenden a vivir sin miedo". El agente Guillermo Mascaró leyó un texto de Nelson Mandela que resumía la sensación con la que las alumnas salen del curso: "Soy el amo de mi destino, el capitán de mi alma".

Mesa redonda: Violencia de género

Curso de Autoprotección a Víctimas de Violencia de Género de la Policía Local de Palma. Jueves, 4 de febrero a a las 19 horas. Club Diario de Mallorca. C/. Puerto Rico 15.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine