Medio ambiente

Emaya abre el punto verde a las empresas de Son Castelló

Los industriales de este polígono podrán dejar sus residuos en un servicio que hasta la fecha era de uso exclusivo para particulares

22.01.2016 | 10:27
Neus Truyol, junto a Alejandro Sáenz de San Pedro, en el punto verde.

Emaya ha autorizado a los empresarios de Son Castelló y Can Valero a utilizar el punto verde situado en el primero de los polígonos, para depositar residuos urbanos, no industriales.

La empresa municipal y la Asociación de Industriales de Mallorca (Asima) han alcanzado un acuerdo para que los empresarios de los polígonos de Palma puedan utilizar los servicios del punto verde, que hasta ahora solo podían hacer particulares.

Los residuos no podrán ser resultantes de su actividad industrial (de automoción, construcción, alimentación, etcétera) pero sí todos aquellos muebles, voluminosos, cartuchos de tinta y botes de pintura que generen.

La presidenta de Emaya, Neus Truyol, explicó ayer que esta decisión tiene como objetivo facilitar a los empresarios que se deshagan de forma adecuada y selectiva de sus residuos, para contribuir a evitar la proliferación de trastos abandonados en las calles.

Otro punto

En el punto verde de Son Castelló (y también en el de Sant Jordi abierto desde el pasado 1 de diciembre) se pueden depositar muebles y maderas, vidrio, chatarra, electrodomésticos con y sin CFC, escombros sin amianto (hormigón, tejas y baldosas) hasta un máximo de 10 bolsas de 30 litros; sanitarios, poliestireno expandido, restos vegetales, aceite vegetal y mineral, neumáticos, pinturas, barnices, adhesivos y disolventes.

También se recogen fluorescentes, cápsulas de café, cartuchos de tinta, pilas y baterías, radiografías, termómetros de mercurio y residuos textiles.

Según los datos del Ayuntamiento, el nuevo sistema de recogida de voluminosos puesto en marcha por Emaya en diciembre del pasado año, con días asignados por zonas de la ciudad, ha mejorado la gestión de estos residuos.

La cantidad de residuos voluminosos depositado en los puntos verdes ha aumentado un 6 % en diciembre respecto al mismo mes del año anterior, la chatarra se ha incrementado un 56 % y la cantidad de electrodomésticos, aparatos eléctricos y electrónicos casi se ha duplicado, pasando de 3.900 kilos en diciembre de 2014 a 7.671 en diciembre de 2015, según una nota remitida por el Ayuntamiento.

Neus Truyol, presidenta de Emaya, se reunió en el punto verde, con Alejandro Sáenz de San Pedro, director de Asima, ayer por la mañana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine