Arcas municipales

Cort negocia con el Govern el rescate del parque de Bomberos

La infraestructura costó 15 millones y el Ayuntamiento deberá pagar 121 hasta 2039

22.01.2016 | 10:27
Las nuevas instalaciones están en funcionamiento desde 2010 en Son Malferit.

El dato

  • Cort pretende reforzar el papel del IMI

    El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Palma pretende reforzar el papel del Institut Municipal d´Informática (IMI) en el control de los servicios, aunque ello no va a significar, según el concejal de Hacienda, Adrià García, "que sea el único operador del servicio ni el incremento de personal". A raíz de una proposición presentada por el grupo muncipal de Ciudadanos en la comisión de Hacienda celebrada ayer, García afirmó que el equipo de gobierno no pretende convocar un nuevo macroconcurso para la gestión de los servicios informáticos, tal como se hizo en 2004 por un período de diez años, lo que ha supuesto que Cort deba pagar mensualmente a la actual adjudicataria T-Sistems Iberia, más de 500.000 euros mensuales, lo que supone un gasto de 6 millones anuales, por unos servicios que, a menudo, el Ayuntamiento no controla. En estos momentos la empres adjudicataria presta sus servicios desde tres centros de proceso de datos en Martorell, Cerdanyola y dentro de las propias instalaciones municipales del IMI. Su gestión ha sido problemática desde el principio, ya que la empresa que ganó el concurso convocado en 2004 fue GEDAS Iberia S. A., frente a la propuesta presentada por T-Sistem. No obstante, un año más tarde, T-Sistem se subrogó el contrato de Gedas y,  con posterioridad, se incorporó el servicio de atención al ciudadano, con la incluisón de la centralita teléfónica y los servicios del 092 y 010 con un funcionamiento de 24 horas los 365 días al año.

El Ayuntamiento de Palma negocia con el Govern balear el rescate de la concesión del nuevo parque de bomberos con el fin de que esta infraestructura deje de lastrar las arcas municipales.

El concejal de Hacienda de Cort, Adrià García, reveló la existencia de negociaciones con el Ejecutivo autonómico a raíz de una propuesta del grupo municipal Ciudadanos en la que se solicita la adopción de un acuerdo plenario en el mismo sentido.

García justificó la negativa de apoyar la moción de Ciudadanos por parte del equipo de gobierno, porque las negociaciones ya se han iniciado y por otra razón: antes de que haya un acuerdo plenario que obligue al rescate de la concesión se quiere que las instalaciones se pongan al día.

Según García, a lo largo de los cinco años en los que la nueva infraestructura ha estado abierta en el polígono de servicios de Son Malferit, su mantenimiento ha sido nulo por parte de la empresa concesionaria. Por ello, si ahora el Ayuntamiento se limita a recibirlas sin calcular el coste de su puesta a punto puede suponer tener que realizar una inversión adicional por parte de las arcas municipales, cuando se debe reclamar su ejecución a la constructora.

El nuevo parque de bomberos fue construido por el Govern a través de la sociedad pública CAIB-Patrimoni en un solar municipal de 10.283 metros cuadrados situado en el polígono de servicios de Llevant y posteriormente arrendado al Ayuntamiento.

La empresa constructora, además de ejecutar las obras de la infraestructura debía aportar el material necesario para su funcionamiento, además del mantenimiento durante todos los años de la concesión, que finaliza en 2039.

El Ayuntamiento, a cambio, abona un alquiler mensual a la sociedad CAIB-Patrimoni por un importe de 300.000 euros, lo que supone un gasto anual de 3 millones. De esta forma, una inversión de 25 millones (15 de las obras y 10 del material aportado por la concesionaria), se convierte en un gasto para las arcas municipales de 121 millones, cinco veces superior

Con el anterior Pacto de Progreso también se iniciaron las negociaciones para el rescate de la concesión o una renegociación de las condiciones de pago, lo que hubiera supuesto un ahorro para las arcas municipales "de unos 20 millones", según los cálculos del entonces responsable de Hacienda y ahora diputado autonómico por el PSOE, Andreu Alcover.

En concreto, se planteaba que la financiación por parte del Ayuntamiento se realizara mediante la formalización de un préstamo a 15 años con un interés al cinco por ciento, por lo que el coste final de la infraestructura habría sido de 50 millones y no los 121 previstos actualmente.

En estos momentos una operación de estas características aún podría ser más beneficiosa para las arcas municipales, puesto que en estos momentos los intereses bancarios están por debajo del 5%.

El nuevo parque adolece de importantes deficiencias desde su puesta en funcionamiento reiteradamente denunciadas por los bomberos. Entre ellas, se detectaron numerosas filtraciones de agua en distintas dependencias, además de la ausencia de salida de humos en la torre de prácticas, lo que dificultaba su utilización. Lo anterior contrastaba con el lujo de determinadas dependencias o la instalación se sofás de 20.000 euros, materiales nobles y televisiones de última generación.

La fiscalía anticorrupción investigó el supuesto desvío de fondos públicos en la construcción del parque y en el nuevo edificio de Salud en la denominada operación Bonsai, en la que fueron detenidos el exdirector general de Tributos con el Govern de Jaume Matas, Jorge Sainz de Baranda, y el exdirector de Emergencias, Joan Pol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine