Balance

La Oficina Antidesahucios paraliza o aplaza 56 casos y aloja a siete familias

Los 24 programados por el impago de la hipoteca y gestionados por Cort han sido detenidos

17.01.2016 | 02:45
Imagen de archivo de la protesta por un desahucio durante la pasada legislatura.

La Oficina Antidesahucios del Ayuntamiento, creada hace seis meses por el gobierno municipal de izquierdas, ha contribuido a paralizar o aplazar 56 desahucios y ha alojado a siete familias echadas de sus casas. "Es un resultado muy satisfactorio", tal como señaló ayer al hacer balance de este servicio el concejal de Modelo de Ciudad, Urbanismo y Vivienda Digna de Cort, Antoni Noguera, quien subrayó también la "buena colaboración con los bancos".

De hecho, los 24 casos de desahucios programados por impago de préstamos hipotecarios gestionados por la Oficina Antidesahucios han sido paralizados. En total, los siete trabajadores que atienden el departamento de ayuda a los vecinos de Palma con dificultades severas para pagar su vivienda han tramitado 405 expedientes, de los que 300 son por impagos de cuotas hipotecarias, 175 por deudas de alquiler y 30 por ocupación ilegal, como detallaron.

"La oficina es un espacio de esperanza", según destacó Noguera acompañado de la responsable del departamento, Margalida Cladera, quien animó a solicitar ayuda a todas las personas que atraviesen dificultades para conservar su vivienda.

Cladera indicó que cuando las familias amenazadas de desahucio no tienen ningún recurso económico y, por tanto, carecen de opciones para afrontar aplazamientos y renegociación de cuotas hipotecarias o de alquiler, se les ofrecen opciones a través a través del Patronat de l´Habitatge, el programa Palma Habitada y el Servei d´Acollida Municipal (SAM). En los seis primeros meses, cuatro familias han accedido a viviendas del Patronat, una se ha beneficiado del Palma Habitada y dos han sido acogidas por el SAM.

Las entidades bancarias han concedido cinco alquileres sociales de los 15 solicitados hasta el momento, y en 30 casos se ha aplicado el código de buenas prácticas, que prevé el pago únicamente de intereses durante cuatro años, reducciones del capital pendiente de hasta el 25%, alargamiento del periodo del préstamo a 40 años e incluso la dación en pago.

Los 30 expedientes en los que se ha desarrollado dicho código afectan a familias que aún no tenían señalada fecha de desahucio, una situación en la que también estaban otros 12 deudores que han renegociado su hipoteca y cuatro que han obtenido la dación en pago o la condonación de la deuda con otra fórmula.

"Cambio radical"

El concejal de Modelo de Ciudad, Urbanismo y Vivienda Digna de Cort insistió en que estos resultados representan un "cambio radical" respecto a la labor del Ayuntamiento frente al problema de los desahucios en la pasada legislatura.

Por su parte, la responsable de la Oficina Antidesahucios señaló que el cambio de actitud de las entidades bancarias ha facilitado las soluciones en los casos de viviendas hipotecadas, mientras que los que afectan a alquileres resultan más complejos porque en ocasiones los propietarios también atraviesan dificultades económicas.

"Algunos propietarios se han puesto en contacto con nosotros para ayudar a sus inquilinos" a pagar sus deudas y evitar un desahucio, tal como relató ayer Cladera durante el balance de los seis primeros meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine