Urbanismo suspende el desarrollo de Can Tàpera, donde se prevén 207 pisos

23.12.2015 | 01:14
Vista panorámica del único bosque que hay en Cala Major.

La gerencia de Urbanismo de ayer suspendió la tramitación del desarrollo urbanístico del único bosque de Cala Major, lindante a la finca de Can Tàpera. El PGOU de 1998 permite 207 viviendas en una extensión de 42.000 metros cuadrados y el actual equipo de gobierno del Pacto quiere evitar el "impacto" que supondría esta urbanización de la promotora Dracplus, por lo que los técnicos municipales propondrán una modificación de la construcción y ubicación prevista.

Durante el año que dura la suspensión, no se les concederá ninguna licencia urbanística, tal como se aprobó ayer. Además, la gerencia de Urbanismo instará a la junta de gobierno de Cort a que eleve al pleno "hacer los estudios necesarios para modificar el Plan General de Ordenación Urbana" en el ámbito afectado y el suelo rústico que lo rodea con el fin de "conseguir la protección de la colina de Can Tàpera".

La promotora, cuyo administrador único es Víctor Grande Prohens, hijo de Vicente Grande, quien protagonizó en 2008 el mayor concurso de acreedores de la historia de Balears, pretende edificar más de 200 viviendas plurifamiliares, además de una carretera en parte del pulmón verde existente entre Cala Major y Sant Agustí. El proyecto colea desde hace más de una década y provocó la movilización de los vecinos, por lo que ahora Cort quiere minimizar su impacto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine