Infraestructuras

Cort retrasa un año más la reforma del campo de fútbol de la Antoniana

No hay dinero en los presupuestos de 2016 para instalar césped artificial y renovar los vestuarios - El Independiente Camp Redó es el único equipo de Palma que juega partidos oficiales sobre tierra

30.11.2015 | 02:45
Protesta de familias y jugadores del Independiente Camp Redó en 2012 bajo el lema "Por un campo digno".

La promesa electoral de reformar el campo de fútbol de la Antoniana se queda en stand by. Los presupuestos del Ayuntamiento de Palma para el 2016 no tienen dinero para reformar el único campo de tierra de Palma en el que se disputan partidos oficiales (el resto de pistas del municipio dispone de césped artificial). Sin embargo, el equipo de gobierno tripartito mantiene el compromiso de reformar las instalaciones deportivas que utiliza el Independiente Camp Redó.

La regidora de Deportes de Cort, Susanna Moll (PSOE), se reunió la semana pasada con la junta directiva del club para detallar los motivos del aplazamiento del proyecto. Desde el club mostraron su disgusto: ya hace una década que se habla de la reforma del campo y todavía no ha llegado la fecha para la renovación del campo.

La concejala Moll explicó que no hay dinero para la reforma, porque el tripartito de Cort ha dado prioridad a temas sociales. "Es uno de los proyectos que se hará sin falta esta legislatura, pero no será inmediato", aclaró la edila.

Mientras tanto, el Ayuntamiento de Palma –a través del Institut Municipal de l´Esport (IME)– quiere redactar el proyecto de reforma integral del campo de fútbol. La idea del Independiente es que solo les coloquen el césped artificial, una reforma que oscilaría entre los 300.000 y los 400.000 euros. Sin embargo, Cort calcula que las obras costarán unos 600.000 euros, ya que también hará falta renovar la iluminación, los drenajes de agua y los vestuarios. Para ahorrar costes, es probable que coloquen el césped artificial que Cort instaló en el Estadi Balear, que está en buen estado.

La Federació de Futbol de les Illes Balears se ha comprometido a aportar 90.000 euros para las obras. Cort asumirá el resto, pese a que el Ayuntamiento de Palma no es propietario de los terrenos. El dueño es la UIB, que lo tiene cedido para que lo use el Independiente Camp Redó.
Por ello, el Ayuntamiento necesita justificar el gasto en una parcela de la que no es titular y, a cambio, está negociando un convenio con la UIB para que cedan el uso a Cort de forma gratuita. "Hemos conseguido un pacto con la universidad, mientras que en la pasada legislatura el tema estaba parado y olvidado. Esperamos firmar el convenio a principios de 2016 y reclamaremos que dure durante la vida útil del nuevo césped artificial", explicó Moll. El acuerdo podría durar entre quince y veinticinco años.

Pendientes del Govern

La reforma se podría desbloquear para el 2016 si finalmente llegan los fondos de la Ley de Capitalidad que el Govern no ha presupuestado para el Ayuntamiento de la capital. Se trataría de una inyección de 22 millones de euros adicional a repartir entre las diferentes regidurías de Cort.
Moll apuntó que las inversiones prioritarias de su departamento son la reforma de la Antoniana, la del campo de Verge de Lluc –también es de tierra, pero en él no se juegan partidos oficiales– y la creación de un polideportivo en Son Oliva para el equipo de fútbol sala, además de renovar el sistema de calefacción de las piscinas de Son Hugo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine