Polémica

La Audiencia Nacional decidirá en unas semanas si ses Fontanelles obtiene licencia

El Govern ha presentado un recurso contra la promotora de Palma Springs, que puede conseguir los permisos del centro comercial por vía judicial - La Comisión Nacional de la Competencia pidió de forma cautelar que se les conceda la autorización

22.11.2015 | 02:45
Imagen de archivo de las obras.

El dato

  • El Defensor del Pueblo archiva el expediente contra el centro comercial

    El Defensor del Pueblo ha archivado la denuncia de un particular contra la licencia de obras de ses Fontanelles. Se trata de una queja que planteó un abogado de Alicante para el proyecto Aqua Màgica, que incluía 22 edificios de uso indeterminado pero no prevía construir un centro comercial. Es la única licencia que tiene la promotora, que hace referencia al proyecto de 2007.
    “[El Defensor del Pueblo] No entrará en el examen individual de aquellas quejas sobre las que está pendiente resolución judicial y lo suspenderá [...] si se interpusiere demanda o recurso”, argumenta la institución en una resolución emitida recientemente. Mediante ese escrito, el Defensor del Pueblo da por finalizadas las actuaciones sin entrar en el fondo del asunto y remite a la decisión que adopten los tribunales. Sin embargo, el abogado de Alicante que presentó la queja –Raúl Sánchez Santorio, que nunca ha querido aclarar cuál es su motivación para luchar contra el proyecto de centro comercial– ha presentado un recurso contra la decisión. Aparte de la denuncia que Competencia ha interpuesto frente a la Audiencia Nacional, queda otro pleito pendiente de resolver en el Tribunal Superior de Justicia de Balears. En ese caso, los jueces deberán determinar cómo interpretar la ley del suelo de Balears en relación a la autorización de nuevos centros comerciales. La sentencia se espera en menos de medio año.

La licencia del centro comercial de ses Fontanelles depende de la Audiencia Nacional. El tribunal estatal se encargará de decidir si la promotora de Palma Springs consigue los permisos para desarrollar en el humedal de la Platja de Palma el gran complejo de tiendas y ocio. Y la decisión se espera en cuestión de días o semanas. Ya se han cumplido todos los trámites procesales para que la Audiencia Nacional decida si concede la licencia de manera cautelar, una petición que realizó la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

En caso de que los tribunales fallen a favor de la promotora, la decisión implicará conseguir los permisos de forma casi inmediata. Luego la empresa que gestiona el proyecto, Unibail-Rodamco, deberá solicitar al Ayuntamiento de Palma las licencias de obras y de actividades. Cort inició en septiembre los trámites para que caduque la petición de estas dos licencias, porque su obtención depende de conseguir previamente la licencia de gran establecimiento comercial. Si el expediente caduca, la promotora deberá reiniciar desde cero la tramitación.

El Govern balear ha denegado en dos ocasiones esta autorización por cuestiones urbanísticas y las dos veces han recurrido la decisión ante la Justicia. La primera, ante el Tribunal Superior de Justicia de Balears. La segunda, más recientemente, ante la Audiencia Nacional. Ese segundo recurso parte de un informe de la CNMC, que considera que el Govern balear no ha actuado "conforme a los principios de necesidad y proporcionalidad" y que no ha respetado la Ley de Garantía de la Unidad de Mercado.

El documento va apoyado por informes de otras comunidades autónomas que opinan que el Govern balear no habría respetado la libre competencia. Las más duras contra el Ejecutivo autonómico son Andalucía y la Comunidad Valenciana, que concluyen que la decisión de denegar la licencia comercial no se ajusta a la legalidad. Tras recabar los informes, Competencia interpuso un contencioso administrativo a la Audiencia Nacional. En esa denuncia, la CNMC solicitó como medida cautelar que le otorguen a Palma Springs la autorización del centro comercial. Se sumó a la petición la promotora del establecimiento, Unibail-Rodamco, una multinacional francesa especializada en centros comerciales.

La actuación del Govern balear se ha mantenido igual a lo largo del procedimiento. El Ejecutivo Armengol ha defendido la decisión del anterior gobierno del PP y ha presentado alegaciones para que no les concedan la autorización de forma cautelar.

Independientemente de que se conceda la medida cautelar, la decisión definitiva será la de la sentencia judicial. Una sentencia favorable –ya sea en el caso que estudia el TSJB o en el de la Audiencia Nacional– desbloquearía el futuro del centro comercial.

Si la promotora no consigue un pronunciamiento favorable de los tribunales, la moratoria a las grandes superficies que han impulsado PSOE y Més impediría temporalmente la construcción de Palma Springs.

Mientras tanto, la empresa promotora da por hecho que el proyecto se convertirá en realidad y sigue firmando contratos con diferentes grandes marcas para que se instalen en ses Fontanelles. La apertura que habían anunciado para el centro comercial era otoño de 2016, una fecha imposible dados los continuos reveses administrativos contra el proyecto. La nueva fecha estimada para abrir el recinto es finales de 2017.

Obras paradas: la urbanización del solar está casi acabada

Las obras en el humedal de ses Fontanelles comenzaron el 11 de diciembre de 2013. Fue entonces cuando la maquinaria de Melchor Mascaró inició las obras de urbanización, que implican la instalación de alcantarillas, asfaltado de calles y creación de aceras, entre otros elementos. En abril de este año las máquinas dejaron de trabajar. Lo único que falta es la electrificación de la zona, que se hará se forma simultánea a la construcción del centro comercial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine