Encuesta

Los perros en el bus, "una buena idea"

Los usuarios de la EMT aprueban mayoritariamente que los animales de compañía viajen junto a las personas

18.11.2015 | 01:44
Los perros en el bus, "una buena idea"

¿Le parece bien que los perros puedan viajar en los autobuses de la EMT?

  • Alin Gabriel Buduroi, técnico de mantenimiento: “No me parece una mala idea, así no tienen que dejar los perros solos en casa. Me da igual que se suban al bus, mientras no se caguen y no muerdan. Está bien que paguen un billete”
  • Encarnación García, camarera de pisos: “¡Qué guay! Me parece muy bien. Yo tengo perros y no tengo coche. Utilizo las líneas 15 y 25 y está muy bien que puedas montarlos, porque en muchos taxis no te dejan llevarlos”
  • Antonia Sallago, camarera de pisos: “No me convence la idea. Tengo perro, pero no lo subiría a un autobús con niños y personas mayores. Es un sitio cerrado y sobre todo lo veo un riesgo por temas de salud y de seguridad”
  • Cipriano Ruiz, pensionista: “Es una buena idea. Si una persona tiene un animal y tiene que desplazarse lejos, no va a dejar el perro abandonado todo el día. Depende de si el dueño lo ha educado bien”
  • Eulogio Borrego, encofrador: “Me parece mal. Me gustan mucho los animales, pero no en el autobús. Por la mañana voy a caminar a Can Pastilla y todo el rato ladran y molestan. Por mí que no entren”
  • Maritza Tapia, ama de casa: “Me parece bien. No todos tenemos coche y así me será más fácil llevar a mi perro a sitios lejanos. También me parece bien que haya que pagar un billete: no puede ser todo gratis”
  • Luisa Martínez, parada: “Está bien que puedan subir los perros. Yo tengo uno y me gustaría llevarlo a pasear por Palma. Creo que también puede ser bueno para los turistas y que no los dejen en su país”
  • Joana Comas, jubilada: “No me molesta que suban al bus mientras estén bien cuidados y en condiciones. A mí los perros me gustan, pero a otros quizás les molestan. Los extranjeros quieren mucho a los animales”
  • Manolo Esteban, jubilado: “Me parece bien. No tengo perro, pero creo que el que no tiene que molestar es el dueño. El bozal lo veo bien, porque nunca se sabe cómo puede reaccionar un animal”
  • Adriana Bosch, parada: “No me gusta la idea. Creo que los perros deberían pagar más que una persona. Quien lleva un perro en el avión tiene que pagar más, ¿no? Además, los animales huelen mucho y el bus está cerrado”
  • Celine Vaudoux, parada: “Me parece bien. Es normal que les obliguen a llevar correa y bozal. También estoy de acuerdo con que paguen billete. Los dueños deben ser responsables y llevar solo perros tranquilos”
  • Nubia Agudelo, camarera: “Es complicado. Entiendo que los perros tienen derechos a viajar, pero pueden ser un problema. Entiendo que es necesario para alguien que no tenga coche, pero yo no subiría mis perros al bus”

La autorización para que los perros puedan viajar en más líneas de bus ha sentado bien entre los usuarios del transporte público. Durante una consulta a pie de calle que realizó ayer este diario, la gran mayoría de ciudadanos concluyeron que era "una buena idea" y que les parecía "bien". Todos coincidieron en que, para que los perros utilicen los autobuses de la EMT, deben cumplir un mínimo de normas. Aprueban que deban llevar bozal y correa, y también que tengan que pagar billete (una tarifa reducida de 30 céntimos).

Se trata de una opinión completamente distinta a la que los ciudadanos mostraron en 2013, cuando el equipo de gobierno del PP inició la prueba piloto de los perros en los buses de la línea 30. En aquel entonces la mayoría opinó en contra. Solo 149 perros viajaron durante el primer año y no hubo problemas con los pasajeros. Por ello, en 2014 el equipo de gobierno de Isern amplió el servicio para las líneas 2 y 20.

El Ayuntamiento de Palma anunció el pasado lunes que ampliaba las líneas de la EMT en las que se pueden subir los animales de compañía: la 1, la 3 la 15 y la 20 son los nuevos trayectos. Sin embargo, se mantienen las mismas condiciones. Aparte de la correa, el bozal y el tique, los canes no se podrán subir durante las horas punta y tampoco si los buses van bastante llenos.

Independientemente de que estén a favor o en contra de la medida, la preocupación mayoritaria entre los encuestados es que los animales no defequen ni orinen en el autobús. Los consultados piden responsabilidad a los dueños de mascotas para que solo lleven consigo a los canes que tengan buen comportamiento.

"No me molesta que suban al bus mientras estén bien cuidados y en condiciones", opinó Joana Comas. "Me da igual que se suban al bus, mientras no se caguen y no muerdan", apuntó Alin Gabriel Buduroi. Celine Vaudoux señaló que "la responsabilidad debe ser del dueño: si se suben a un bus, deben llevar solo perros tranquilos".

Un incentivo turístico

La guía turística Kaluza Medioni agregó que será una buena idea de cara al turismo. "En Alemania, Francia o Bélgica también se permite que los perros suban al bus", manifestó. De hecho, dos de las líneas que ya se han sumado a esta iniciativa son la 1 y la 21, que van al aeropuerto. Al comercial Fernando Iglesias no le pareció buena idea, porque los buses al aeropuerto suelen ir completos entre las maletas, los turistas y los trabajadores de Son Sant Joan.

Entre los contrarios a la medida, hubo quien se quejó de los olores o de posibles reacciones violentas. Adriana Bosch defendió que los perros paguen más que sus dueños, porque los animales "huelen mucho y el bus está cerrado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine