Tribunales

El náutico de Palma deberá pagar 63.000 euros por un despido ilegal

El club argumentó que tenía pérdidas económicas para deshacerse de un empleado, pero un juzgado les desmiente

15.11.2015 | 01:49

El Real Club Náutico de Palma (RCNP) deberá indemnizar con más de 63.000 euros a un trabajador de la entidad al que despidieron de manera ilegal. Tras la entrada en vigor de la reforma laboral, el RCNP se aprovechó para deshacerse de un empleado y pagarse menos finiquito. El club argumentó que tenía pérdidas económicas. Sin embargo, el trabajador les demandó y ahora un juzgado de Palma le ha dado la razón: el club no perdía dinero, por lo que el despido fue improcedente.

Los hechos se remontan a julio de 2014, fecha en que el trabajador fue despedido. Se trataba de un empleado con quince años de antigüedad en el RCNP, pero que durante el 2014 comenzó a tener problemas con los directivos de la entidad. Según el testimonio del trabajador, en repetidas ocasiones le insistieron para que se marchara del club e incluso le rebajaron la categoría laboral como forma de presión.

Tras medio año de tensión, el trabajador fue despedido poco antes del gran acontecimiento que cada año organiza el RCNP, la Copa del Rey de Vela. Argumentaron que le despedían por causas objetivas económicas. En la carta de despido el club detalló una serie de cifras de sus cuentas anuales para justificar que en 2013 habían perdido 600.000 euros respecto a 2012.

Sin embargo, la realidad era otra. La sentencia judicial afirma que en 2012 en club tuvo una cifra de negocio de 3,95 millones. La cantidad se incrementó en 2013 hasta los 4,15 millones, según los datos aportados por el propio club.

La situación fue más grave, de acuerdo al fallo judicial. Poco después de despedirle, el RCNP contrató a varios trabajadores de refuerzo para la temporada de verano. Además, no le pagaron ni un euro de finiquito porque el club adujo que no tenía liquidez. Un testigo desmintió al club y constató que sí había dinero en la caja para pagar el despido. A día de hoy, más de un año después del despido, el trabajador despedido sigue sin haber cobrado nada por el despido.

Por todo ello, el juzgado afirma que "no se acredita la veracidad" de la carta de despido, sostiene que el despido fue improcedente y condena al Real Club Náutico de Palma a pagar 63.500 euros a su antiguo empleado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine