Inserción social

El centro social de Rafa Nadal en la Soledat comienza a funcionar

Las instalaciones están gestionadas por la Fundación Diagrama y promocionarán el deporte entre niños y jóvenes de familias sin recursos

15.11.2015 | 01:49
La inauguración del centro tuvo lugar el pasado 19 de octubre.

El centro que la Fundación Rafa Nadal ha construido en Palma ya ha abierto sus puertas. Hace casi un mes que está en funcionamiento para atender a niños y jóvenes de familias con pocos recursos o en situación de riesgo de exclusión social. Las instalaciones han sido pensadas para alojar un centro de actividades deportivas y de formación orientado a la inserción social de los menores.

La construcción del centro ha tardado poco más de un año. En junio de 2014, el anterior equipo de gobierno del PP anunció que cedía un solar de 1.500 metros cuadrados para construir el centro en la calle de Brotad, situada entre los barrios de Nou Llevant y la Soledat Sud.

El Ayuntamiento justificó la cesión de los terrenos en que el proyecto contribuiría a la cohesión social de la zona, en la que hay muchas familias inmigradas o en riesgo de exclusión.

La gestión de las instalaciones ha sido encomendada a la Fundación Diagrama, una entidad sin ánimo de lucro especializada en colectivos de riesgo. Cuando la sede del centro todavía no estaba construida, la fundación ya comenzó sus actividades. Durante el curso escolar 2014-2015 atendieron a más de 80 menores en las pistas exteriores, que se edificaron antes que estuviera acabado el centro.

Las obras del centro finalizaron a principios de este otoño y entró en funcionamiento el pasado 19 de octubre. Cada tarde varios grupos de menores de los barrios cercanos pasan unas horas allí jugando, practicando deporte o realizando otras actividades educativas. De momento, la Fundación Rafa Nadal no ha permitido a los medios el acceso al interior de sus instalaciones.

Lo que sí ha trascendido es que el centro cuenta con varias aulas de estudio, una sala para lectura y juegos, un vestíbulo, un comedor y una pista polideportiva. Esos espacios les servirán para inculcar hábitos como la lectura o la alimentación sana en los jóvenes.

Los menores que actualmente van al centro tienen entre 6 y 16 años y han sido redireccionados a través de sus colegios o de los centros municipales de servicios sociales. Sin embargo, también aceptan inscripción de familias externas y para ello han dejado un teléfono de contacto a las puertas del centro.

Cuando el centro esté a pleno rendimiento esperan atender hasta a 200 niños. Para la Fundación Rafa Nadal, que fue creada en 2008, se trata del primer proyecto propio que han desarrollado y su intención es exportar este mismo modelo de centros socioeducativos a otras ciudades de España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine