Corrupción en la Policía Local

El juez rechaza que se realice una prueba de cocaína a tres policías que están en prisión

Los agentes querían demostrar con esta prueba que los testigos que han declarado que eran consumidores de droga no han contado la verdad

14.11.2015 | 02:38
Los policías investigados en esta trama de corrupción y extorsión continuarán de momento en la cárcel.

Las claves

  • Acusaciones: Un testigo relató que los policías consumían droga
    Uno de los múltiples testigos que ha declarado en la investigación ha señalado que los policías de la Patrulla Verde consumían droga en su local, al tiempo que bebían alcohol.

    Negativa: Los investigados negaban que hubieran tomado estas drogas
    Los policías de esta unidad especial negaron ante el juez Penalva que fueran consumidores de droga, ni siquiera de forma esporádica. Por ello, su abogado propuso que se les hiciera esta prueba para analizar el cabello.

    No es necesario: El juez cree que la prueba no iba a servir de nada
    El juez rechaza que se haga esta prueba, por cuanto la considera innecesaria. El testigo se refiere a hechos ocurridos hace años, por lo que el análisis no aportaría nada.

Acusaciones

  • La Patrulla Verde como trama criminal

    Los tres policías locales encarcelados que han recurrido la decisión que adoptó el juez Penalva, a petición del fiscal Miguel Ángel Subirán, seguirán de momento en la cárcel. No existe, al menos de momento, la intención de que queden en libertad, por cuanto el instructor del caso de corrupción más grave que ha sufrido la Policía Local de Palma en toda su historia, entiende que los hechos que han protagonizado estos funcionarios son tan graves, que merecen seguir entre rejas. El juez considera que la Patrulla Verde se había convertido en una "trama criminal", que consistía en extorsionar a determinados empresarios de locales nocturnos de Palma, exigiéndoles el pago de dinero, a cambio de impedir las inspecciones y, lógicamente, para evitar sanciones y propuestas de cierres.
       Los investigadores, mientras tanto, continúan tomando declaración de los testigos que han detallado estas prácticas corruptas. Ayer mismo el juez se entrevistó con un testigo, que hasta el momento únicamente había declarado ante la Policía. El hombre ratificó el contenido de su denuncia.

El juez Manuel Penalva ha vuelto a rechazar una propuesta de la defensa conjunta que defiende los intereses de los tres agentes de la Patrulla Verde de Palma, que están en prisión, acusados de corrupción.
El letrado Gaspar Oliver presentó la pasada semana un largo escrito, en el que además de reclamar la libertad de sus representados, también solicitaba que se les practicara una prueba científica. En concreto, pretendía que se les realizara una prueba para demostrar si eran o no consumidores de droga. Una prueba que consiste en tomar una muestra de un cabello, que permite confirmar si se ha consumido cocaína e incluso en que periodo aproximado de tiempo se ha producido el consumo de esta sustancia.
Los policías Gabriel Torres (jefe de la Patrulla Verde), Gabriel Mayol y Josep Mayans negaron en su declaración ante el juez que fueran consumidores de droga. Hay varios testigos que han asegurado que esos tres policías acudían a un determinado local nocturno de Palma y allí se reunían para consumir cocaína. Señalaba también que este consumo de cocaína lo mezclaban con el alcohol. El encargado del bar les llamó la atención en más de una ocasión, pero finalmente permitía que consumieran, ya que de lo contrario sabía que le someterían a inspecciones. La defensa pretendía demostrar con esta prueba que estos testigos mentían al afirmar que tomaban droga en su local.
El juez, sin embargo, rechaza la prueba planteada por la defensa. Señala en su auto, comunicado ayer, que los hechos que describe el testigo que alude al consumo de cocaína no se habrían producido en fechas recientes, sino que se remontan a años atrás. Por tanto, "nada puede aportar una prueba que acredite eventualmente que a fecha de hoy no son consumidores de cocaína", señala el magistrado en su resolución. En la misma línea, recuerda el juez que el consumo esporádico de cocaína "no permanece en el cuerpo mucho tiempo". Los policías locales implicados en la trama corrupta llevan dos semanas ingresados en la cárcel de Palma, por lo que el juez entiende que en estos momentos no se van a encontrar restos de estupefacientes, con independencia de que los hubieran consumido recientemente.

Acusaciones

Pero al margen del resultado que podría obtener esta prueba denegada, el juez Penalva deja muy claro que los tres policías de la Patrulla Verde no están implicados en esta trama por consumir cocaína, "sino por muchos y variados delitos". El instructor considera que "nada aporta a la causa ni a la defensa tratar de demostrar que a fecha de hoy no son consumidores de estupefacientes, pues consumir cocaína o ser, o haber sido, consumidor, solo puede actuar como atenuante o eximente", pero que no es esta "la finalidad perseguida por la prueba solicitada".
No se descarta que el abogado, ante la negativa del magistrado a que se realice esta prueba científica, acuda a la Audiencia para que la autorice.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine