La Policía Local requisa 1.600 libros en dos días del puesto callejero de ses Estacions

Sancionan al propietario por ejercer la venta ambulante irregular, quien cree que "la solución sería pagar una tasa de ocupación de la vía pública"

30.10.2015 | 02:48
Momento en el que los agentes requisaban los libros este miércoles.

­La Policía Local ha requisado 1.600 libros del puesto de venta situado junto al parque de ses Estacions, al lado de la estación intermodal, y ha sancionado al propietario por ejercer la venta ambulante sin autorización. La retirada de dichos ejemplares se produjo anteayer y el viernes, unos 800 libros de segunda mano cada día, como explica el dueño, Juan Bautista Calatayud, que solicita al Ayuntamiento que le devuelva el material debido a que es su medio de subsistencia y se ha quedado sin dinero para poder comprar más.
Se dedica a la venta de lance en esta concurrida zona de la ciudad desde finales de 2013, cuando Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) le otorgó un permiso de ocupación de la vía pública en el espacio existente entre los dos bares allí ubicados, según afirma Calatayud, quien desembolsaba una tasa por este concepto a la empresa pública del ferrocarril. Sin embargo, posteriormente, SFM optó por alquilar este tramo de su competencia a uno de los negocios de restauración para que instalase una terraza con mesas y sillas.

"No es ambulante"

Desde entonces, el vendedor ocupa un espacio municipal, por lo que cree que "la solución sería pagar una tasa de ocupación", al igual que los puestos de venta de otro tipo de artículos, propone el afectado. Al mismo tiempo, está analizando con un abogado la posibilidad de recurrir la sanción debido a que considera que "no se trata de venta ambulante, ya que el material siempre está en el mismo lugar".
La Policía Local le requisó los libros en anteriores ocasiones, tal como recuerda Calatayud en referencia a la época en la que ubicaba su puesto en la plaza Porta Pintada. La primera vez recuperó los alrededor de 700 ejemplares, "tras mucho insistir", y no tuvo que pagar la sanción gracias al asesoramiento de un abogado, porque "la multa tenía defectos de forma", explica. En las otras dos ocasiones previas a los hechos de estos días, estaba en la plaza de España y no tuvo tanta suerte con la sanción por venta no autorizada.
Ahora espera una solución por parte del equipo de gobierno del Pacto en Cort y critica el "abuso de poder de la Policía" ante su medio de subsistencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine