Memoria histórica

El PP pide al Consell que declare bien de interés cultural el monolito de sa Feixina

El partido solicita a la Comisión de Patrimonio Histórico "que se paralice cualquier intento de desmontaje o de derribo"

23.10.2015 | 02:19
Durán y Rovira, en el centro, acompañados por miembros del PP y asociaciones vecinales.

Ante la falta de voluntad del equipo de gobierno de Cort para negociar el futuro del monumento de sa Feixina, el PP cambia de táctica. Los populares recurren ahora al Consell de Mallorca para que los expertos en patrimonio de la institución insular protejan el monolito dedicado al crucero Baleares.

Los portavoces de PP en Cort y en el Consell, Marga Durán y Mauricio Rovira, registraron ayer por la mañana una petición para que el obelisco de sa Feixina sea declarado bien de interés cultural (BIC).

La instancia va dirigida a la Comisión Insular de Patrimonio Histórico, el órgano colegiado que se encarga de proteger los monumentos. La formación también ha solicitado a la comisión "que se paralice cualquier intento de desmontaje o de derribo", según explicó el conseller insular Rovira.

Según los populares, las declaraciones públicas de los miembros del equipo de gobierno les lleva a pensar que existe un "peligro real e inminente de destrucción" del monolito, por lo que creen necesario que el Consell tome cartas en el asunto y asegure que no se derribará la instalación mientras estudian su declaración como BIC.

En su instancia, el partido recuerda que de acuerdo con el Código Penal los responsables de destruir patrimonio histórico pueden enfrentarse a penas de prisión de seis meses a tres años.

La portavoz del PP en Cort afirmó que el monumento "tiene un valor arquitectónico propio" y apuntó que es la única obra existente en Mallorca del racionalismo simbolista. También indicaron que existen argumentos históricos para la conservación del obelisco, ya que sirve de "recordatorio de una época histórica".

"Es un monumento completamente adaptado a la Ley de Memoria Histórica. En 2010 fue desprovisto de los símbolos de exaltación del franquismo con la unanimidad del Ayuntamiento. Ahora sin unanimidad no pueden decidir derribarlo", declaró la líder del PP palmesano.

Por último, Durán adujo razones sociales para evitar el derribo. "Muchos vecinos son contrarios a la demolición. Una de las razones fundamentales que argumentan es que pertenece al paisaje urbano de Santa Catalina y forma parte de sus recuerdos de infancia", argumentó.

Los portavoces populares se personaron ayer en el registro general del Consell de Mallorca acompañados de una veintena de personas, en su mayoría regidores y consellers insulares de su partido, aunque también se sumaron a la convocatoria media docena de miembros de asociaciones vecinales de diferentes puntos de Palma. Ellos también registraron instancias mostrando su apoyo a la propuesta del PP.

Por último, Mauricio Rovira denunció la "falta de diálogo en Cort y el desprecio hacia otros partidos para lograr un acuerdo político" y agregó que los gobernantes del Consell de Mallorca también han mantenido una postura de "poquísima receptividad". La formación intentó tratar el tema en el pleno de la institución insular, aunque fue votada en contra. "Ni siquiera quieren estudiar la protección del monumento", recordó Rovira.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine