Cort esgrime una sentencia del Supremo para desmontar el monumento de sa Feixina

El grupo municipal del PP asegura que dispone de un informe que considera "ilegal" la retirada del monolito conmemorativo del hundimiento del Baleares

18.09.2015 | 02:15
El monumento de sa Faixina con la placa que contextualiza su presencia colocada en 2010.

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Palma esgrimirá una sentencia del Tribunal Supremo que justifica la retirada o el desmontaje del monolito de sa Feixina, que conmemora el hundimiento del crucero Baleares.

Por su parte, la portavoz del PP, Margalida Duran, afirmó que su grupo dispone de un informe jurídico que considera "ilegal" la retirada del monolito.

El Concejal del Cultura, Patrimonio y Memoria Histórica de Cort, Miquel Perelló, justificó de esta forma la negativa del equipo de gobierno a aprobar una moción presentada por el grupo municipal del PP con el fin de mantener "la actual fisionomía de sa Feixina en su totalidad, conforme a los informes técnicos de 2010".

Perelló manifestó que, cuando en 2010 el consistorio presidido por la socialista Aina Calvo decidió mantener el monumento, eliminando las inscripciones que exaltaban el régimen franquista y colocando una inscripción que contextualizaba su levantamiento, no se disponía de la sentencia del Tribunal Supremo citada, ya que ésta es de 2012.

En ella, el alto tribunal rechaza un recurso presentado por la Fundación Francisco Franco contra la retirada de una estatua del dictador en Madrid, afirmando que su presencia, tanto si lleva una inscripción que contextualice su colocación como si no, constituye una exaltación del régimen franquista y, en consecuencia, en aplicación de la Ley de la Memoria Histórica, se deber retirar. Para Perelló, la argumentación de esta sentencia sería de aplicación al monumento de sa Feixina, puesto que, independientemente de haber quitado la inscripción, constituye en sí un elemento que recuerda el régimen dictatorial.

Continúa la polémica

Además, recordó que la decisión de mantener el monolito no supuso el fin de la polémica, puesto que entidades como la Associació per a la Recuperació de la Memòria Històrica de Mallorca mantienen su eliminación.

Perelló insistió que la decisión del equipo de gobierno, cuando se produzca, estará debidamente documentada y contará con todos los informes jurídicos que se precisen, además de la previsión del gasto que ocasione y el correspondiente proyecto. Puso en duda que el monumento se pueda desmontar y reconstruir en otro sitio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine