Integración

La barrera del idioma, la principal asignatura pendiente en Son Gotleu

Médicos del Mundo y asociaciones de mujeres inmigrantes reclaman a Cort clases de castellano profesionalizadas para facilitar la inclusión - Los hijos tienen que hacer de mediadores lingüísticos

17.08.2015 | 02:45

Tras haber conseguido cruzar la frontera, llega la posfrontera. La principal barrera que encuentran las mujeres inmigrantes que viven en Son Gotleu es la idiomática. Lo advierte la ONG Médicos del Mundo, que está desarrollando un programa de inclusión en el barrio a raíz del cual ha recibido numerosas peticiones de clases de castellano. "Lo demandan las asociaciones de mujeres que se han creado de diversos países, ya que el problema lo sufren sobre todo ellas. Debido a la crisis, se han tenido que quedar en casa para hacerse cargo de las tareas familiares y cuidar de los hijos, por lo que apenas se relacionan con el exterior y no existe una red profesionalizada de cursos que les facilite la inmersión", destaca el coordinador autonómico de la ONG, Francisco Garrido.

Por ello, pide al Ayuntamiento este tipo de clases, porque "al no saber castellano, se encuentran muy limitadas y son sus hijos quienes deben acompañarlas al médico o a las tiendas, e incluso realizar gestiones tan importantes como la declaración de la renta", según advierte Garrido. "Los niños no tendrían que asumir cargas como estas, ya que es una enorme responsabilidad. Sin embargo, ejercen de mediadores culturales y lingüísticos", añade, debido a su integración gracias a la escuela y a su relación con otros niños.

El programa desarrollado por Médicos del Mundo tiene como objetivo "acercar y compartir dos realidades de un mismo barrio, la de las mujeres inmigrantes y la de quienes son de aquí. También queremos que las primeras se den cuenta de que no existe una frontera invisible en Son Gotleu, que pueden salir de esta barriada al igual que lo han hecho de sus países de origen, porque la vida no empieza ni acaba aquí", resume el responsable respecto al proyecto realizado conjuntamente con el museo Es Baluard.

Las participantes, una docena de mujeres de Ghana, Nigeria y Guinea, "trabajaron durante dos semanas en reforzar la imagen positiva de Son Gotleu", creando una cartografía con los lugares que les gustan para mostrárselos a otras mujeres; aunque primero visitaron el museo y comprobaron que la "frontera portátil" que se imponen puede superarse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine