Salud

Las tiendas de cigarrillos electrónicos se expanden

La alternativa al tabaco común brota con fuerza en todos los barrios de la ciudad. El vapor lo convierte en una opción menos dañina, según los comerciantes

16.07.2013 | 18:58
Las tiendas de cigarrillos electrónicos se expanden
Las tiendas de cigarrillos electrónicos se expanden

Un cartel en plena calle Manacor anuncia "¡Líquidos nuevos! Tenemos canela y dulce de leche". Los cigarrillos electrónicos están de moda y han aterrizado en la ciudad de forma masiva. Aproximadamente 30 establecimientos distribuyen este innovador producto como alternativa al tabaco tradicional. Existen casi tantos sabores como clientes.

"El 60% de la población ya lo conoce, por el puro efecto del boca a oreja", asegura Miguel Ángel Sánchez, de Le Cigarette. El consumo del vapor aromático ha aumentado en tan solo dos meses. En un corto período de tiempo han aparecido multitud de estas llamativas tiendas que atraen la curiosidad de los peatones.

La estructura del cigarrillo se divide principalmente en dos piezas: el atomizador y la batería. Dentro del atomizador se encuentra la resistencia, una mecha de filamentos de algodón que al entrar en contacto con la batería –al pulsar el botón–, genera una combustión que evapora el líquido que se inhala. La resistencia se tiene que reponer cada tres o cuatro semanas de uso. Para los clientes, la sensación es muy cercana a fumarse un cigarro normal y corriente.

"Hay muchos modelos, de distintas baterías, de distinto voltaje, de roscas, de atomizadores, de líquidos con distintos niveles de nicotina", cuenta Carlos Sampedro, de Vaporing Shop. Los modelos más vendidos en su establecimiento son el T–2 y el T–5, así como las baterías de rosca Ego, de procedencia china. Algunos de los modelos incluso llevan pantallas led que miden las caladas y el nivel de la batería. También hay compartimentos de distintas capacidades para portar más o menos líquido en el cigarro.

Las ventajas más interesantes son la ausencia de aditivos cancerígenos, como alquitrán y monóxido de carbono; que es más económico que el tabaco y que se puede utilizar en espacios cerrados. Además, no deja mal aliento, no quema, respeta el medio ambiente y permite controlar los niveles de nicotina ´vaporizados´.

"Los sabores pueden ser de tabaco o aromáticos. La diferencia es clara, éstos derivan en vainilla, manzana o banana, y los de tabaco son símiles de las marcas de tabaco que hay en España, como Marlboro, Winston, Camel, Fortuna, los mentolados, las marcas light, el tabaco de liar, para fumadores de negro e incluso de puro", afirma el responsable de Megareth, Antonio Bauzà.

El aparato se inventó en 2005 en China y el 95% de los cigarrillos están fabricados allí. Las marcas Ego y Joyetech son las más reconocidas. Los líquidos se fabrican en América y Europa, como los Halo, Feel-life o Dekang. El kit completo que porta un estuche (líquido, cargador y cigarrillo) cuesta unos 34,90 euros. "Es el que más se lleva la gente", asegura Sampedro. Los cigarrillos más simples están en torno a los 26,90 euros; y los líquidos, a 5,90 euros. Éstos suelen durar entre cuatro días y una semana, por lo que sale más rentable que el tabaco.

Gente de todas las edades lo consume. Sin embargo, según el responsable de Megareth, el perfil del consumidor se puede dividir entre quienes buscan rebajar el consumo de tabaco, quienes quieren ahorrar y quienes padecen alguna enfermedad y les cuesta mucho dejarlo. En muchos de los establecimientos se tiene muy en cuenta el asesoramiento personal a cada cliente.

"La gente quiere salud y poder fumar en cualquier lado. Lo único malo que tiene es la nicotina", cuenta Sampedro. Para Cuesta, se trata de una oferta innovadora que revierte la mayoría de los efectos del tabaco, ya que éste contiene cerca de 6.000 toxinas, muchas de ellas cancerígenas. Además, mejora la capacidad pulmonar de los fumadores. De hecho, apunta que Marlboro ha estado estudiando el mercado del cigarrillo electrónico tras las últimas pérdidas. "No es una moda. Es el presente y futuro del tabaco".

La mayoría de los negocios se han abierto muy recientemente. "Yo vi colas muy grandes en la calle Manacor y me puse a investigar. Y al final lo monté", cuenta Sampedro. Los pioneros en Mallorca fueron Vinirette. El jefe de Ventas, Stephan van Eijden, asegura que empezaron este negocio en Alemania en el año 2009 y llegaron a la isla en 2012. "En vista del éxito del producto, decidimos abrir más locales".

Actualmente tiene ocho establecimientos en la capital balear, aunque también en Manacor, Inca, s´Illot, Menorca y Eivissa, y están pensando en abrir otros en sa Pobla y otras ciudades, como Bilbao y Barcelona. Sus líquidos los fabrica en Alemania, en la ciudad de Hamburgo, y los suministran a una lista de empresas europeas. Van Eijden asegura que cumple "rigurosamente con los controles de sanidad" y que su producto está certificado.

Diario de Palma

Sant Sebastià se despide en Chinatown

La comunidad china desafió el mal tiempo y desfiló en un pasacalles pasado por agua acompañando al...

María Sebastián Sebastián: "En el Paseo Marítimo no debería primar la cuestión circulatoria"

María Sebastián Sebastián: "En el Paseo Marítimo no debería primar la cuestión circulatoria"

"El edificio de Gesa es la mejor obra de Ferragut, y la mejor arquitectura del siglo XX en Palma"

Palma a través de l´objectiu del fotògraf

Palma a través de l´objectiu del fotògraf

­Palma ha canviat. Joan Torrelló, Lorenzo Frau, Miquel Massutí i Tolo Ramon han retratat la Ciutat...

Foto Jove está en marcha

Foto Jove está en marcha

Más de 450 escolares se han inscrito en el certamen de foto jove que ya alcanza los 21 años. Los...

S´Arenal antes del boom turístico

S´Arenal antes del boom turístico

Una referencia temprana al lugar aparece en 1115, aunque en 1966 se le bautizó como Playa de Palma...

¿Hay que mover al santo patrón?

¿Hay que mover al santo patrón?

El mal tiempo ha provocado un menor eco social en la pasada Revetla de Sant Sebastià, lo que ha...

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine