Palma a la vista

Una de cabinas

Hay prisa por encendernos la Navidad, tanta que al colocar una guirnalda en la Rambla se cargaron una de las escasas cabinas telefónicas

 06:30  
¿Volveremos a las cabinas? Si nos dejan.
¿Volveremos a las cabinas? Si nos dejan.  L.D.

LOURDES DURÁN ¡Qué ansia! Llevan ya unos meses instalando postes para colocar las luces de Navidad con una diligencia abrumadora. En Cort tienen prisa por animarnos con el espíritu navideño y encendernos los rostros grises que se nos quedan a diario cuando desayunamos subidas y recortes como piedras.
Dos semanas atrás, un trabajador del departamento de mantenimiento municipal se disponía a colocar las guirnaldas de Navidad en la Rambla cuando se dio un susto de campeonato. Atento a no atropellar a los paseantes de la Rambla, no se dio cuenta de que había una cabina telefónica a sus espaldas. El choque fue descomunal a pesar de ir a 0,5 kilómetros por hora. La florista del puesto cercano aún perla su descripción con cara de pasmo. "¡Pobrecito, el chico se asustó un montón cuando vio el destrozo!", recuerda.
La cabina quedó hecha trizas. Antes del atropello, de los dos teléfonos uno funcionaba, y el otro "siempre estaba estropeado", asegura la vendedora de flores. "Lo arreglaban y volvían a romperlo", salpimenta el relato.
Es curioso, aleccionador incluso, observar cómo miramos la ciudad. Esa cabina rampante como el barón de Italo Calvino sigue ahí, impertérrita. Las prisas por encendernos con las lucecitas se reservan para Navidad, que estamos en tiempos de recortes. Y si estamos tan austeros, incluso con esas ahorrativas leds, quizá deberían dejarnos a oscuras porque así estamos. Quizá por eso no vemos la cabina caída. Quizá por eso pensemos que es una de esas acciones que llaman artísticas. Sólo que verse se ve, como un barco varado. Pero caminamos sin ver.
Las cabinas son una suerte de reliquias, muy vintage si me apuras, que en España somos capaces de identificar gracias a la película de José Luis López Vázquez, La cabina. Ahora, aquella caja acristalada y de color rojo en el que nos metíamos a echar lengua horas y horas ha pasado a mejor vida porque incluso estando en el paro seguimos dándole al teléfono y engordando a las compañías de telefonía móvil. En España pagamos las tarifas más altas de la Unión Europea y ni por esas soltamos el cachivache. Porque claro, que una ciudad pierda sus cabinas telefónicas no es sinónimo de quedarse fuera del juego, pero que una persona ande sin celular es ser poco menos que un cavernícola.
Pues ya veremos cómo acaba el cuento. Por si acaso, repongamos las cabinas telefónicas de Palma, y si es necesario píntelas de nuevo de color rojo que anima más que ese azulete de Movistar. Una conversación en una cabina socializa más que esos soliloquios ambulantes que uno escucha en la calle. Al tiempo, acabaremos pagando un potosí por las reliquias de las cabinas telefónicas. En Palma aún quedan, pero cuando llegue Navidad quizá estén todas liquidadas.

Mallorca


El deporte mallorquín se suma a los homenajes

El deporte mallorquín se suma a los homenajes

Deportistas y clubes expresaron su solidaridad con las víctimas de los atentados yihadistas de...

Coloma Oliver: "La furgoneta asesina pudo haberme matado, me he salvado por los pelos"

Coloma Oliver: "La furgoneta asesina pudo haberme matado, me he salvado por los pelos"

La propietaria de una tienda en Palma vivió en primer plano el ataque terrorista

"La gente no dejará de hacer vida normal por cuatro desgraciados"

"La gente no dejará de hacer vida normal por cuatro desgraciados"

El mundo de la empresa y el turismo cree que el atentado de Barcelona no alterará la economía

Respuesta al terrorismo

Respuesta al terrorismo

Condena general y a la vez, inquietud por nuestra indefensión ante el tipo de armas utilizadas...

Por una ciudad abierta después de Barcelona

Por una ciudad abierta después de Barcelona

Europa no debe entregar a Isis los criterios urbanísticos, la libanización con obstáculos del...


Sucesos

Declarado un incendio forestal en Sant Elm

Declarado un incendio forestal en Sant Elm

Cuatro aviones, dos helicópteros y 23 brigadistas trabajan para sofocar las llamas, que han...

Un detenido como sospechoso de provocar nueve incendios en Ibiza

Un detenido como sospechoso de provocar nueve incendios en Ibiza

Se trata de un hombre de 27 años residente en Sant Josep de sa Talaia

Detenido un suizo con una falsa identificación de diplomático de Malta

Detenido un suizo con una falsa identificación de diplomático de Malta

La Policía Local de Andratx se percató de que el pasaporte que presentaba podía ser fraudulento

Intervienen más de 1.700 artículos falsificados en Inca y Alcúdia

Intervienen más de 1.700 artículos falsificados en Inca y Alcúdia

La Policía Nacional requisó bolsos y carteras en el mercado semanal de Inca y en una tienda en...

Extinguen un incendio en un coche en Algaida

Extinguen un incendio en un coche en Algaida

Los Bombers de Mallorca sofocaron un coche que empezó a arder en algadia el pasado jueves por la...

Restaurantes en Palma

Los mejores restaurantes en Mallorca

Descubre los mejores restaurantes en Palma y disfruta de tu tiempo libre con la mejor gastronomía. Puedes consultar también todos los restaurantes en Mallorca.

Enlaces recomendados: Premios Cine