Tribuna

Bodas

30.06.2017 | 02:45
Bodas

El día 17 de este mes de junio, el Colegio de Abogados llevó a cabo una de las fiestas más interesantes e importantes de las que realiza cada año. Se trataba de homenajear a los abogados que habían cumplido con las bodas de oro y plata en la profesión. Cincuenta y veinticinco años respectivamente en el ejercicio de la misma. Cinco fueron homenajeados por sus cincuenta años y unos cincuenta por sus veinticinco años. Se les entregó un diploma conmemorativo y una placa de oro o de plata, según el caso.


También se homenajeó a un abogado, el señor Gelabert, que con sus 93 años aún acudía diariamente a su despacho. La vocación a la profesión era el único motivo de dicha entrega, de que confirmaron el hecho que gran parte de los abogados mueren en su despacho sujetos a un infarto. Yo acudí orgulloso al homenaje, pues mi hijo Lorenzo cumplía las bodas de plata, al igual que el hijo de Miguel Massot, llamado Guillermo. A ambos cuando les llamaron para entregarles el diploma y la insignia de plata les acompañamos a los estrados y el decano del Colegio, Martín Aleñar, nos cedió, respectivamente (eran llamados por orden alfabético de sus apellidos), los diplomas y las insignias para que se las entregáramos a nuestros hijos. Además del orgullo que manifestamos no hay que olvidar que las bodas de oro y plata de los abogados son la expresión más certera de la vocación de los sujetos, pues medía aún una vocación muy especial. Ejercer una profesión de 50 o 25 años sin faltar a la misma, significa que el público en general puede confiar en sus abogados sin duda alguna. La confianza en ellos para que los defiendan al llegar el caso es total y por ello ponen en sus manos sus intereses.

Hace muchos años, cuando yo era muy joven, asistí a una fiesta homenaje que se llevó a cabo en el Colegio de Abogados de Barcelona y al escuchar a los que habían cumplido sus bodas de oro, me parecieron abogados muy mayores. Hoy mis bodas de oro hace seis años que las cumplí y tengo un hijo y un sobrino, Andrés Buades de Armentaras, que ya han cumplido las bodas de plata.

* Abogado, exdecano del ICAIB

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine