14 de marzo de 2017
14.03.2017
Tribuna

¿Es posible la colaboración entre políticos, funcionarios y profesores?

14.03.2017 | 00:18
¿Es posible la colaboración entre políticos, funcionarios y profesores?

l próximo día 15 se realizará una jornada de estudio y debate, organizada por el Instituto de Derecho Público de Barcelona, que lleva el siguiente título: "VI foro de la autonomía. Un diálogo sobre el Estado autonómico entre políticos, altos funcionarios y profesores". En este caso la colaboración se refiere al sistema autonómico, pero a efectos del diálogo sería lo mismo si el objeto fuera otro tema político de carácter general y cierta actualidad, como la financiación de los partidos políticos o la organización de la justicia. Volveré sobre los problemas autonómicos que se abordarán en esa jornada, pero después de varios años de participación me pregunto si el planteamiento es válido y ese diálogo resulta positivo o se trata de una pérdida de tiempo disfrazada de buen propósito.


En principio la idea de colaboración entre políticos e intelectuales (en sentido amplio, como las personas que dedican la mayor parte de su tiempo al estudio) tiene una larga tradición. La idea griega del rey filósofo era el máximo de compenetración entre gobernante y sabio y en la Edad Moderna proliferó un tipo de libro conocido como espejo de príncipes, destinado a formar al mejor monarca. En los inicios del Estado liberal John Locke o Montesquieu construyeron la estructura teórica del poder moderno y su relación con los ciudadanos. También la conquista de la democracia fue teorizada por Stuart Mills y Tocqueville.

Por esta época los profesores se profesionalizaron en la universidad, pero al mismo tiempo los intelectuales adquirieron un perfil específico, con el afaire Dreyfus como punto simbólico de arranque. Su posición ética y crítica, la gran difusión de sus opiniones por la prensa, su posición independiente respecto a los partidos? fueron algunos caracteres del siglo XX. Además se difundió la idea de que los intelectuales aparecían en la política en momentos de crisis, y en España la II República (Ortega y Gasset, Unamuno, Azaña?) o de la transición (Peces Barba, Solé Tura, Alzaga?) parecían confirmarlo.

Pero las aportaciones de los intelectuales no tienen por qué limitarse a los momentos de crisis y además los medios de comunicación han cambiado mucho (el blog da una nueva dimensión a su actividad), al mismo tiempo que los altos funcionarios constituyen una pieza nueva a medio camino entre los políticos y los profesores, por sus conocimientos y su neutralidad. También se multiplican las formas de colaboración ordinaria, incluso institucionalizada, como la participación de expertos en fases del procedimiento legislativo.

En el sistema autonómico los ámbitos y la extensión de la colaboración pueden ser superiores porque además de las instituciones centrales del Estado hay otras 17 entidades políticas, las autonomías, con poderes legislativos, gubernamentales y administrativas. Hay que conocer sus actividades, valorar sus experiencias, mejorar sus prestaciones? Estas perspectivas, y la complejidad que introducían respecto al anterior Estado centralista, aparecían claras a finales de los años ochenta y un grupo de profesores universitarios formamos un amplio equipo para abordar la nueva realidad institucional, mediante la elaboración de un informe anual de las comunidades autónomas que se viene publicando desde 1989.

Debía ser un equipo amplio. Primero, tenía que haber un profesor por cada comunidad autónoma, para estudiar y explicar su legislación, las políticas del gobierno, las relaciones parlamentarias, los conflictos con el Estado? Después, era preciso contar con un análisis especializado de la jurisprudencia constitucional, los convenios y otros medios de colaboración, la financiación, etc. Se trataba de una decena de especialistas en los temas transversales. El equipo de dirección debía coordinarlo todo. Esta era la parte de los expertos o profesores. La parte de los políticos estaba formada por altos funcionarios designados por las autonomías que apoyaban la realización del informe. En los últimos años la reunión de los directores del grupo de profesores y de los representantes de los gobiernos autonómicos ha ganado visibilidad y se celebra en el Senado. Somos en total más un centenar de personas.


Junto al estudio de la actividad institucional del sistema autonómico, el Informe aporta regularmente dos temas monográficos, que resultan particularmente difíciles, presentados por expertos muy reconocidos y contrastado por los responsables políticos de las autonomías y del Estado. Este año se trataran tratarán los derechos sociales como competencia decisiva de las comunidades autónomas, en especial tras la crisis económica, y la influencia de la reforma del artículo 135 de la Constitución (estabilidad presupuestaria) en la autonomía financiera de las autonomías. Tras las ponencias expuestas por profesores y expertos intervendrán cinco consejeros de gobiernos autonómicos y un secretario de Estado del gobierno central. Además, cierra la Jornada una conferencia de la vicepresidenta del Gobierno, Sáenz de Santamaría, que expondrá las líneas de reforma del gabinete actual. La página foroautonomias.es detalla los contenidos y las personas.

El desarrollo de esta jornada de estudio y debate volverá a poner a prueba la colaboración de sectores muy caracterizados y la capacidad de políticos, altos funcionarios y profesores para dialogar sobre las reformas precisas en el Estado autonómico. En todo caso, conocer y debatir las diferentes posiciones es un primer paso adelante.

*Catedrático de Derecho Constitucional

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine