28 de octubre de 2016
28.10.2016
Tribuna

A por el cambio... de hora

28.10.2016 | 01:42
A por el cambio... de hora

Encuentro una cierta similitud entre la declaración institucional del Parlament balear sobre la propuesta del "no cambio de hora", a Balears no le interesa cambiar la hora y el cambio de postura del PSOE en cuanto al voto de investidura. Todo sucederá en apenas unas horas de diferencia entre el sábado y el domingo. Para empezar el PSOE no acepta la postura del PSIB y Europa es reticente a excepcionar una medida que es para todo el continente.

Respecto a los dos planteamientos hay versiones de todo tipo, incluso he de decir que: tengo un amigo que sostiene que el primer rayo de sol que llega a territorio español lo hace en Mallorca en la cima del Puig Major. Mi amigo Gabriel lo hace, con ánimo de crear polémica con nuestros amigos menorquines y con animus iocandi (con ánimo de broma) al discutirles que el sol no nace en el Municipio menorquín de Es Castell, sino que gracias a la curvatura de la tierra y la altura de la montaña llega primero a esta. Yo por mi parte prefiero mil veces un romántico amanecer en Cales Fonts (Es Castell-Menorca) que un madrugón tiritando al lado de las bolas de la cima de la mencionada montaña.

Con independencia del perjuicio que puede suponer para el turismo y por lo tanto para la economía de nuestra comunidad autónoma y la dudosa aplicación de la medida para estas latitudes, es absolutamente deprimente ir a buscar a los niños a la salida del colegio casi anocheciendo. Celebro la propuesta del Parlament balear más ajustada: al reloj vital; a la familia y a la economía presumiblemente.

No soy nada sospechosa sobre mi defensa de la integridad del Estado español sin embargo, creo que son exageradas las consideraciones de aquellos que ven detrás de esta propuesta un motivo más para plantear un hecho diferencial que interesa a un sector político determinado, considero que la gente es lo suficientemente inteligente para saber discernir una cosa de la otra, además no me puedo imaginar mejor publicidad que cada vez que se diga la hora en los programas de radio y televisión se mencione la diferencia horaria en Balears igual que se hace ahora en Canarias.

El cambio de hora parece tener poco recorrido ya que se trata de una normativa europea y esto son palabras mayores , aunque si de verdad es tan beneficioso hay que insistir y utilizar todos los mecanismos que legalmente estén a nuestra disposición.

El cambio de hora? perdón, de postura del PSOE en cuanto al voto de investidura de próximas fechas tiene cierta similitud con la medida del cambio de hora y las circunstancias que provocarán. Al PSIB no le va bien, anochecerá más temprano y las políticas socialistas y la posición de su líder caerá si cabe más en la penumbra, Armengol ha apostado por la posición que ha perdido en el comité federal de su partido. Francina lleva perdiendo todas las votaciones en las que está implicada desde el siglo pasado.

No comprendo la decisión del comité federal al obligar a todos a la abstención cuando cumplía perfectamente con su responsabilidad institucional que toda la sociedad le reclamaba con una abstención técnica limitándose a los votos abstencionistas necesarios. Solo se me ocurre que la decisión responde a un interés interno de soltar lastre en vistas al próximo congreso del PSOE, paquete en el que estaría incluida la líder del actual PSIB.

Me he referido en alguna que otra vez al modelo alemán, en definitiva en Alemania se ha dado un paso más que aquí en España, en Alemania no están en la abstención ni en la oposición, allí los teutones que se podían equiparar al PSOE forman gobierno con Merkel y su CDU, un partido que se define como demócrata cristiano, liberal y conservador, no olvidemos que destacados dirigentes de este partido de Helmut Kohl y Angela Merkel han participado en campañas electorales en España en apoyo a la candidatura del PP. Algunos en el PSOE podrían pensar que no es un mal modelo a copiar, aunque ya sabemos todos, que aquí somos un poco diferentes a los de allá arriba.

La secretaría general del PSIB debe recordar que además es presidenta del Govern balear y que demuestra una posición muy débil frente a sus coaligados con la postura que está manifestando, basta pensar cuantos son presidentes de comunidades los compañeros del manifiesto firmado también por Armengol. Recordemos quien firma el manifiesto: Balears, País Vasco, La Rioja, Castilla León, Murcia, Navarra, Ceuta y Madrid, manifiesto que afirma textualmente que "la abstención mínima (o técnica) reforzaría el sentido político de la acción del PSOE y sería claramente beneficiosa en el objetivo compartido de empezar a superar la situación de división actual". En definitiva: déjame a mí votar en contra, que yo estoy de acuerdo con la abstención, pero no me fastidies mi acuerdo en mi comunidad autónoma.

Son en este tipo de situaciones es donde los políticos demuestran su talante y valía y la templanza es en política una virtud y no un defecto. Barriendo para casa, analicemos el recorrido de Rajoy estos últimos meses, mucho chascarrillo sobre su paciencia y lentitud de respuesta?, pero miren donde está y no es nada nuevo, ya comente en este mismo periódico y en otro artículo la similitud con Merkel en ese aspecto, recuerdo de memoria que la frase era "Rajoy se ha merkalizado" o algo así (perdón por autocitarme). A Angela Merkel le ha funcionado a la perfección el manejo del tiempo, el momento, la sobriedad y la templanza al salir a la palestra, pero como siempre admiramos lo que tenemos lejos y despreciamos lo nuestro.

Si alguien pretende gobernar una comunidad autónoma, presentarse a unas elecciones generales para aspirar a formar parte de un congreso a nivel nacional debe demostrar más sentido de estado, parece que a Armengol le va grande la mesa del Consell de Govern del Consolat y actúa como si estuviera sentada en una mesa camilla. Respecto al no cambio de hora debe creer que tendrá ventaja puesto que todo pasará una hora antes en Madrid.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine