18 de mayo de 2016
18.05.2016
Tribuna

Filosofía para la vida

18.05.2016 | 01:56
Filosofía para la vida

La celebración de los ritos judíos y la potencia de la oración

"Bar mitsvá" significa, en hebreo, "hijo del mandamiento". Así se denomina, en el judaísmo, a la ceremonia de iniciación de los adolescentes al cumplir trece años de edad. El rito puede celebrarse, cuando esa sea la costumbre del lugar, a los doce. Si es una adolescente, se llama "Bat mitsvá", es decir, "hija del mandamiento". A partir de ese momento, los padres son exonerados de ciertas obligaciones para con sus vástagos, que podrán participar como miembros a todos los efectos de la vida de la comunidad religiosa y civil, y serán únicos responsables de sus propios actos, que habrán de ajustarse a los principios morales del judaísmo.

El pasado 2 de mayo, cincuenta supervivientes de la Shoá u Holocausto, treinta y siete mujeres y trece hombres, de edades comprendidas entre los setenta y ochenta años, realizaron ese rito en Jerusalén, ante el Muro de las Lamentaciones. No habían podido celebrarlo antes en sus países de origen, especialmente en Alemania y en el Este de Europa, a causa de la guerra y de la persecución, que aún perduró en algunos de ellos hasta no hace tanto.

También Hilary Putnam y su mujer, Ruth Anna, celebraron el rito de bar y bat mitsvá en los Estados Unidos cuando rondaban los setenta. Lo hicieron en fechas distintas. Ruth Anna había nacido en Múnich, en 1927, de padre cristiano y madre judía, activistas políticos y ateos ambos, quienes, a causa de su militancia antinazi tuvieron que huir de Alemania. Se refugiaron en los Estados Unidos. La pequeña Ruth Anna fue confiada al cuidado de los abuelos, pero, por tener sangre judía, padeció los efectos de la discriminación y la pérdida de derechos civiles en el período del nacionalsocialismo, lo que la indujo a escapar de Alemania para irse a vivir con sus padres en América. Fue profesora de Lógica y Filosofía de la Ciencia en el Wellesley College de Massachusetts y autora de The Cambridge Companion to William James.

Hilary Putnam nació en Chicago, en 1926. Falleció en marzo del presente año. Fue compañero de Noam Chomsky y discípulo de Hans Reichenbach, y colaboró con los filósofos Willard van Orman Quine, Rudolf Carnap y Georg Kreisel. Ejerció de profesor en Princeton y Harvard, y sobresalió extraordinariamente en el área de filosofía analítica, aunque también destacó en filosofía de la mente, de la ciencia, de las matemáticas, de la lógica, de la física y del lenguaje. Desembocó en el realismo científico; luego, en el realismo interno; finalmente, en el natural. Se lo tiene por renovador del pragmatismo estadounidense contemporáneo.

Su padre, Samuel Putnam, especialista en lenguas romances, realizó, en 1949, una célebre versión al inglés de El Quijote, que publicó junto con algunos escritos de su autor en el volumen The Portable Cervantes. Se declaraba ateo. Fue columnista del Daily Worker, periódico del Partido Comunista de los Estados Unidos. Su mujer, Riva, era judía, pero el ambiente en el domicilio familiar era irreligioso.

Corría el año 1975 cuando Sam, el hijo mayor de Hilary y Ruth Anna Putnam, les manifestó que deseaba celebrar el rito de bar mitsvá. En aquel hogar pragmatista, positivista y analítico, ¿cuál fue la reacción de los Putnam?: ¿rasgarse las vestiduras? No. ¿Poner el grito en el cielo? No. ¿Tratar de quitarle la idea de la cabeza? No. ¿Decirle que se avergonzaban de él? No. ¿Declararlo indigno de ellos, acreditados intelectuales, por seguir una moción religiosa? No. ¿Le mostraron el capítulo de un libro escrito por un colega de la universidad en el que se asevere que la religión pertenece a la fase precrítica de la evolución humana? No.

Esto fue lo que sucedió: "Cuando tuve que encontrar un lugar para que mi hijo pudiera celebrar su bar mitsvá, me pareció lógico acudir al rabino Gold para plantearle la posibilidad de que Samuel pudiera celebrar la ceremonia en la congregación "Oración y estudio". Nos pusimos de acuerdo en que mi esposa y yo mismo asistiríamos a los servicios con Samuel durante todo un año", escribió Hilary Putnam en su libro La filosofía judía, una guía para la vida.

(*) Consultor del pontificio Consejo de la Cultura

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine