Tribuna

El Cuarto Poder, sus responsabilidades y sus límites

14.01.2016 | 12:01

El domingo pasado leímos con asombro un artículo de opinión publicado en este periódico. Su título "Advertencias a una señorita", en el cual el autor advierte a las chicas de que ellas mismas pueden ser las responsables de una supuesta violación, de buscársela, por ser "tonta y además estar mal informada" y quienes la han informado mal han sido las mujeres de "ideas avanzadas", al mismo tiempo que el autor se erige en consejero conocedor de la naturaleza masculina que se rige por pulsiones.

La respuesta por parte de muchísimas mujeres y hombres, no se hizo esperar, sabemos que hay varios cientos de mensajes pidiendo explicaciones a este periódico por un artículo que difunde tales ideas, recalcando que los mensajes de repudio tuvieron un alto impacto en las redes sociales, por ejemplo, en Twitter fue trendig topic a nivel nacional disputando al mismo Messi el protagonismo, la respuesta en otras plataformas virtuales fue del mismo impacto, alcanzando vuestra fan page en Facebook reclamando la retirada del artículo. A nuestras instituciones nos han llegado numerosas quejas de personas indignadas por el hecho de que un periódico de prestigio como es el Diario de Mallorca dé espacio a una columna de opinión con la que se legitima la violencia hacia las mujeres.

La libertad de expresión es un derecho que defendemos en una sociedad democrática pero no puede ser la excusa para sostener un discurso donde se subestime la organización de las mujeres frente las violencias, en un contexto donde la violencia machista no se detiene sino que va sumando, en España cada ocho horas una mujer es agredida sexualmente.

Como expresa Colaizzi, catedrática de comunicación audiovisual y publicidad de la Universidad de Valencia, los medios de comunicación social, son (sois) "el instrumento más poderoso para la plasmación, formación y control del imaginario social" y desde las instituciones que representamos, todas ellas vinculadas a la transformación social para poner fin a las violencias machistas, os invitamos a asumir vuestra responsabilidad en la lucha contra de violencias machistas, tal y como se espera de un medio de comunicación con la reputación de Diario de Mallorca.

Tanto desde el movimiento feminista organizado en nuestro territorio, como también desde las instituciones que impulsan políticas de igualdad, llevamos décadas desarrollando campañas y herramientas de sensibilización, prevención y denuncia de comportamientos sexistas que amenazan la vida y la libertad de las mujeres. Dicho esto, las personas que firmamos este artículo sabemos, que la causa de las violaciones se halla en un sistema social desigual que estructura las relaciones de mujeres y hombres situando a las mujeres en un papel de subordinación.

Recientemente, el Institut Balear de la Dona (IBD) contrató a la empresa Gadeso para que realizara el informe "La violencia de género en la prensa escrita. Tratamiento informativo de la violencia contra las mujeres" en el que se constata que en esta historia de lucha por la igualdad los medios de comunicación a veces son aliados propiciando un espacio de reflexión y debate, pero otras veces tratan la violencia de género de forma contraproducente y hasta justificándola, como el artículo que ha generado nuestra respuesta.

En 2003 el IBD promovió un "pacte sobre la violència contra la dona", dirigido a los medios de información, un decálogo de actuaciones y de comportamiento para que el tratamiento de las informaciones sobre la violencia de género se convirtiera en una expresión de condena y de repulsa social, firmado por los medios de Balears. Es este espíritu el que debería continuar siendo una guía de actuación.

El pasado mes de noviembre un grupo de jóvenes feministas, Geneta, hicieron una convocatoria de manifestación invitando a las mujeres a tomar la noche del 21 de noviembre bajo el lema "No tenim por. La nit és nostra", dejando claro que son los agresores machistas los que deberían ser señalados, no las mujeres que hacen uso de su derecho inalienable a ser ciudadanas de pleno derecho.

Hace unos días todas y todos estábamos escandalizados con las agresiones sexuales que tuvieron lugar en Colonia la noche de fin de año, agresiones que tienen su caldo de cultivo en una cultura de la violación globalizada (Brigitte Vassallo, Pikara Magazine 8/1/2016) http://www.pikaramagazine.com/2016/01/vienen-a-violar-a-nuestras-mujeres. En este sentido, artículos como el publicado en este periódico, donde se responsabiliza a la víctima y se menosprecia las luchas de las mujeres por el disfrute de sus derechos, de su propia autonomía y de su libertad, no hacen sino contribuir a esta cultura de la violación.

El convenio del Consejo de Europa de Estambul, nos compromete a alentar a los medios de comunicación a que estos establezcan "líneas directrices y normas de autorregulación para prevenir la violencia contra la mujer y reforzar el respeto a su dignidad" (artículo 17) Es desde ahí y desde nuestro compromiso por la igualdad de mujeres y hombres que instamos a este periódico a establecer estas directrices y normas, también para los artículos de opinión que en este medio se publiquen, para prevenir la violencia contra la mujer.

* Respectivamente, directora del Institut Balear de la Dona, directora insular de Igualdad y regidor de Igualdad en el Ayuntamiento de Palma

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine