05 de agosto de 2016
05.08.2016
Marc Sánchez, natación

Una vida extra que hay que demostrar

El nadador luchará para dejar claro que se merecía la oportunidad que se le ha brindado

06.08.2016 | 02:07
Una vida extra que hay que demostrar

Marc Sánchez intentó conseguir la mínima olímpica en el Nacional, pero se quedó a unas centésimas del tiempo exigido. Luego agotó su última oportunidad, los Europeos, pero tampoco sonó la campana. Dos malos días que privaron del sueño al mallorquín. Afortunadamente, la cosa no acabó aquí. La Federación Española de Natación ´regaló´ una vida extra al nadador palmesano. La lesión de su compañero César Castro permitió al deportista del CN Sabadell conseguir, de rebote, un billete para el 1.500 en Río.

Pero no hay que confundirse. Pese a este golpe de fortuna, Marc Sánchez es una de las grandes apuestas de la natación española en los Juegos. Es ambicioso y asegura que quiere demostrar que merece esta plaza. No tiene miedo y confía en sus posibilidades de estar en la final, entre los ocho mejores. ¿Por qué no?

Marc Sánchez es un nadador muy polivalente. Así como nadará en el 1.500, una prueba de fondo, también competirá en el relevo 4x200 libre, una prueba rápida, tras batir el récord de España y clasificar a España para Río.

Pero hay más. En el último Nacional, Sánchez venció a Joan Lluís Pons en los 400 estilos, prueba en la que el solleric se presenta en los Juegos. Además, ha sumado dos años increíbles consiguiendo también medallas en el 400 y el 200 libre, además de las ya mencionadas.
Marc Sánchez no irá a pasear a Río. Ya ha asegurado muchas veces que luchará hasta el final para aprovechar al máximo esta oportunidad que se le ha presentado. Pero no será la última vez que se le vea en unos Juegos aseguran quienes le conocen. Ya lo dijo su compañero Joan Lluís Pons, que, así como él no se veía en la final, sí ve a Sánchez entre los ocho mejores nadadores del mundo.

Marc Sánchez es, a la vez, un nadador muy fuerte y muy resistente. Una combinación que puede ser explosiva en los Juegos y situarle en la ansiada final. ¿Qué le puede perjudicar? Tal vez su inexperiencia. Ya le pasó en un campeonato, que se le escapó porque le entró agua en las gafas. Un error de novato que es una sentencia de derrota en la piscina. Controlar estos pequeños detalles será también su trabajo. Como darlo todo para certificar que merece estar en Río y que es el mejor español en esta prueba. Esa es su meta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine