11 de abril de 2018
11.04.2018
ÚLTIMO MINUTO
ETA reconoce el daño causado y afirma que "lo siente de veras" por víctimas
Investigación

Imputan al dueño de una empresa de Inca por vender alimentos caducados

Miguel Socías Soler S.L. está acusada de un delito contra la salud pública

11.04.2018 | 02:13
La jueza de instrucción 1 de Inca, Olga Vicario, ha imputado al propietario de Miguel Socías Soler S.L., una empresa de manipulación y distribución de productos alimenticios, por un presunto delito contra la salud pública derivado de la supuesta venta de productos caducados o punto de caducar y de reetiquetado de otros. El empresario está citado para el próximo viernes.

La jueza abrió el pasado 22 de febrero diligencias tras recibir una denuncia de la dirección general de Salud Pública de la conselleria de Salud por un presunto delito relacionado con los alimentos.

Antes, inspectores de ese departamento y la Guardia Civil habían ordenado la suspensión de actividad de la empresa, situada en una nave del polígono Can Matzarí de Inca.

Tal y como adelantó Diario de Mallorca, las sospechas iniciales eran que la industria, presuntamente, había manipulado alimentos que se encontraban próximos a caducar, les había cambiado el etiquetado y los había revendido a sus clientes.

Al parecer, la empresa habría manipulado alimentos próximos a caducar, básicamente quesos, patés y fiambres, reconvirtiéndolos en queso rallado o en productos bajo otros formatos, cambiándoles el etiquetado y volviéndolos a comercializar evitando de esta manera las pérdidas que les habría supuesto su eliminación al no ser ya aptos para el consumo humano.

El mismo 22 de febrero, inspectores de Salud visitaron de nuevo la nave y comprobaron que la empresa había adoptado diversas medidas para facilitar el control del sistema de etiquetado de los productos. Asimismo, se habían separado los alimentos a punto de caducar o de superar la fecha de consumo preferente del resto de género. Poco después, el Govern levantó la suspensión y la empresa reanudó con normalidad su actividad.

Destruir el género caducado


La empresa ha pedido a la jueza que autorice la destrucción del género que ya ha caducado y que sigue almacenado en sus cámaras, ocupando mucho espacio.

Salud Pública explicó que mantenía el precinto de esos productos al estimar que podían ser una prueba de las supuestas irregularidades.

Y el Govern decidió personarse como acusación en las diligencias contra los responsables del supuesto delito contra la salud pública. La directora general de Salud, Maria Ramos, ha sido citada como testigo el mismo viernes para que ratifique su denuncia. Los empresarios inquers niegan haber cometido ningún tipo de delito contra la salud pública.

El Código Penal castiga con penas de 1 a 4 años de cárcel a los que ofrezcan al mercado productos alimentarios con omisión o alteración de los requisitos establecidos en las leyes o reglamentos sobre caducidad o composición.



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.

Enlaces recomendados: Premios Cine