Política

Més retrasa su congreso y busca una fórmula para evitar el enfrentamiento

Partidarios de Busquets y Santiago mantienen conversaciones para encontrar una solución que evite llegar divididos a la cita

11.01.2018 | 01:49
La apuesta de un sector del PSM por Bel Busquets (d) como candidata choca con los partidarios de Fina Santiago.

Cambios

  • Busquets sigue remodelando su equipo en Turismo
    Después de incorporar a Lluís Apesteguia como jefe de gabinete, desplazando a la entonces mano derecha de Barceló, Antonina Ferrà; la nueva vicepresidenta y consellera de Turismo, Bel Busquets, sigue remodelando su equipo. Ahora busca relevo a Pere Fuster, que sustituirá a Apesteguia en Consell, al frente de la Fundación Bit.

La dimisión de Biel Barceló de la vicepresidencia del Govern todavía colea en Més. Los ecosoberanistas viven en una calma tensa por una crisis interna que sigue sin cerrarse y que amenaza con enfrentar al partido en su próximo congreso en el que deberán elegir a su futuro líder o, más probablemente, futura líder. La apuesta de un sector del PSM por hacer coordinadora y candidata a Bel Busquets choca con los partidarios de que quien asuma las riendas de la coalición sea Fina Santiago. Por ello, unos y otros trabajan ahora en encontrar una solución de consenso y no llegar divididos al congreso.

De momento la crisis abierta a raíz del relevo de Barceló tras su salida por su viaje a Punta Cana sigue viva. Busquets y su entorno creen que después de haber asumido la vicepresidencia del Govern para demostrar la implicación de Més en el Ejecutivo, "lo lógico" es que siga siendo el rostro visible del partido y que sea la coordinadora. La consellera de Servicios Sociales, Fina Santiago, que se daba por hecho que sería el cartel electoral de Més en las elecciones de 2019, sigue barajando dar el paso al frente y ser luego candidata a pesar del veto del PSM para ser vicepresidenta.

Por ahora, ninguna de las dos se ha postulado abiertamente. Y eso se explica, en gran medida, porque ambos sectores están hablando para consensuar una fórmula que evite el enfrentamiento. De momento apenas hay avances en las conversaciones. Sin embargo, el hecho de haber asumido la división y la necesidad de evitar el "mujer contra mujer" ya es considerado como un avance en el seno de la coalición. De hecho, voces de la formación lamentan que la brecha que ahora se ha hecho evidente por la renovación del liderazgo venía de atrás y que debería haberse afrontado antes.

Sin embargo, más allá de estos primeros contactos y de la voluntad de llegar con un acuerdo al congreso, la cosa sigue ahí donde estaba. Y no hay prisa en avanzar.

Casi todo, en el aire


Al contrario, el cambio de calendario ha permitido ganar dos semanas. Hace unos días la ejecutiva del partido acordó posponer el congreso del último fin de semana de febrero a la segunda semana de marzo. Un hecho que unos y otros desligan de estas conversaciones y que explican por coincidir con los actos de homenaje al alcalde republicano Emili Darder en el 80 aniversario de su fusilamiento a manos del franquismo.

Así, a falta de dos meses para la cita, todo está en el aire. De hecho, no está claro ni qué se jugará en el congreso. Es decir: no está claro si en el congreso se busca la persona que luego deberá ser cartel del partido en las elecciones o si ese debate se dejará para las primarias y sólo se elegirá las personas que gestionen el día a día del partido. Incluso la fórmula del tándem de dos coordinadores que ha utilizado la coalición en los últimos años tampoco se ve clara.

La fórmula que, a priori, parecía la más sencilla era mantener la actual bicefalia, que Busquets y Santiago se repartieran los dos cargos de coordinadoras, y que ya se vieran las caras en unas primarias que se adelantarían de otoño a antes del verano; pero algunos destacados cargos del partido no ven clara esa solución y, si bien no la descartan, creen que sólo supondría dar un pelotazo al frente.

Además, otros recuerdan que el tándem está pensado para reflejar la paridad en el partido y que por lo tanto deberían ser un hombre y una mujer. Otra objeción a resolver en la división es que supondría tener a las dos líderes del partido en el Govern -una es vicepresidenta y consellera de Turismo y la otra consellera de Servicios Sociales- con el riesgo de desatender al partido en un momento en que debe engrasarse la maquinaria para afrontar las próximas citas electorales. "Podría llevarse el partido al Govern", señalan voces de la formación, que evitan descartar esta posibilidad.

Con el retraso del congreso, también se tambalea el adelanto de las primarias, que en cualquier caso será una decisión que quedará en manos de la futura cúpula del partido. Si bien todavía se contempla que puedan anticiparse a principios de verano, el retraso del congreso a marzo y los tempos que exige el reglamento también dejan este adelanto en el aire.

La posibilidad de una tercera vía no se descarta, si bien los únicos dos nombres ahora son los de Busquets y Santiago. "Siempre están los nombres de Miquel Ensenyat o de Antoni Noguera, pero no se han puesto sobre la mesa", coinciden en las filas de Més.

Las conversaciones acaban de empezar pero se confía en que llegarán a buen puerto y con un consenso para el congreso. Més tiene ahora dos meses para evitar un enfrentamiento que ahonde más la brecha abierta en la coalición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.

Enlaces recomendados: Premios Cine