16 de julio de 2016
16.07.2016
Turismo

Cinco cadenas hoteleras mallorquinas se suman a la marca Palma Beach

La iniciativa busca mejorar la calidad turística de la Platja de Palma, que desde hace ya varios años está degradada y no logra una buena imagen

16.07.2016 | 02:06
Representantes de Palma Beach y los hoteleros posan delante de la playa.

Las claves

  • Las cadenas hoteleras: Ayer se adherieron cinco hoteleros a la marca
    Las cadenas que se han sumado a Palma Beach son Iberstar, Riu, Pure Salt Luxury Hotels, Hotel Playa Golf e Hipotels, esta última pendiente de inaugurar sus establecimientos en la Platja de Palma

    Objetivos: Quieren mejorar el turismo en toda la zona
    Con esta iniciativa persiguen conseguir un turismo de una mayor calidad o iniciar un cambio en el modelo, lo que incluye esa desestacionalización, una reclamación histórica, no solo en este lugar, sino también en el resto de Mallorca

    Líneas rojas: Para sumarse a la marca exigen unos mínimos
    Los establecimientos que quieran adherirse a Palma Beach, en líneas generales, tendrán que contribuir con un turismo responsable: no violar la ley o no fomentar el abuso del alcohol

    Autocrítica: Apuntaron a otros factores como los causantes de la degradación
    Los hoteleros se quejan de que la zona está degradada desde hace años y que tiene una mala imagen. Sin embargo, a la hora de reflexionar, señalaron hacia la administración y dijeron que no tienen influencia en el turismo que llega

Palma Beach amplia su familia. Ayer se presentó la adhesión de más cadenas hoteleras a la marca, que tiene el objetivo de "promocionar, dinamizar, gestionar eventos y actividades" en la Platja de Palma. Así, pretenden mejorar la imagen de la zona, que lleva degradada desde hace varios años, y que se convierta en un emplazamiento turístico "de los más importantes de España".

Los hoteles que se sumaron son de las cadenas Riu, Iberostar, Hipotels, Pure Salt Luxury Hotels y Hotel Playa Golf. Así, quieren englobar este tipo de empresas "con el fin de contagiar a otras que siguen atascadas en el pasado", señaló el gerente de Palma Beach, Pedro Marín. Asimismo, recordó el potencial que tiene la zona por su cercanía al aeropuerto, pero también con Palma. Entre sus objetivos destacan volverse en un referente para los visitantes y así conseguir esa desestacionalización por la que suspiran desde hace tanto tiempo. También se busca "embellecer la zona, que ya de por sí lo es", apuntó la directora del Iberostar Playa de Palma, Elena Martínez. En definitiva, mejorar la calidad turística de este lugar.

Todo esto lo harán mediante eventos de carácter deportivo, cultural o musical, con los que intentarán impulsar este cambio de modelo turístico. En este sentido, dieron la bienvenida al Cinema a la Fresca a la Platja de Palma, donde se proyectarán dos películas este verano, una en Can Pastilla y otra en el balneario seis. "Es un buen principio", afirmó el jefe de marketing de Palma Beach, Mika Ferrer.

A la hora de la autocrítica por la degradación que sufre la zona, el propietario del Hotel Playa Golf, Francisco Marín, se centró en que no han podido mejorar sus hoteles porque desde la administración no se les ha permitido. Además, aseguró que no tienen influencia en el tipo de turismo que llega. Por su parte, la responsable social corporativa de Riu, Catalina Alemany, afirmó que no pueden discriminar al turista y expresó su frustración ante los pocos cambios que han provocado la subida de tarifas y categoría: "Viene la misma gente". Los extranjeros que acogen, aunque tengan más dinero, vienen a lo mismo, comentó Alemany. El director comercial de Pure Salt Luxury Hotels, Miguel Amengual, recordó los cambios que se están produciendo en la nacionalidad de sus clientes en el caso del hotel Garonda, ya que los alemanes han pasado de representar un 85% a un 50%.

La iniciativa se puso en marcha hace más de un mes y ya reúne a distintos tipos de establecimientos de este lugar. En un principio no está pensada solo para hoteles, puesto que también se podrán adherir negocios del sector de la restauración o comercios. De hecho, hay bares que ya forman parte de la marca. Eso sí, han establecido una serie de prohibiciones para quienes quieran afiliarse, como el uso de gente que haga de relaciones públicas, el engaño a través de sus ofertas o provocar un consumo abusivo del alcohol como único reclamo en el caso de la restauración. En cuanto a los hoteles, no podrán tener el "todo incluido" como principal reclamo. Las tiendas deberán abstenerse de vender marcas falsificadas o poner excesivos carteles y los supermercados que se quieran sumar tendrán que evitar una oferta de bebidas alcohólicas que sea de un 30% o mayor. Tampoco se pueden dedicar a la venta de helados de bola. En general, ninguno de los establecimientos que se unan a Palma Beach podrán violar la ley.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.

Enlaces recomendados: Premios Cine