27 de mayo de 2016
27.05.2016
PSOE

Armengol reprocha a Sánchez a la cara que no pactara con Podemos

En el Nueva Economía Forum de Madrid, la presidenta apostó por el partido de Pablo Iglesias: "Rechazo calificar de radical o extremista a nadie" Reclamó acabar con "la discriminación económica de Balears" y puso de ejemplo el pacto de las islas

27.05.2016 | 02:51
Francina Armengol, durante su intervención en el Nueva Economía Forum.

Pedro Sánchez

  • “Balears es la evidencia de que el cambio es posible” El candidato del PSOE, Pedro Sánchez, puso ayer a Balears como ejemplo del Gobierno del “cambio” que él quiere para España y como referente de las “políticas progresistas” que generan derechos, reducen desigualdades y producen crecimiento económico, al tiempo que controlan el gasto público. Sánchez ejercidó de presentador de la presidenta balear, Francina Armengol. Según Sánchez, en un año Francina Armengol ha llevado a Balears la “normalidad”, tras el alto grado de “crispación social” que vivía con el anterior ejecutivo del PP. El socialista, tras destacar algunas medidas del Govern de Armengol, con la sanidad universal o la renta social, indicó que Baleares es la “evidencia de que el cambio es posible. Hagámoslo extensible al país el próximo 26 de junio”, reclamó el candidato del PSOE.

La presidenta de Balears, Francina Armengol, no se anduvo por las ramas ayer en Madrid. A escasos metros de Pedro Sánchez no tuvo ningún problema en exigir al secretario general de su partido que pacte un Gobierno de izquierdas con Podemos. "Pedro lo sabe perfectamente, yo prefiero un gobierno de izquierdas y lo he preferido siempre, porque soy de izquierdas y represento a un partido de izquierdas", en claro reproche al idilio entre Sánchez y Albert Rivera (Ciudadanos).

Fue en el Nuevo Economía Forum, con la presencia del secretario general de su partido, donde la jefa del Ejecutivo autonómico se despachó a gusto. El planteamiento de Armengol no es nuevo. Lo ha venido repitiendo en infinidad de ocasiones. Lo novedoso de las palabras de ayer de la presidenta es que reprochara a Sánchez a la cara su acuerdo con Ciudadanos y que no apostara por un pacto de izquierdas.

También recordó en Madrid que ella pactó con un partido nacionalista, Més, y el apoyo externo de Podemos. Defendió el llamado "pacto a la balear" por el impulso de políticas sociales de calado y el cese de lo recortes.

Tras subrayar que ella va a trabajar "intensamente" para que Sánchez tenga los "máximos votos posibles" y "sea el presidente de España con un proyecto político de acuerdo con la coherencia que siempre han mantenido Pedro y el PSOE", Armengol volvió a darle un tirón de orejas al líder socialista. Le recordó que los partidos deben ser "coherentes" y "fieles" con lo que han prometido a los ciudadanos a la hora de abordar las negociaciones postelectorales.

Reconoció que, en su caso, la situación fue diferente a lo que ocurrió después del 20 de diciembre, porque en el Parlament balear había "una clara mayoría de izquierdas" y la lectura fue "fácil": Se votó "cambio a la izquierda" y fue lo que se buscó. Añadió que ella no teme al sorpasso que pueda dar la coalición Unidos Podemos al Partido Socialista porque "las sumas a veces multiplican, pero a veces restan".

Pese a ello, la presidenta isleña no quiso comparar a Podemos en Balears con Podemos nacional. Y apuntó: "Yo no tildaré ni de radical ni de extremista a nadie, cada uno tiene su comportamiento y planteamiento, yo lo que pido es que miren las políticas que hemos hecho estos meses en Balears y me digan si son buenas", aseveró, para después defender que la legislatura "está funcionando bien".

"Todos los partidos –reflexionó Armengol– han aprendido lo que hay que hacer y lo que no". Se mostró convencida de que todos han "hecho algo mal" y ahora tendrán que buscar acuerdos porque no se puede "tener a España parada".

Encaje de Cataluña
Francina Armengol fue preguntada por la "crisis territorial" que existe en España. Aseveró que ella es "ferviente defensora de una España federal en la que esté Cataluña" y reiteró su disposición a trabajar "incansablemente" para convencer a los catalanes de que "es bueno" quedarse dentro de España: "Cada uno que se sienta como quiera pero juntos podemos más que separados", indicó. Pero para convencer a los catalanes consideró imprescindible que desde Madrid "deben ofrecerles algo". Sin embargo, sostuvo que en ese aspecto se está trabajando "lento". Asimismo, se mostró convencida de que si Sánchez llega a la Moncloa "luchará para encontrar un encaje".

La presidenta también criticó el centralismo de Madrid: "Me permitirán que les diga que España no es sólo Madrid y demasiadas veces desde un territorio como el mío formado por cuatro islas en medio del Mediterráneo, con una larga historia común con territorios como Valencia, Cataluña y Aragón, con una lengua propia que es el catalán, a menudo nos sentimos poco comprendidos".

La financiación de Balears
La mejora de la financiación fue otra de las cuestiones abordadas por Armengol en Madrid. En este sentido reclamó un nuevo modelo de financiación autonómica ante la "discriminación" que sufren los ciudadanos de las islas y las "dificultades" financieras de la Comunidad Autónoma.

En este sentido, relató los "costes añadidos" que tienen los ciudadanos Balears "sólo por el hecho de ser islas": "Es necesario combatir ese coste de insularidad", afirmó, reivindicando así un régimen especial para la Comunidad Autónoma ya que dichos costes les hacen ser "menos competitivos".

Asimismo, reclamó la condonación de la deuda con el Estado, cifrada en 6.000 millones de euros: "Creo que es una reivindicación justa por la infrafinanciación histórica de Balears", incidió. Por último, habló del frente común para mejorar la financiación con Valencia y el apoyo de Cataluña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.

Enlaces recomendados: Premios Cine