Impuesto turístico

Podemos y la oposición vetan que la ecotasa financie residencias

Han presentado enmiendas para obligar al Govern a suprimir de la ley del impuesto la inversión en infraestructuras sociales

03.03.2016 | 11:00
Mallorca necesita entre 5 y 6 nuevos geriátricos.

La polémica

  • Santiago responde a Huertas que ella sí se moja y no solo critica

    La consellera de Asuntos Sociales, Fina Santiago, no ha querido dejar pasar por alto el duro ataque de la presidenta del Parlament y alto cargo de Podemos, Xelo Huertas, a la gestión de las ayudas para personas dependientes en las islas. En su discurso institucional con motivo del Día de las Illes Balears, Huertas aprovechó para denunciar la situación "patética" e "intolerable" que vive la Comunidad, que fue "donde menos creció el número de beneficiarios de prestaciones en todo 2015", dijo. En su muro de Facebook, Santiago replicó ayer: "Es cierto que la situación de la dependencia es intolerable, como ejemplo hay más de 800 personas mayores que esperan plazas residenciales. Pero mientras algunos partidos solo se quejan y critican, otros como Més se mojan y gestionan para que esto deje de ser así". La consellera remachó: "¡Una gran diferencia!".

El Govern quiere destinar una parte de la ecotasa a sufragar la construcción de infraestructuras sociales, especialmente residencias para personas con un alto grado de dependencia. En Balears existen más de 800 personas que están en lista de espera para entrar en un geriátrico, lo que da una idea del déficit de este tipo de infraestructuras que padece nuestra comunidad. Sin embargo, se ha encontrado como su socio externo, Podemos, así como el PP y El Pi, han presentado enmiendas a la Ley del Impuesto Turístico que veta esta iniciativa.
Desde la conselleria de Servicios Sociales del Govern que comanda Fina Santiago (Més) no esconden su preocupación por estas enmiendas que puede dejar a las islas sin estas infraestructuras necesarias. En el Govern recuerdan que el problema de Balears es el alto precio del suelo para destinarlo a infraestructuras públicas. Por ello, se ha generado este déficit de residencias para poder acoger a personas mayores o discapacitados graves.

El objetivo del Ejecutivo era poder destinar cada año entre 4 y 6 millones de euros a iniciar la construcción de residencias geriátricas. En Mallorca se necesitan unas seis, especialmente en los alrededores de Palma, para poder hacer frente a la demanda, mientras que en Eivissa y en Menorca es imprescindible construir una por isla. Aseguran que este tipo de infraestructuras son, sin duda, una inversión que redundará en la desestacionalización de las islas. De hecho, la Organización Mundial del Turismo recomienda como mecanismo para luchar contra la pobreza desde la vertiente turística, "la inversión de infraestructuras que beneficien a los más desfavorecidos".
Pese a ello, el Govern no le quedará otro remedio que aparcar estos proyectos de carácter social. La unión de Podemos con el PP y El PI dejan al Ejecutivo de Armengol sin capacidad de maniobra, ya que suman más de 33 diputados, mayoría absoluta del Parlament, para poder suprimir del texto de la ecotasa las residencias.
El argumento de Podemos y el PP es que debe ser un impuesto meramente ambiental. En El Pi hablan de una recaudación de carácter finalista para invertir en la recuperación de infraestructuras turísticas. Pese a esta enmienda a la ecotasa, El Pi podría estar dispuesto a negociar su retirada, según el Govern. No obstante, aún así los votos de PP y Podemos tumbarían destinar dinero del impuesto turístico a infraestructuras sociales.
"Nos podemos encontrar con que la ecotasa sirva para financiar el mantenimiento del Palacio de Congresos y no para edificar nuevas residencias para personas dependientes", admitió la consellera Fina Santiago. Desde Més acusan a los del Podemos de adoptar una postura "incongruente".
En Podemos han cambiado de opinión con respecto al objetivo de la ecotasa. Tal y como ya publicó este periódico, el programa electoral del partido morado hablaba de un impuesto "ambiental, social, de innovación y de carácter finalista".
Los argumentos del PP son bien distintos, pese a coincidir con Podemos en suprimir las residencias. Los populares quieren que toda la recaudación se destine a la reconversión turística, para reformar las zonas maduras y así contentar al sector.

Contrapropuesta de Turismo

En otro orden, ayer finalmente se suspendió la reunión prevista entre PSOE, Podemos y Més para tratar de desbloquear las enmiendas conflictivas de los segundos a la ley del impuesto turístico, especialimente la que persigue un reparto proporcional de los fondos por islas. Se debatirán el próximo lunes, ya que la conselleria de Turismo ha presentado a Podemos una contrapropuesta.
En ella el departamento de Biel Barceló propone que a cada isla se asignen un mínimo y un máximo de los fondos recaudados. Con todo, el aplazamiento ha provocado cierto temor entre los socialistas y sus socios de Més, ya que el martes está convocada la ponencia de la ley, por lo que se debatirán y someterán a votación algunas de las enmiendas de los podemistas. Si el PP decide hacer pinza con Podemos y vota a favor, ello implicaría que el texto aprobado deberá incorporarse tal cual en el articulado de la ley, sin posibilidad de cambio. Así las cosas, PSOE y Més intentarán avanzar la reunión para que haya más margen para negociar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.

Enlaces recomendados: Premios Cine