World Travel Market 2015

Soria niega más dinero a Balears hasta que justifique el ya entregado

El ministro de Turismo dice que no piensa pagar los 63 millones comprometidos con Platja de Palma hasta que se justifique el uso de 20 enviados con Antich y Bauzá - Armengol abronca en persona a Soria y le exige que cumpla con las islas

04.11.2015 | 09:37
Soria niega más dinero a Balears hasta que justifique el ya entregado

Polémica fiscal

  • La ecotasa enfrenta a Madrid y Balears

    Soria va de charco en charco en su relación con Balears. Ayer la trifulca afectó también a las prospecciones petroleras que el ministro defiende y a la ecotasa balear, de la que dio su opinión ante la prensa internacional: "Es un disparate gravar aún más una actividad porque funciona y hace las cosas bien. Es como si Alemania, donde tiene una industria del motor líder, pusieran un impuesto sobre la fabricación de coches", decía, antes de reconocer que su Gobierno incumplió la promesa de bajar el IVA turístico del 8 al 4%, subiéndolo al 10%. "No cumplimos, pero la situación ha mejorado y hay margen para bajar tipos en el IRPF y el Impuesto de Sociedades". ¿Significa eso que bajarán el IVA turístico, le insistían? "Ahora no vamos a bajar el IVA al turismo".

Trucos y recomendaciones

  • José Manuel Soria, ministro de Industria y Turismo
    "Es un disparate gravar aún más una actividad como el turismo porque funciona y hace las cosas bien. No se pueden poner más impuestos"

    Francina armengol, presidenta del Govern balear
    "Lo que es un disparate es que el Gobierno lleve 4 años sin invertir en Balears, suba el IVA turístico y promueva sondeos petroleros en las islas"

­Estaba todo el mundo hablando de la huelga ferroviaria de Londres cuando lo que hubo en la City ayer fue un choque de trenes. O más bien un atropello, con un ministro español aplastado por una presidenta balear desatada. El impacto se veía venir desde el lunes, cuando el vicepresident del Govern, Biel Barceló, lamentó en la feria de turismo de Londres que el ministro de Industria, José Manuel Soria, se preocupe tanto por meterse con el nuevo impuesto balear a los turistas, mientras su departamento se niega a pagar 63 millones comprometidos por Madrid en 2009 para financiar obras en Balears.
Aparecía en escena el citado Soria, un ministro del PP que, entre subidas de IVA turístico y defensa a ultranza de las prospecciones petroleras, ha porfiado tanto con las islas que hasta un Govern de su mismo partido, presidido por José Ramón Bauzá, llegó a hacer algo parecido a quejarse. Ayer se le quejaron de verdad. Y en la cara. La razón es que el propio Soria, en rueda de prensa internacional, había respondido a eso de las 16.00 horas a las quejas de Barceló, para advertir dos veces, por si hubiera duda, de que su Ministerio no enviará ni uno solo de los 63 millones de euros que debe para financiar actuaciones en Platja de Palma hasta que el Govern detalle y justifique en qué se ha gastado los 20 millones que se entregaron. "Todas las comunidades cuando se les da una línea con recursos para una finalidad debe justificar si lo ha gastado en eso o en otra cosa. No tendría sentido que se le siga transfiriendo dinero antes de que justifique", argumentaba el ministro, que aseguraba que ahora empieza a haber más recursos para turismo, pero su llegada a Balears seguirá supeditada a que se explique en qué se ha gastado el dinero anterior.

A los pocos minutos el vicepresident Barceló y la presidenta, Francina Armengol, estaban enterados de lo que había dicho Soria. Y les esperaban, para abordarle durante el paseo programado por el ministro para conocer la feria y la oferta española. Antes de su llegada, Barceló lamentaba que el ministro considere subvenciones lo que en realidad se negoció como inversiones con el presidente Zapatero, y protestaba por el hecho de que ni les den tiempo de justificar unos gastos (20 millones les reclama Soria) que achacan a tiempos del PP de Bauzá. Algo parecido rumiaba la presidenta, que esperaba al ministro al pie del stand, con un gesto serio poco habitual en ella y pinta de generala asomada a la muralla de su castillo. Llega Soria, muy alto él. Recibe Armengol, subida a un escalón que la pone a la misma altura del ministro: "Esto no puede ser, ministro, así no". Ese era el saludo. Luego seguían minutos en los que la presidenta hablaba, casi abroncaba, y Soria escuchaba. Al lado sonreía, irónico, Barceló. Y miraba como quien no está allí la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, autora de la carta en la que le pide a las islas de las que procede que devuelvan dinero al Estado. Acabada la escena, Soria se marchaba con gesto más serio del que ya traía y Armengol explicaba que le había dicho que no es de recibo que prive a Balears de inversiones que necesita para su turismo y se niegue a dar tiempo para justificar lo ya gastado y programar obras para los 63 millones que faltan. "Ni yo, ni los ciudadanos tenemos la culpa de que el Govern de Bauzá no invirtiese esos recursos que tenían para actuaciones necesarias para Platja de Palma y el turismo. Le hemos pedido tiempo para justificar lo gastado y preparar inversiones", zanjaba la presidenta, que veía a Soria "muy cerrado". Y más tras el rapapolvo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.

Enlaces recomendados: Premios Cine