World Travel Market

El Govern y Hacienda planean inspecciones conjuntas contra el alquiler turístico ilegal

El vicepresidente Barceló advierte de que cruzarán datos para buscar irregularidades, mientras preparan una ley que permitirá alquilar a turistas en edificios plurifamiliares de algunas zonas - La regulación no estará hasta 2017

03.11.2015 | 00:26
El Govern y Hacienda planean inspecciones conjuntas contra el alquiler turístico ilegal

Cita tensa con Soria

  • Borrego y el Ministerio le niegan a Platja de Palma 63 millones de inversión comprometida

    Si el ministro de Turismo, José Manuel Soria, logra llegar a Londres desde Cuba (ayer su vuelo esperaba por la niebla británica), hoy puede encontrar políticos menos amigos que los Castro en el stand de Balears. Allí aguardan la presidenta Armengol y el vicepresidente Barceló, que asegura estar deseando echarse delante a Soria. La razón: lleva meses pidiendo una reunión y lo único que ha obtenido es una carta de Isabel Borrego (la mallorquina nombrada por el PP secretaria de Estado de Turismo), para decirle al Govern que se olvide de 63 millones en inversiones estatutarias comprometidas en Platja de Palma. "Llevamos meses reprogramando proyectos para aprovechar esos 63 millones. Hemos pedido tiempo para hacer las obras y nos responden por carta y sin recibirnos", decía mosqueado Barceló. "Si tenemos opción de parar a Soria le diremos que se olvide de las prospecciones petroleras y que cumpla con el turismo, aparte de reñirnos con la ecotasa", espetaba el vicepresidente. Hoy se verán.

El nuevo impuesto turístico balear preocupa tan poco a los touroperadores que ayer hasta en el Govern hablaban de otras cosas. La primera, la prevista: el verano que viene va a ser otro exitazo, con el mercado inglés creciendo un 5% al calor de una libra cada vez más fuerte, para alegría del turismo mallorquín y su competitividad ganada a golpe de euros devaluados. Y así lo resumía el propio vicepresidente turístico, Biel Barceló, que recordó en persona a los hoteleros que con la subida de precios que tienen los hoteles prevista para el año que viene y la libra cotizando al alza, el tributo será "calderilla" para los viajeros británicos. "Será menos del 1% de lo que se van a gastar en sus vacaciones", recalcaba Barceló, consciente de que poco suponen dos euros para los turistas de un país en el que cada viaje en metro sale por tres veces la ecotasa balear. Lo único que preocupa ahora a los touroperadores británicos es que les digan cuándo se va a empezar a aplicar el tributo, para avisar a sus clientes. Barceló les dijo lo que saben, que es un tanto vago: que el impuesto no se podrá aprobar antes de febrero en el Parlament, pero que es previsible que esté listo en mayo, para aplicarse inmediatamente después.

Zanjado el asunto por un rato, los temas empezaron a ser otros. Como el alquiler turístico, por ejemplo. El Govern del Pacto había prometido regularlo, pero en sentido contrario al elegido por el Govern Bauzá: en vez de para prohibirlo, para permitirlo en algunos supuestos. Y en eso están, dice Barceló, que señala que ahora mismo los servicios jurídicos están repasando todas las opciones, pero la idea es que se pueda arrendar a turistas en edificios plurifamiliares. Y solo cuando se cumplan algunos requisitos, como un servicio de calidad, atención en la llegada y la salida, limpieza del apartamento y otros básicos ligados a la calidad. Con matices, añadía Barceló: la idea es dejar en manos de Consell y los ayuntamientos, competentes en materia de urbanismo, la elección de las zonas o los cupos de plazas (la opción no está cerrada) que podrán alquilarse a turistas. Es decir, la regulación va para largo. Barceló cree que no estará hasta 2017.

Y mientras tanto el Govern quiere plantarle cara a la economía sumergida, para evitar un deterioro de la imagen turística y un daño a quienes sí pagan sus impuestos en el sector, que ahora encima se van a ver obligados a recaudar un nuevo impuesto a los viajeros. Para hacerlo el Govern ha puesto primero a trabajar a sus inspectores de Turismo con los responsables de Hacienda del propio Ejecutivo balear, y va a coordinarse con la Agencia Tributaria balear. Objetivo: cruzar datos para cazar a quienes alquilen irregularmente. "Suena a que es muy lógico hacer esto, pero hasta ahora no se había hecho", explica Barceló, que recalca que el alquiler que Bauzá ilegalizó en edificios plurifamiliares afecta sobre todo a las ciudades. Fuera de ellas, la mayoría es alquiler conforme a la ley.

"La parte difícil es decidir si lo permitimos en todos los casos, como pide APTUR (la asociación de alquiler turístico) o lo restringimos a algunos supuestos como piden los Consells de Eivissa y Formentera. Posible solución: en Barcelona plantean cupos por barrios, y en otros modelos se reservan solo algunas zonas", valora Barceló, que espera el dictamen jurídico y conversaciones con ayuntamientos y consells para decidir quien puede alquilar. Mientras tanto, inspección contra el infractor. Y negocio, mucho negocio: el mercado británico va como un tiro. También con una ecotasa que ya aburre hasta a los tabloides.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.

Enlaces recomendados: Premios Cine