Agricultura

El Govern extiende el control contra el 'ébola del olivo' a las navieras

Quieren evitar la llegada de árboles infectados después de que todos los análisis dieran negativo

12.10.2015 | 02:45
El Govern extiende el control contra el 'ébola del olivo' a las navieras

Los síntomas

  • La planta se seca de forma paulatina hasta su muerte

    Los síntomas del llamado ´ébola del olivo´ son de estrés hídrico, decaimiento y marchitez. La segunda fase se produce en cuestión de pocas semanas y consiste con el secado de hojas y ramas que provocan la muerte de toda la planta. Los olivos afectados rápidamente transforman sus hojas verdes en color marrón y después empieza el secado de las ramas. No existe ningún producto químico capaz de hacer frente a la propagación de la bacteria. La única solución es evitar al máximo los insectos en el entorno de los árboles. Una de las principales preocupaciones ha sido durante el verano por la mayor presencia de insectos. No obstante, todas las prospecciones realizadas en las islas por los técnicos en las últimas semanas han dado negativo. Pese a ello se deben tomar precauciones dado que el brote detectado en Córcega y el del sur de Italia está muy cerca de Balears.

La conselleria de Agricultura y Medio Ambiente ha decidido extender los controles contra la bacteria Xylella Fastidiosa, también conocida como el ´ébola del olivo´ que ha arrasado miles de hectáreas olivareras de Italia, a las navieras. Quieren evitar que con la llegada de un árbol infectado pueda extenderse a los olivos, cítricos, encinas y viñedos de las islas.

El Govern ha remitido una circular a las navieras Baleària, Transmediterránea, Acciona y DHL, en la que pide que le comuniquen de forma inmediata si hasta los puertos de Balears llega algún cargamento de vegetales susceptibles de transmitir la bacteria. Especialmente arbustos y olivos procedentes de otras comunidades y con especial atención de Italia. Una vez comunicado, los técnicos realizarán los pertinentes análisis para descartar la presencia de la temida bacteria.

Esta iniciativa se ha puesto en marcha una vez que los técnicos de sanidad forestal y sanidad vegetal hayan realizado prospecciones aleatorias a diferentes plantaciones de olivos, viñedos y también encinares y robles de los bosques. En total se han sacado muestras de alrededor de 1.000 hectáreas distribuidas por toda la isla. En ninguna de las muestras extraídas se ha detectado la presencia de la bacteria. Los técnicos consideran que estas pruebas, realizadas en puntos específicos, permiten garantizar la nula presencia de la temida bacteria.

Además de todo ello, también se han realizado prospecciones a los cerca de 160 viveros y puntos de venta de árboles y arbustos ornamentales instalados en Balears. Tampoco en ninguno de ellos se detectó la existencia de plantas con Xylella Fastidiosa.

Además del olivo, una de las principales preocupaciones de los responsables de la sanidad forestal son las encinas (Quercus), especie que también se puede ver afectada por el ´ébola del olivo´. Hay que tener en cuenta que en las islas existen del orden de 26.000 hectáreas de encinas centenarias de una gran valor ecológico.

Pero sin duda, el temor agrario se cierne sobre el olivar. Unas 9.000 hectáreas, básicamente ubicadas en Mallorca, están a pleno rendimiento elaborando el cada vez más apreciado aceite con denominación de origen. La temida bacteria de procedencia sudamericana también ataca a los cítricos, de los cuales en las islas existen unas 1.800 hectáreas de plantados y los viñedos, con 2.000 hectáreas en todas las islas. De igual modo, puede afectar a la especie de los Prunus (almendros, albaricoques, melocotoneros y ciruelos) con más de 30.000 hectáreas de cultivo en nuestro archipiélago.

Ante esta gran cantidad de arbolado susceptible de ser atacado, el Govern ha realizado reuniones informativas con los sectores agrarios implicados. El objetivo es darles información y, al mismo tiempo, pedirles su colaboración inmediata en el caso que detecten alguno de sus árboles con los síntomas.

Muy cerca de Mallorca

La Xylella Fastidiosa arrasó en el sur de Italia más de un millón de árboles. Asimismo, el pasado mes de julio se detectó la presencia de esta bacteria en Córcega (Francia), a escasos 400 kilómetros de Mallorca. Ello provocó la reacción de la Unión Europea que ordenó a todos los Estados miembros la adopción de medidas extremas de control. En Balears se tiene la ventaja de que al ser un archipiélago se hace más fácil el control de la entrada de árboles. Por este motivo el Govern ha adoptado las medidas con las navieras.

La capacidad de propagación de la bacteria es vertiginosa, ya que los insectos son portadores hasta su muerte y se trasmite mediante la picada de los vectores. En pocas semanas plantaciones de varios cientos de hectáreas pueden estar contagiadas, tal y como ha ocurrido en Plugia (Italia).

No existe ningún tipo de remedio conocido para acabar con esta bacteria procedente de América Central y Sudamérica. La única solución, según apuntan los técnicos, es arrancar el árbol y quemarlo completamente para que no pueda seguir transmitiendo la enfermedad. Tanto en Italia, como en Córcega se cree que el contagio vino a través de la importación de plantas ornamentales, como es el caso de los arbustos y plantas de jardinería.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.

Enlaces recomendados: Premios Cine