Tribunales

Un juez exime a unos padres de tener que avalar a su hija en un préstamo hipotecario

Una sentencia declara abusiva una cláusula impuesta por un banco a un matrimonio que aceptó ser fiador en la compraventa de una casa

03.08.2015 | 02:03

Derecho comunitario

  • Una directiva de la CE como marco legal

    El magistrado Víctor Fernández dedica buena parte de la sentencia sobre la cláusula abusiva en un préstamo hipotecario a analizar el derecho de la Unión Europea en materia de defensa de los consumidores. Fernández examina también la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y del Tribunal Supremo español en la materia. La directiva 93/13 de 5 de abril de la Comunidad Europea es el marco donde se establecen las pautas para determinar si algún artículo de un contrato es abusivo para los consumidores y por tanto debe ser anulado por los jueces, en este caso los españoles. La sentencia explica que en el supuesto juzgado el vicio de la cláusula impugnada se produjo en 2008 cuando se firmó el contrato, pero nada impide que se dé amparo a los consumidores aunque hayan acatado esa artículo durante seis años y en su día aceptaran la condición.

El juez palmesano Víctor Fernández, titular del juzgado de lo mercantil 1, ha anulado una cláusula abusiva que fue impuesta por una caja de ahorros a un matrimonio mallorquín que aceptó ser avalista de su hija en un préstamo hipotecario. Si la sentencia alcanza firmeza, los padres dejarán de ser avalistas de su hija en el caso de que ésta no pague los plazos de la hipoteca.

Los hechos se remontan al año 2008 cuando una mallorquina contrató un préstamo hipotecario con una entidad financiera para comprarse una casa. Además de la vivienda, el banco pidió más garantías y los padres de la compradora accedieron a firmar las escrituras como avalistas.

Seis años después, y sin que se hubiera producido ningún impago de las cuotas mensuales de la hipoteca, los avalistas, representados por el letrado Josep Campins Crespí, demandaron al banco por imponerles una cláusula abusiva.

La demanda alegaba que ese artículo vulneraba los derechos de los fiadores en caso de ejecución de la hipoteca por impago de su hija.

De hecho el contrato impedía a los avalistas defenderse en el caso de que el banco optase por subastar la casa a través de un notario, la llamada ejecución extrajudicial.

También se alegó que la caja de ahorros no había explicado con claridad a los padres "el significado y alcance del contrato de fianza solidaria" y que la entidad financiera había incluido ese artículo sin negociación alguna.

El banco se defendió argumentando que la fianza de los padres era un contrato independiente del préstamo hipotecario para la hija.

Los demandados rechazaron que la cláusula impugnada fuera de tipo general y añadieron que nació "fruto de una negociación con los clientes, de forma individualizada, como elemento esencial del contrato, fruto de la libertad de pactos y, por tanto, no potestativa".

El magistrado ha dado la razón a los demandantes y ha concluido que la condición impugnada es abusiva. Fernández rechaza que el artículo naciera de la negociación entre las partes y declara que vino impuesto por el banco. Según la sentencia se trata de un elemento más de las condiciones generales y que, además, "causa un desequilibro importante en los derechos y obligaciones" de los fiadores. De acuerdo con la sentencia, el consumidor (en este caso los demandantes) se han visto perjudicados por la actuación del banco, por lo que procede la anulación de la cláusula.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.

Enlaces recomendados: Premios Cine