24 de agosto de 2016
24.08.2016
Polémica

Indignación a favor de dos bañistas obligadas a quitarse el velo en Francia

Las afectadas no vestían burka ni 'burkini', pero aún así fueron apercibidas por las autoridades

24.08.2016 | 17:57

Las redes sociales se encendieron hoy a favor de dos bañistas de las playas de Niza y Cannes obligadas por la Policía francesa a quitarse el pañuelo que llevaban anudado a la cabeza o la túnica que les cubría los brazos.

Diarios británicos publicaron anoche imágenes de una de las dos mujeres siendo controlada por cuatro policías municipales en una playa del paseo de los Ingleses en Niza.

La primera instantánea muestra a la mujer con un pañuelo turquesa y blanco que le cubría el pelo y una túnica del mismo color de manga larga, mientras que en la siguiente se la ve quitándose la túnica bajo la mirada de los agentes.




También ayer en Cannes, unos policías multaron a Siam, una bañista de 34 años que llevaba 'hiyab' y que hoy declaró a la cadena "BFM TV" que va a emprender acciones legales.

"No llevaba 'burkini', no llevaba burka, no iba desnuda. Considero que mi vestimenta era correcta", dijo.

Los dos incidentes han generado un aluvión de reacciones de internautas denunciando hoy lo sucedido y mostrando su indignación en las redes, dado que el velo no está vetado en los espacios públicos.

"Llegamos incluso a desvestir a mujeres en la playa. Sois el hazmerreír del mundo", decía un comentario en Twitter de la militante Sihame Assbague, retuiteado al menos 11.000 veces.

Niza y Cannes forman parte de la quincena de municipios de la Costa Azul que desde principios de mes han ido prohibiendo en sus playas públicas el uso del "burkini", bañador islámico que cubre completamente el cuerpo de la mujer.

A la espera de que el Consejo de Estado, máxima instancia administrativa gala, examine mañana la legalidad de los decretos municipales que vetan esa prenda, al menos 16 mujeres han sido multadas en total desde principios de semana, según "BFM TV".

El Consejo Francés del Culto Musulmán pidió hoy una reunión urgente con el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, para abordar la cuestión, sobre la que el Ejecutivo ha rechazado de momento lanzar una legislación específica.

El Gobierno apuesta, en cambio, por el cumplimiento firme de la ley en vigor contra el burka, que cubre todo el rostro, y el niqab, que solo deja ver los ojos, y de la que proscribe en centros educativos de primaria y secundaria todo signo religioso ostentoso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine