Guerra en Siria

EEUU y Rusia amplían el alto el fuego en Alepo

A pesar de los fuertes combates entre rebeldes y fuerzas aliadas ambas partes han acordado extender el cese

06.05.2016 | 01:41

Rusia y EEUU intentan rescatar la tregua en Siria, amenazada por la nueva ofensiva lanzada por los yihadistas en Alepo, para lo que la aviación rusa intensificó hoy sus bombardeos contra las posiciones rebeldes.

Tras los ataques de los últimos días sobre Alepo, que han causado más de 200 muertos, a partir de esta medianoche entrará en vigor la tregua acordada por Washington y Moscú, y que cuenta ya con la aceptación del Ejército sirio.

"El martes Rusia, EEUU, Siria y la oposición acordamos un régimen de silencio en Alepo y sus alrededores. El Frente al Nusra lo rompió hoy", dijo Ígor Konashénkov, portavoz del mando ruso en Siria, a medios internacionales, entre ellos Efe, en la base rusa de Hamimin, en la provincia de Latakia.

El general ruso explicó que el plan era prolongar hoy ese alto el fuego, pero los yihadistas frustraron sus planes al lanzar una ofensiva contra el Ejército sirio en las inmediaciones de Alepo (norte), la segunda ciudad siria.

"El Frente al Nusra lanzó varios obuses contra edificios de viviendas en Alepo. Además, un grupo de unos 200 terroristas atacó a las fuerzas gubernamentales", dijo.

Rusia y Estados Unidos tomarán "todas las medidas necesarias" para restablecer la tregua en todo el territorio del país árabe, pero admitió que será difícil, ya que el Frente al Nusra controla "una parte significativa de territorio".

"Haremos todo lo posible para lograr el cese de las hostilidades en Alepo. También nos preocupa el norte de Latakia y la frontera con Turquía. Si se cerrara la frontera y se suspendieran los suministros a los yihadistas, todo sería más fácil", comentó.

Aunque la tregua que entró en vigor el 27 de febrero parece tambalearse, Konashénkov aseguró que "el proceso de liberación de Siria avanza" y que ese hecho es el "catalizador" del proceso de paz.

Del restablecimiento de la tregua, que es respetada en Damasco, Hama, Homs y parte de Latakia, depende la reanudación de las negociaciones de paz en Ginebra, según ha admitido el propio mediador de la ONU, Staffan de Mistura.

Rusia ha pedido a EEUU que persuada a los grupos opositores que se encuentran en torno a Alepo que se alejen de esa zona, para que la aviación rusa, que ahora tiene las manos atadas, pueda martillear a los terroristas.

"En estos momentos no estamos bombardeando Alepo", precisó Konashenkov.

Precisamente, la prensa internacional fue testigo en Hamimin del despegue de varios cazabombarderos rusos que se disponían a atacar las posiciones yihadistas en Raqa, Ara y Deir Ezzor.

"Hemos efectuado 87 vuelos, al mismo nivel de hace dos meses", dijo el militar ruso, en alusión a la entrada en vigor de la tregua y la decisión del presidente ruso, Vladímir Putin, de reducir en febrero el grueso de las tropas rusas en Siria.

No todos culpan, en cambio, a los yihadistas, ya que la oposición moderada considera que fue el Ejército sirio el que rompió la tregua el 22 de abril al lanzar una ofensiva general sobre Alepo.

El Centro de Reconciliación con sede en Hamimin estimó en casi un centenar las localidades y en más de 7.000 los rebeldes que se han sumado a la tregua en los últimos dos meses.

De hecho, en la localidad de Koukab, en la provincia de Hama, los medios internacionales asistieron hoy a una ceremonia en la que quince terroristas encapuchados depusieron voluntariamente sus armas.

Camiones rusos llevaron hoy ayuda humanitaria a los habitantes de la zona, entre los que se encontraban numerosos niños, en forma de pan, galletas, harina y otros alimentos de primera necesidad.

Un portavoz del Ejército sirio comentó a los medios en Latakia que "la mayoría de los sirios" desean la paz y que sólo unos pocos yihadistas atrincherados en Latakia impiden que el conflicto llegue a su fin.

En las provincias controladas por el Ejército los carteles del líder sirio, Bachar al Asad, se ven por todas partes, sea en las puertas de casas y negocios, o en fábricas, paredes o puestos de control de carretera.

Cualquier desplazamiento por carretera requiere la escolta de varios blindados rusos equipados con ametralladoras de gran calibre, ya que los convoyes con extranjeros son una de las dianas favoritas de los yihadistas.

En una demostración de que el fin de la guerra no está cerca, la base de Hamimin sigue siendo un auténtico fortín, defendido por tropas rusas, además de baterías antimisiles S-400, y que acoge una escuadrilla de varias decenas de cazas, cazabombarderos y helicópteros.

La vida no es fácil para los militares rusos, poco acostumbrados a los 40 grados de temperatura en Siria, pero disponen de instalaciones deportivas, donde pueden practicar baloncesto, voleibol y boxeo, además de biblioteca y sala de televisión.

En un gesto a Rusia en víspera del Día de la Victoria sobre la Alemania nazi, soldados rusos y sirios desfilaron hoy juntos en la pista de aterrizaje del Aeropuerto Internacional Bachar al Asad al grito de "¡hurrá, hurrá, hurrá!".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine