Terrorismo islamista

Los herederos de Bin Laden

Al Qaeda sigue funcionando pese a la caída de Bin Laden hace ahora 5 años comandada por Ayman Al Zawahiri

02.05.2016 | 12:15

La muerte de Osama Bin Laden en una operación de las fuerzas especiales estadounidenses en Abottabad (Pakistán) en la madrugada del 2 de mayo de 2011 no supuso la desaparición de la red terrorista que fundó y dirigió hasta su muerte. Al Qaeda ha seguido funcionando desde entonces, y aunque eclipsada en los medios en los últimos tiempos por Estado Islámico, sigue siendo una amenaza real.

La organización terrorista detrás de los atentados del 11-S está comandada ahora por Ayman al Zawahiri, bajo cuya batuta ha descentralizado su actuación, con ramas activas en distintas regiones del mundo y un núcleo central menos presente.

A continuación repasamos quiénes son los principales líderes de Al Qaeda y sus distintos brazos ejecutores por el mundo:

Ayman Al Zawahiri

Nacido el 19 de junio de 1951 en Egipto, este médico fue el fundador de Yihad Islámica Egipcia, una organización terrorista contraria al Gobierno laico en el país y al que buscaba derrocar. Al Zawahiri luchó en Afganistán junto con otros muyahidines contra las fuerzas soviéticas.

En 1988 fue uno de los fundadores, junto con Bin Laden, de Al Qaeda, fusionando con esta a Yihad Islámica Egipcia, y pasó a tomar las riendas de la misma tras su muerte, tras haber sido uno de sus principales ideólogos.

Al Zawahiri, sobre el que pesa una recompensa de 25 millones de dólares ofrecida por Estados Unidos, permanece escondido desde la caída del régimen talibán en Afganistán en diciembre de 2011 y se sospecha que podría encontrarse en algún lugar de la porosa frontera entre este país y Pakistán.

El líder de Al Qaeda ha sido imputado en Estados Unidos por su supuesto papel en los atentados contra las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania, en los que murieron 224 civiles. En su país natal, ha sido condenado a muerte en ausencia. Algunos expertos consideran que él es el "cerebro" detrás de los atentados del 11-S.

Abdelmalek Droukdel

El líder Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) nació en Argelia el 20 de abril de 1970. Droukdel, que usa el nombre de guerra de Abú Musab Abdel Wadud, fundó en 1998 el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), una escisión del Grupo Islámico Armado (GIA), y lo comandó desde mediados de 2004. El GSPC fue rebautizado como AQMI en enero de 2007, tras unirse oficialmente a Al Qaeda en septiembre de 2006.

Droukdel es experto en explosivos y se cree que fue él quien introdujo los atentados suicidas en Argelia en 2011, donde centró inicialmente su actividad este grupo terrorista, para posteriormente estar activo en el norte de Malí así como en algunas zonas de Libia.

Sin embargo, a partir de 2009 pasaría a hacerse conocido por el secuestro -y ejecución en algunos de los casos- de rehenes occidentales. AQMI estuvo detrás precisamente del secuestro de tres cooperantes españoles en Mauritania en 2009 -Roque Vilalta, Roque Pascual y Alicia Gámez-, liberados meses después.

El líder de AQMI es considerado como una persona carismática y con una excelente capacidad oratoria. Al contrario que buena parte de los líderes de Al Qaeda, su experiencia yihadista se limita a su Argelia natal y no ha recibido entrenamiento en los campamentos de Al Qaeda en Afganistán o Yemen ni educación en escuelas religiosas en el extranjero.

A partir de 2011, AQMI sufrió la escisión de algunos de sus miembros, que formaron el Movimiento para la Unidad y la Yihad en África Occidental (MUYAO) y el Batallón Al Mulathamun (Los Enmascarados), que tenía subordinado a su vez a 'Los firmantes con sangre', comandados por Mojtar Belmojtar. En 2013, estos grupos se fusionaron para crear Al Murabitún (Los Centinelas).

Mojtar Belmojtar

Nacido el 1 de junio de 1972 en Argelia, Belmojtar merece una mención pese a no ser propiamente uno de los dirigentes de Al Qaeda. Este antiguo soldado argelino, se entrenó en los campamentos yihadistas en Afganistán y a su regreso formó parte del GIA, para fundar junto con Hasán Hattab el GSPC y pasar posteriormente a engrosar las filas de AQMI, donde estuvo detrás de numerosos secuestros de occidentales.

Belmojtar se distanció de AQMI y pasó a liderar su propio grupo, 'Firmantes de sangre', que en 2013 llevó a cabo el ataque contra la planta de gas de In Amenas, en Argelia, en el que murieron 37 rehenes, incluidos numerosos occidentales. Conocido como 'Mister Marlboro' por su papel en el contrabando de tabaco, Belmojtar está condenado a muerte en ausencia en su país natal y por él Estados Unidos ofrece una recompensa de 5 millones de dólares.

A raíz de que Adnan Abú Walid al Saharaui, líder de MUYAO y al frente de Al Murabitún junto con Belmojtar, jurara lealtad a Estado Islámico, el yihadista argelino parece haber recuperado los buenos términos con AQMI, hasta el punto que ambas organizaciones han reivindicado juntas los atentados contra el hotel Radisson Blu en Bamako de noviembre (20 muertos), contra el hotel Splendid en Uagadugú en enero (23 muertos) y el ataque contra tres hoteles en Grand Bassam, en Costa de Marfil, en marzo (18 muertos).

Qasim al Raymi

Nacido en Yemen el 5 de junio de 1978, Qasim al Raymi se puso al frente de Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA) después de que su líder Nasir al Wuhaysi muriera en el ataque de un 'drone' de Estados Unidos en junio de 2015. Tras recibir entrenamiento en Afganistán antes de los atentados del 11-S, Al Raymi fue encarcelado por su actividad terrorista en 2005.

Un año después, en 2006, escapó de la cárcel junto con otros 22 prisioneros, entre ellos Al Wuhaysi, a quien ayudó a crear lo que entonces era Al Qaeda en Yemen. En los primeros años el grupo perpetró atentados en el país, incluido uno en el que murieron ocho turistas españoles en 2007.

Al Raymi, por el que Estados Unidos ofrece una recompensa de 5 millones de dólares, era hasta convertirse en el líder de AQPA su principal comandante militar, encargado de las operaciones en Yemen, por lo que ha tenido un papel clave en el reclutamiento de nuevos milicianos y en el territorio que el grupo terrorista ha conseguido conquistar en los últimos tiempos aprovechando el caos reinante en Yemen.

Abú Muhamad al Golani

Abú Muhamad al Golani es el líder del Frente al Nusra, la filial de Al Qaeda en Siria. Hay pocos detalles sobre su vida, más allá de que nació en Siria, presumiblemente en la zona de los Altos del Golán por su nombre, a finales de la década de los 1970 y que es profesor de árabe clásico.

Tras la invasión de Irak, Al Golani viajó al país vecino a combatir contra las tropas estadounidenses, ascendiendo rápidamente en las filas de Al Qaeda en el país. Después de la muerte en 2006 del líder de Al Qaeda en Irak, Abú Musab al Zarqaui, se trasladó a Líbano, donde ofreció apoyo logístico al grupo islamista Jund al Sham, antes de regresar a Irak.

Allí, fue detenido en 2006 y enviado a Camp Bucca, una prisión del Ejército estadounidense en la que también estuvo Abú Bakr al Baghdadi, el líder de Estado Islámico. A su salida en 2008, siguió trabajando para Al Qaeda junto a Al Baghdadi y fue designado jefe de operaciones en Mosul.

En 2011, fue enviado a Siria por Al Baghdadi, quien ya era líder de Al Qaeda en Irak, para aprovechar el conflicto y establecer allí un bastión. El Frente al Nusra, con Al Golani al frente, anuncia su formación en enero de 2012.

En 2013, Al Baghdadi decide unilateralmente la creación de Estado Islámico en Irak y Siria (ISIS), fusionando a Al Qaeda en Irak y al Frente al Nusra. Al Golani rechaza este hecho y en abril de ese mismo año jura lealtad a Al Zawahiri, rompiendo con Al Baghdadi, lo que desencadenaría incluso enfrentamientos entre ambos grupos con decenas de milicianos muertos.

Asim Omar

Asim Omar está al frente de Al Qaeda en el Subcontinente Indio (AQSI), la última filial de la organización terrorista creada por Al Zawahiri el 3 de septiembre de 2014 en lo que los analistas ven un intento por competir frente al creciente papel en la yihad global de Estado Islámico.

El cometido de Omar, sobre el que no hay muchos detalles de su origen, sería aglutinar a los distintos grupos yihadistas activos tanto en Pakistán como en India y extender la presencia de Al Qaeda a otros países como Bangladesh y Birmania.

La elección de Omar al frente de AQSI obedece, según los expertos, a su buena relación con las mayoría de estos grupos, principalmente con Harkat ul Muyahidin, gracias a su paso por dos importantes madrasas de Pakistán, incluida una en Jiber Pajtunjua, considerada una "fábrica de yihadistas".

Omar ha escrito varios libros sobre teorías de la conspiración en los que habla entre otras cosas del equivalente islámico al Anticristo, 'Dajjal' o el Triángulo de las Bermudas y critica a Estados Unidos, y ya dentro de Al Qaeda ha estado al frente de su comité de la sharia en Pakistán. Asimismo, es un buen propagandista y está versado en cuestiones islámicas.

Ahmed Umar

Nacido en Somalia en torno a 1972, lidera el grupo terrorista somalí Al Shabaab, grupo que anunció su fusión con Al Qaeda en febrero de 2012. Ahmed Umar (también conocido como Abú Ubaidá) sería miembro del clan dir, el mismo al que pertenecía Ahmed Godane, el líder de Al Shabaab muerto en un ataque de un 'drone' estadounidense en septiembre de 2014.

Hay poca información sobre la trayectoria de Umar, pero se cree que era el 'número dos' de Godane y que también formó parte de la 'Amniyat', el órgano de Inteligencia y policía interna de Al Shabaab y su división más temida. Los miembros de este órgano reciben entrenamiento especial para llevar a cabo asesinatos y también se encargan de desenmascarar a 'traidores' en sus filas.

Al Shabaab opera fundamentalmente en Somalia, donde se enfrenta a las fuerzas gubernamentales y a la Misión de la ONU y la Unión Africana (AMISOM), pero también lleva a cabo ataques con frecuencia en la vecina Kenia, donde en 2015 mató a más de 150 personas en un ataque contra la universidad de Garissa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine