Intercambio de prisioneros

Gaza sueña con el fin del bloqueo tras la vuelta de Shalit

Las prioridades de los habitantes de Gaza son que Israel levante el bloqueo y que Hamás y Al Fatah se reconcilien

19.10.2011 | 02:58
Shalit con el primer ministro Benjamin Netanyahu en la Base Aérea de Tel Nof, Israel.
Shalit con el primer ministro Benjamin Netanyahu en la Base Aérea de Tel Nof, Israel.

La alegría por la llegada a Gaza de cerca de 300 prisioneros de los 477 que liberó Israel se mezcló con la esperanza de que el regreso a casa del soldado Guilad Shalit suponga también el pronto levantamiento del bloqueo israelí a la franja.

Tras las celebraciones, los habitantes de Gaza mantienen claras sus dos prioridades: que Israel levante el bloqueo y que Hamás y Al Fatah acaben de verdad su división y se reconcilien.

"La franja de Gaza será un paraíso si todos los prisioneros en cárceles israelíes salen, Israel levanta el bloqueo que ha dejado exhausta a la población y si Al Fatah y Hamás implementan el acuerdo de reconciliación firmado", declaró a Efe Jaled Shaban, de 46 años y residente del campo de refugiados de Nuseirat (centro de Gaza).

Pero las declaraciones contradictorias de parte de los líderes de uno y otro lado no ayudan a atisbar un futuro diáfano, y de momento, la población de Gaza desconoce si Israel levantará el bloqueo o su situación seguirá igual que hasta ahora.

El dirigente islamista Musa Abu Marzuq -considerado el lugarteniente del líder del movimiento Hamás, Jaled Meshal- aseguró este martes que Israel se ha comprometido ha levantar el bloqueo y que se produjeron "acuerdos extraoficiales" para poner fin al cerco durante las conversaciones con el mediador alemán para el canje.

Sin embargo, altos cargos israelíes han indicado que el levantamiento del asedio no formaba parte del pacto y han asegurado a su población que éste no ocurrirá.

Aún así, este martes era un día de fiesta en toda Gaza, donde los comercios y las escuelas cerraron, los funcionarios no acudieron a sus oficinas.

Por la céntrica calle Talatini, decorada con cientos de banderas verdes de Hamás y palestinas, los jóvenes circulaban en motocicletas tocando el claxon y ondeando banderas de las distintas facciones políticas.

Salman Hamad, de 43 años, decidió trabajar y abrir su tienda de comestibles, situada cerca de Al Kativa, la plaza a la que acudieron decenas de miles de personas para recibir a los presos palestinos liberados.

"Es un día histórico, no solo para los presos, que no han visto a sus familias desde hace años y años, si no también para mí y para los propietarios de otras tiendas. No todos los días salen presos, así que hoy es un buen día también para hacer negocio", explicó Hamad.

"Mira toda la gente que ha venido. Esta gente ha estado sufriendo por el bloqueo israelí y muchos de ellos están sumidos en la pobreza y el desempleo", dijo Hamad, que añadió que "ahora Shalit se ha ido a casa, así que deben levantar el bloqueo y dejar a la gente trabajar".

Cinco años de bloqueo

La captura de Shalit en junio de 2006 motivó la imposición del cerco a Gaza, que impedía la salida o entrada de bienes y personas y que fue endurecido por Israel un año después, tras la toma de poder en el territorio de Hamás y la expulsión de las fuerzas leales a la facción nacionalista Al Fatah, que lidera Mahmud Abás.

Solo el pasado año, Israel se avino a aliviar el bloqueo tras las duras críticas internacionales que siguieron al violento asalto por parte de las fuerzas israelíes de la llamada Flotilla de la Libertad, con la que activistas de medio mundo trataban de romper un bloqueo que calificaron de injusto.

Pero aunque ahora llegan a Gaza más productos, sigue prohibida la entrada de material de construcción y otra maquinaria esencial para la reconstrucción de la franja y la rehabilitación de su arruinada industria.

Hasta la fecha, la mayoría de los residentes de Gaza tenían dos demandas claras hacia Hamás: que canjease a Shalit para que se levantase el bloqueo y que pusiese fin de verdad a la división política palestina.

Uno de ellos, Shaban, se quejaba de estar desempleado desde hace cinco años, ya que trabajaba en Israel antes de que Shalit fuese capturado.

Tras el cierre de la frontera, no volvió a encontrar trabajo, puesto que el cerco llevó a la quiebra a más de tres mil empresas palestinas.

Ahora vive de la ayuda de organizaciones humanitarias, al igual que el 80 por ciento de la población de la franja, pero desde hoy dice soñar con que pronto podrá volver a trabajar, quizás incluso en territorio israelí.

Internacional

Donald Trump con uno de los pavos indultados.
Trump cumple con la tradición del indulto al pavo antes de Acción de Gracias

Trump cumple con la tradición del indulto al pavo antes de Acción de Gracias

Bromea diciendo que no puede revocar el perdón a los pavos indultados en su día por Obama

Las calles de Zimbabue reciben con euforia la dimisión

Las calles de Zimbabue reciben con euforia la dimisión

Gritos de alegría y bocinas de coche inundaron la capital, mientras la gente se abrazaba...

EEUU impone sanciones al sector del transporte de Corea del Norte

EEUU impone sanciones al sector del transporte de Corea del Norte

Se trata de un intento de presionar a Pyongyang para que ponga fin a sus pruebas de misiles...

Mugabe dimite tras 37 años gobernando Zimbabue

El hasta ahora presidente cede a las presiones del Ejército, que hace una semana tomó el control

El partido de Mugabe: "El poder se debe descentralizar"

Un portavoz de ZANU-PF aseguró que están muy agradecidos por el trabajo del ya expresidente

Las fechas clave en la vida de Robert Mugabe

Las fechas clave en la vida de Robert Mugabe

La historia de Zimbabue, desde su independencia en 1980, se reduce al nombre del ya expresidente

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine