Dura condena de las fuerzas de la OTAN

08.07.2008 | 02:00

La comandancia de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), bajo mando de la OTAN, condenó "enérgicamente", el atentado suicida perpetrado ayer contra la embajada india en Kabul en el que 41 personas perdieron la vida.
"Ofrezco mis condolencias y mi más profundo pesar a las familias de aquellos que han muerto o sufrido heridas", dijo el general David McKierman, en un comunicado.
Asimismo, el comandante calificó el ataque de "cobarde" y aseguró que el atentado solo reafirma que las "fuerzas insurgentes en Afganistán no se preocupan por el pueblo".
Según las cifras que maneja la ISAF, los ataques de la insurgencia han costado la vida de más de 350 civiles en lo que va de año y han causado heridas a cerca de 800.
"Estos criminales han utilizado y utilizarán las más extremas formas de violencia para intentar perturbar la reconstrucción de Afganistán y sembrar el pánico entre la población", agregó el general, quien precisó que la ISAF continúa apoyando a Afganistán y asistiendo al país en su seguridad.
En lo que va de año, más de 1.800 personas han perdido la vida en Afganistán a causa de la ola de violencia.

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine