21 de junio de 2016
21.06.2016
Análisis

"Empieza la verdad"

"Hemos caído en la parte más difícil del cuadro y no dependemos de nosotros, dependemos de nuestra concentración como equipo"

22.06.2016 | 00:17
"Empieza la verdad"

Para ser campeón hay que jugar siete partidos de fútbol y de los siete alguno lo tienes que ganar jugando mal, en los penaltis, con suerte „la del campeón„ o directamente perderlo. La selección española estaba demasiado bien demasiado pronto. De hecho, en la Eurocopa de 2008 eliminamos a Italia en la tanda de penaltis y en la de 2012 a Portugal „ese día Ramos no falló„. Pues bien, ya hemos tenido el partido tonto. Y eso que finalmente y pese a las dudas, De Bosque optó por repetir alineación. Hemos caído en la parte más difícil del cuadro y digamos que ya no dependemos de nosotros, dependemos de nuestra concentración como equipo. Si hasta del Bosque, corrió el riesgo de alinear a Sergio Ramos que está a una tarjeta de ser sancionado con un partido, con tal de ganar la primera plaza y evitar a las selecciones más potentes... Sigo pensando que España es favorita para ganar esta Eurocopa pero hay cosas que corregir. Y tiempo.

Dos bloques: Cesc y la estabilidad

Por ejemplo habría que corregir que el equipo tiene dos bloques muy diferenciados, uno de ataque y otro de defensa, y reparte cinco jugadores para el ataque y cinco para la defensa. Es muy evidente. Tan evidente que al final al centro del campo le falta empaque. El cambio de Bruno por Nolito estuvo bien, de hecho, yo lo habría hecho antes. Con el de Artana en el terreno de juego recuperamos el control en el centro del campo. Que se lo haga mirar el seleccionador pero Cesc no puede ser el futbolista que le dé estabilidad al equipo en el medio, ese puesto es para un jugador que sea el sexto en defensa junto a Busquets en el doble pivote, y además, que haga el primer pase en el ataque. Me reitero: Bruno. O Koke. Cesc no. Cuando va para arriba le cuesta mucho volver.

Bien con balón, mal la transición defensiva

De hecho, con balón hemos estado muy bien, síntoma de que el problema es de otra índole. Básicamente que hemos tenido enormes lagunas en el balance defensivo. La diferencia con los otros partidos no ha estado en la posesión del balón o en el toque, la diferencia ha estado en la presión y en la recuperación. Hay detalles a pulir, como que con el resultado a favor los laterales no pueden vivir en el ataque, deben de sorprender llegando desde atrás, si no es así, facilitas los espacios libres para el contragolpe, y así llegó el gol de la victoria croata, el gol que nos obliga a luchar contra los más fuertes a pesar de que con empate a uno nosotros éramos primeros de grupo. ¿Qué necesidad hay para arriesgar en los minutos finales con los laterales arriba si somos primeros?

Pedro: ¿Por qué no te callas?

Encima de que no merecía estar entre los 23 de elegidos por Del Bosque porque su temporada con el Chelsea ha sido floja, encima da la nota discordante. En el fondo nos lo merecemos por llevarlo. No es ni más ni menos que el pago a una mala decisión de seleccionador. Sinceramente, me dio vergüenza ajena escuchar a Del Bosque decir que está todo arreglado y luego a Pedro que no se arrepiente de nada. Ojo, aquí quien está faltando el respeto a la selección es el futbolista, por más que el seleccionador se equivocara llamándolo. Eso es una cosa, y faltar el respeto al grupo otra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine