Urdangarin
diariodemallorca.es >Urdangarin>

Nóos: La trama que llevó a Urdangarin ante la justicia

Caso Nóos

Nóos: La trama que llevó a Urdangarin ante la justicia

La trama que ha llevado a Iñaki Urdangarin y a su exsocio Diego Torres a los tribunales se lucró de fondos públicos provenientes, sobre todo, de los Gobiernos valenciano y balear

05-03-2013TuentiMeneame
Iñaki Urdangarin se dirige a los juzgados para prestar declaración.
Iñaki Urdangarin se dirige a los juzgados para prestar declaración.. EFE.

REDACCIÓN / EFE La trama que ha llevado a Iñaki Urdangarin y a su exsocio Diego Torres a los tribunales se lucró de fondos públicos provenientes, sobretodo, de los Gobiernos valenciano y balear.

El origen del dinero

El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, y su socio Diego Torres, percibieron del Instituto Nóos 5,8 millones de euros, una cantidad equivalente a la que esta entidad, de la que eran presidente y gerente, respectivamente, obtuvo en fondos públicos a través de los Gobiernos valenciano y balear. Así lo pone de manifiesto la documentación que obra en la pieza separada del caso Palma Arena en la que se investigan las actividades del Instituto Nóos y sobre la que el juez de Palma José Castro ha levantado el secreto del sumario y en la que ha imputado a Urdangarin, al que tomará declaración el próximo 25 de febrero.

Según un informe de la Fiscalía fechado el pasado 2 de noviembre, el duque de Palma y su ocio percibieron entre 2004 y 2007 del Instituto Nóos, "a través de compañías mercantiles de las que son propietarios y administradores", un total de 5.810.120,28 euros. Esa cantidad es prácticamente idéntica a la que, en ese mismo periodo, Nóos recibió de organismos públicos, que la Fiscalía cifra en 5.804.533,90 euros, abonados por la Generalitat Valenciana y el Gobierno de las Islas Baleares. Según el detalle de esos cobros, Urdangarin y Torres recibieron 2.794.440 euros de Nóos Consultoría Estratégica entre 2004 y 2007 y 397.996 euros de De Goes Center for Stakeholder management entre 2006 y 2007. Además, el duque de Palma recibió 747.889,54 euros entre 2004 y 2005 de la inmobiliaria Aizoon, cuya propiedad comparte con su esposa, la infanta Cristina. El resto del dinero fue percibido por su socio, al que Virtual Strategies abonó 749.505,61 euros, Shiriaimasu 456.381,73 euros e Intuit Strategy Innovat 853.103,40 euros, siempre entre 2004 y 2007.

Sobre el dinero recibido en ese mismo período por Nóos de organismos públicos, la Fiscalía lo cifra 5.804.533,90 euros, de los que 3.519.533,90 euros fueron abonados por la Generalitat Valenciana (directamente o a través de la Fundación Turismo Valencia o la Ciudad de las Artes y de las Ciencias) y los otros 2.285.000 euros por el Gobierno balear a través de la Fundación Illesport.

Desvío de fondos

La mecánica de desvío de fondos descrita por la Fiscalía en sus informes consistía en que, una vez obtenidos "sin concurso previo" los encargos, el Instituto Nóos encomendaba los trabajos a sociedades mercantiles propiedad de los propios Urdangarin y Torres. El fiscal Pedro Horrach dice, en este sentido, que el duque de Palma y su socio "se subcontratan a sí mismos" para desarrollar una labor encomendada al Instituto Nóos, "aparentemente una asociación sin ánimo de lucro", aunque "lo que deriva de esa subcontratación (...) es precisamente la concurrencia de un ánimo desmedido de lucro".

Los beneficios eran astronómicos, según el representante del ministerio Público, ya que Nóos presentaba 'presupuestos ficticios' y se fijaban precios "totalmente desproporcionados". El mejor ejemplo son los dos convenios firmados en 2005 y 2006 con el Govern balear para organizar dos foros deportivos, por importe de 1.200.000 euros y 1.085.000 euros, respectivamente. La Fiscalía afirma que, si se suman las cantidades que no fueron justificadas por Nóos las que fueron justificadas con facturas sin relación con el trabajo encargado y las cantidades percibidas por Urdangarin y Torres, el desvío de fondos públicos alcanzó los 753.942,04 euros en el primer caso y los 624.340,97 euros en el segundo.

Además, el recorrido del dinero percibido por Nóos no acababa en las mercantiles propiedad el duque de Palma y de su socio, ya que según la investigación éstos tejieron una 'estructura societaria' en Belice y en el Reino Unido que usaron supuestamente para desviar al menos 909.940 euros. La documentación intervenida en algunos de los registros practicados señala que se contrató a un abogado para crear y organizar esta estructura y también que "las personas a favor de las cuales se crea dicha estructura fiduciaria son Diego Torres e Iñaki Urdangarin", ya que en los documentos aparecen las iniciales "DT" e "IU" como los destinatarios de la información.

La sociedad que presuntamente usaron para desviar estos fondos es la mercantil De Goes Center for Stakeholder management, a la que Nóos pagó 208.800 euros en 2006, 19.140 euros en 2007 y otros 262.000 euros en un periodo que no se concreta. Además, según el fiscal, la Agencia Tributaria registró fondos que salieron del Instituto Nóos hacia "destino desconocido en Reino Unido", por valor de 420.000 euros.

Delitos fiscales

A mediados del pasado mes de enero, el caso Nóos sufre una nueva vuelta de tuerca. La Agencia Tributaria presenta un informe del que se desprende, según la fiscalía Anticorrupción, que el duque de Palma junto con su exsocio pudieron cometer tres nuevos delitos: dos de ellos corresponden directamente a los beneficios que obtuvieron por sus negocios declarados a través de la empresa Aizoon, cuya titularidad comparte con su mujer, la infanta Cristina. El tercero, se refiere a su relación con el instituto Nóos.

La Agencia Tributaria ha estudiado las rentas económicas que Urdangarin facturó a través de Aizoon. Los inspectores afirman que el duque utilizó esta empresa como sociedad pantalla para facturar las retribuciones que recibía por su presencia en el consejo de administración de seis empresas privadas. Hacienda sostiene que el yerno del rey debió tributar estos ingresos como IRPF, pero que las declaró como impuesto de sociedades, cuya cuota a pagar es inferior. El fiscal Horrach, basándose en el informe pericial, afirma que Aizoon no disponía de una plantilla de trabajadores con las que poder justificar estos servicios a empresas privadas, ya que su única actividad era la del alquiler de inmuebles. Como consejero de estas empresas, Urdangarin, en el año 2007, cobró 649.453 euros y el año siguiente, otros 494.156 euros. Sin embargo, en ambos ejercicios fiscales solo pagó 57.905 euros en impuestos. Por ello, la Agencia tributaria asegura que en cada uno de estos dos ejercicios dejó de pagar a Hacienda una cuota superior a los 120.000 euros, lo que supondría la comisión de dos delitos fiscales.

En cuanto a su relación con Nóos, Anticorrupción detalla en su nuevo escrito que los inspectores tributarios han descubierto que en el año 2007 el instituto defraudó tributos a través del impuesto de sociedades. Esta afirmación, descartaría, a juicio de Anticorrupción, que el duque cumpliera las órdenes de su suegro, quien en el año 2006, le indicó que se apartara de los negocios de Nóos.

Los inspectores llevan meses analizando el cruce de facturas entre el instituto y el grupo de empresas controladas por Urdangarin y por su socio, que utilizaron para dar salida a los beneficios que obtuvieron sobre todo a través de fondos públicos. Los investigadores sostienen que la mayoría de estas facturas eran falsas al no corresponder a ningún trabajo, pero que los directivos las declararon como gastos para pagar menos impuestos. Aunque todavía no ha concluido este rastreo de facturas, las que se han analizado hasta el momento demuestran, según el informe de Hacienda, que los dos directivos de Nóos, habrían eludido como mínimo una cuota de 230.979 euros. El fiscal adelanta que la cifra defraudada podría incluso aumentar a medida que se vayan analizando más facturas.

Tras la imputación formal de estos tres nuevos delitos por parte de la fiscalía Anticorrupción a Urdangarin, el juez José Castro acordó de oficio citar al duque de Palma a declarar el 23 de febrero.