Renuncia

Los líderes de Esquerra Unida en las islas dimiten tras la debacle electoral

Carmona y tres cargos de la cúpula lo dejan, pero dicen que se decidió antes de la cita con las urnas

27.12.2015 | 02:45
Manel Carmona y Maribel Alcázar, en un acto de la campaña para las municipales.

En caída libre

  • El peor resultado de EU en las urnas

    Ni el candidato más valorado que ha tenido Izquierda Unida desde la salida de Julio Anguita, Alberto Garzón, evitó la debacle del partido. Tanto en el conjunto del Estado como en Balears, la formación obtiene sus peores resultados históricos. En el escenario nacional, la caída es desde 1.686.040 votos a 921.655, una cantidad que les convierte en el quinto partido más votado, pero también el más castigado por una ley electoral que les asigna solo dos representantes. En el caso balear, la caída relativa es aún mayor: han perdido la mitad de sus votos en solo cuatro años, en los que pasan de 21.626 apoyos a apenas 11.186, mientas Podemos se dispara hasta la segunda posición, con 110.000 votos, por encima del PSOE balear y ya cerca del PP. La situación delicada de EU se agrava además con la irrupción de otras nuevas fuerzas en el escenario político. Es el caso de Ciudadanos y El PI, que en ambos casos superaron los apoyos logrados por la candidatura de Esquerra Unida con su marca creada para la ocasión, Unidad Popular.

La debacle electoral de Esquerra Unida en Balears se cierra con la dimisión de los principales dirigentes de la formación. El primero en marcharse fue el coordinador del partido en las islas, Manel Carmona, al que siguen ahora el secretario de organización de EU en Mallorca, Antoni Picazo, el coordinador en la isla, Nacho Martín, y la responsable de Palma, Maribel Alcázar.

Lo anunciaba ayer en un comunicado el partido, aunque desvinculaba lo ocurrido de los peores resultados que ha obtenido EU en las islas. Según apuntan en su escrito, el anuncio de la marcha de Manel Carmona se hizo el mismo día en que se celebró el Consejo Político Interinsular de EU, el pasado 16 de noviembre, un mes antes de la cita con las urnas. Igualmente, explican, en ese momento hicieron pública la decisión de dar paso a otros dirigentes que habían tomado los otres tres cargos salientes.

La dimisión formal de la ejecutiva se hará efectiva en los respectivos órganos que está previsto que sean convocados para después de las fiestas, algo que no se hizo antes para evitar que esta decisión interfiriera en el proceso electoral en marcha, aseguran. "Durante este tiempo hemos trabajado junto a Manel Carmona, en equipo y de forma cohesionada. En consecuencia, pensamos que es importante que la nueva dirección interinsular que salga de la próxima asamblea de renovación tenga igualmente la opción de crear su propio equipo cohesionado en los diferentes órganos de representación territorial de la organización", explican los tres cargos, que aseguran además que no tienen intención de presentarse a la reelección.

Aunque la marcha de los puestos de mando no implicará que abandonen el partido, aclaran los políticos. "Estamos convencidos de que sólo desde posiciones de izquierda y de unidad podremos dar las respuestas y forjar las alternativas que necesitamos, para superar la ofensiva neoliberal de recortes y empobrecimiento de la mayoría social y el déficit de democracia que padecemos", reflexionan. También aseguran que intensificarán su trabajo para conseguir "la unidad popular", como suelen referirse a la presentación de candidaturas electorales conjuntas con otros partidos de izquierdas. Expresan además su intención de buscar "la convergencia con los movimientos sociales", con los que están comprometidos, dicen, cada uno de los miembros de la dirección de Esquerra Unida, donde entienden este activismo como clave en los momentos políticos actuales.

Tanto desde Esquerra Unida como desde la dirección de Izquierda Unida en Madrid llevan meses intentando integrar su propuesta electoral con formaciones como Podemos, que en todo momento ha dejado claro que no confluiría con IU, pero dio la opción a sus líderes de presentarse a las primarias de la formación de los circulos. EU se quedó fuera. También lo hizo Més, que ha sufrido un fuerte varapalo electoral en solitario, con un programa muy parecido al de Podemos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine