Elecciones Generales 2015

Los ataques por la corrupción suben la temperatura en el último debate de campaña

Los cabezas de lista denostan las políticas del PP, que defiende haber llevado al país a una mejor situación que en 2011

18.12.2015 | 02:02
Los ataques por la corrupción suben la temperatura en el último debate de campaña

Las frases

  • Mateo Isern, PP: "En 2011 España era un país que destruía empleo, 2,5 millones de puestos. En 2015 es un país capaz de crear medio millón de puestos al año"
     
  • Ramon Socías, PSOE: "Nos hemos dedicado cuatro años a rescatar bancos pero hemos dejado a las personas en la cuneta"
     
  • Antoni Verger, Més: "Soy el único de los seis, a excepción del señor Font, que no necesito prometer que en Madrid no votaré en contra de los ciudadanos de Balears"
     
  • Juan Pedro Yllanes, Podemos: "El PP es un partido corrompido hasta la médula, les recomiendo que las televisiones emitan la película ´B´, de Bárcenas"
     
  • Fernando Navarro, Ciudadanos: "En Ciudadanos copiamos, nos fijamos dónde funcionan bien las cosas y copiamos el modelo, porque queremos lo mejor"
     
  • Jaume Font, El Pi: "Enviar diez kilos de sobrasada a Madrid nos cuesta 15,45 euros. Hacerlo desde Barcelona, la misma distancia, cuesta 9 euros. Así no podemos ser competitivos"

Los programas para el 20-D. Antoni Verger (Més), Ramon Socías (PSOE), Mateo Isern (PP), Juan Pedro Yllanes (Podemos), Fernando Navarro (Ciudadanos) y Jaume Font (El Pi) detallaron sus propuestas electorales para las elecciones del domingo en el último acto conjunto de esta campaña. En un debate más centrado en explicar sus medidas que en confrontarlas con sus contrincantes, las mayores discrepancias entre los seis se dieron en Educación, Sanidad y la lucha contra los corruptos.

Las referencias a la corrupción y a una posible intervención militar en Siria fueron los momentos álgidos ayer en el Club Diario de Mallorca entre los candidatos de los seis principales partidos de Balears que se presentan a las elecciones generales. En el debate de cierre de campaña, los cabezas de lista ya acusaban el cansancio. Se centraron en desgranar sus propuestas electorales, interactuando poco entre ellos; los ataques de Juan Pedro Yllanes (Podemos) a Mateo Isern (PP) y Fernando Navarro (Ciudadanos) elevaron un poco la temperatura del último acto de confrontación de ideas antes de los comicios.

Isern dirigió sus mensajes a comparar la situación en 2011, cuando Mariano Rajoy llegó al Gobierno, y las mejoras experimentadas en una legislatura complicada por la crisis económica. "Pensemos de verdad en cómo estaba España hace cuatro años, un país que destruía empleo, 2,5 millones de puestos. Ahora, 2015, un país capaz de crear medio millón de puestos cada año", enfatizó.

"El señor Isern habla mucho del trabajo que se ha creado... ¿qué clase de empleo? No lo dice, precario, contratos temporales...", contrapuso Antoni Verger (Més).

Sanidad: Discrepancias sobre la universalidad de la atención

En el apartado dedicado a la sanidad afloraron dos modelos distintos: regresar a la atención médica universal, o mantener la exclusión del sistema general a los inmigrantes sin permiso de residencia. Navarro (C's) afeó "la demagogia" y "las barbaridades" de Yllanes (Podemos), quien sostuvo que "con el PP y Ciudadanos seguirá habiendo el apartheid sanitario". "En Europa no se ponen de acuerdo sobre este tema, su propuesta no está en ningún otro lugar", le reprochó Navarro.

"¿Por qué no podemos arreglar el hospital de Manacor, que tiene goteras? Porque no tenemos dinero. Quiero para mi tierra la misma sanidad que los demás", abrió Jaume Font (El Pi) la cuestión sobre la deficiente financiación balear. "Tenemos una inversión en sanidad por habitante de las más bajas", abundó Verger. "Cuando llegamos al Gobierno nos encontramos un déficit sanitario de 16.000 millones de euros. Ese es el problema, pero el PP lo ha resuelto", celebró Isern.

"En las consultas vienen pensionistas y te piden si les puedes quitar medicamentos porque no los pueden pagar, esta es la situación que el señor Isern no cuenta", denunció Ramon Socías (PSOE), que es médico de profesión. También protestó por el pago de 10 euros que el Govern Bauzá impuso en las islas para renovar la tarjeta sanitaria, y también recordó que "quería cerrar dos hospitales".

Corrupción: Rifirrafe entre Podemos y PP

El periodista Lluís Amengual, que moderaba, inició el bloque sobre economía y administración preguntando a los candidatos por medidas concretas para luchar contra la corrupción. Juan Pedro Yllanes, juez en excedencia, atacó duramente a las siglas de Isern: "El PP es un partido corrompido hasta la médula", repitió tres veces. "Les recomiendo que en las televisiones emitan la película B, de Bárcenas, para que todos vean cómo era aquello", dijo provocando un alboroto entre el público y ante el silencio del popular. "Este país sería ahora mismo una locomotora sin el sumidero de la corrupción", insistió el número uno de Podemos.

"Hay partidos que han funcionado estructuralmente de manera corrupta", reflexionó Verger, mientras que Navarro defendió que Ciudadanos "es un proyecto de regeneración" que priorizará la erradicación de esta lacra "en las causas". Propuso, entre otras medidas, "primarias y listas abiertas". La necesidad de replantear la financiación de los partidos políticos fue defendida por varios candidatos.

"Los secretarios generales de todas las conselleries deben ser funcionarios de carrera, que estén allí no solo una legislatura", lanzó Font su propuesta estrella en esta materia.

Politización: Los jueces y la política

Juan Pedro Yllanes también encendió los ánimos al censurar duramente que "el Tribunal Constitucional esté presidido por un militante del PP ¡Se les tendría que caer la cara de vergüenza!", espetó. "¿Y tú?", le recriminó desde el público Marga Prohens, la portavoz parlamentaria del PP, su condición de magistrado que se ha pasado a la política. Los numerosos simpatizantes populares que llenaban el aforo secundaron a la diputada.

"Se confunde independencia judicial con imparcialidad", respondió más adelante el candidato de Podemos, cuando se le preguntó su opinión sobre las palabras del juez José Castro, cuando desveló que se hubiera presentado por ese partido de no haber solicitado prorrogar dos años más su ejercicio profesional. "Hay jueces en todos los partidos", aseveró Yllanes, evitando entrar en el caso concreto de Castro.

Otro rifirrafe que protagonizó el podemista fue de nuevo con su contrincante de Ciudadanos, a raíz del terrorismo yihadista. "El señor [Albert] Rivera ha dicho que estaba a favor de una intervención militar terrestre en Siria, nosotros no. Yo les recomiendo al señor Navarro y al señor Rivera que se vayan a la oficina de reclutamiento más cercana y se inscriban para ir a primera línea, de oficial y suboficial", arengó. Navarro negó la mayor y volvió a tacharle de demagogo.

Educación: La izquierda y El Pi a favor de derogar la polémica LOMCE

En Educación, hubo consenso entre Verger, Yllanes, Socías y Font en que una de las primeras medidas del nuevo Gobierno central debe ser la derogación de la LOMCE o Ley Wert. El cabeza de lista de Podemos defendió a su vez "un pacto de Estado" para evitar una nueva normativa a cada cambio de color político. Por otro lado, defendió "una educación en catalán" en Balears, mientras Navarro e Isern abogaban por garantizar la enseñanza del castellano, a su juicio "imposible de estudiar" en algunos lugares. Verger (Més) discrepó de ambos y señaló que "no hay ningún problema" en este aspecto.

Socías denunció que "en estos cuatro años con el PP se han dado 600.000 becas menos", y Font reivindicó "un 20% más de inversión por alumno universitario, como en los demás sitios". El candidato de El Pi lamentó además que "las veinticinco profesiones más demandadas de Balears no requieren estudios universitarios. Lo tenemos jodido".


IVA cultural: Cada partido tiene su propuesta

Otro tema que suscitó diversidad de opiniones fue la subida al 21% del IVA cultural en esta legislatura. "Hoy mismo [por ayer] el secretario de Estado ha dicho que se hará lo posible para rebajarlo al 10%", explicó Mateo Isern. "A buenas horas", replicó Antoni Verger, que apuntó que el impuesto debería quedarse solo en "el 4%", el porcentaje más bajo de los presentes. Fernando Navarro (C's) situó su propuesta en el 7%.

"En los presupuestos para 2016, que es lo que vale, no está aprobado el IVA cultural al 10% que dice el señor Isern", desmontó Ramon Socías al candidato del PP. "Nosotros proponemos bajarlo al 10% y luego al superreducido", remachó el socialista.

A lo largo de dos horas surgieron otras muchas cuestiones, como los costes de insularidad. "Enviar 10 kilos de sobrasada de Palma a Madrid (630 kilómetros), cuesta a un particular 15,45 euros. En cambio, si lo hace uno de Barcelona a Madrid (611 kilómetros), le cuesta 9 euros. Así no podemos ser competitivos", protestó Jaume Font.

"Nos hemos dedicado cuatro años a rescatar bancos, pero hemos dejado a las personas en la cuneta", resumió Socías la política de Rajoy. Denunció además que "en Mallorca vuelve a haber colas de gente para pedir comida en los Capuchinos, cosa que no se veía desde la guerra civil".

"Soy el único de los seis, a excepción del señor Font, que no necesito prometerles que en Madrid no votaré en contra de los intereses de Balears", remarcó su independencia de un partido estatal Antoni Verger. Por su lado, Navarro destacó que su partido se fija en "dónde funcionan bien las cosas" para "copiar" después el modelo e implantarlo en España, "porque queremos lo mejor". El juez Yllanes levantó el debate: "Esta campaña electoral está vista para sentencia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine