La crónica

Una fiesta con regusto electoral

El buen rollo que mostraron los políticos de PSOE y PP al inicio del acto quedó algo diluido tras los discursos - Algunos ´populares´ no aplaudieron el de la presidenta

07.12.2015 | 02:45
La presidenta Armengol posando con sus consellers y otros compañeros socialistas en el aperitivo posterior al acto institucional.

Un micrófono y un atril en plena campaña electoral son instrumentos muy golosos y a los políticos les resulta difícil vencer la tentación de aprovechar para vender parte de su programa. Ayer, tocó lo referente a la Constitución. Y si unos abogaron ayer por defender su vigencia del texto constitucional, otros replicaron asegurando que el cambio es ya "urgente". Y los que no tuvieron acceso a micrófono, no quisieron quedarse atrás y enviaron posteriormente sus respectivos comunicados.

Pero no todo fue Constitución. Cuando se puso ante el auditorio, Francina Armengol también aprovechó para recordar que lleva 140 días al frente de Balears, una comunidad en la que según señaló "muchos ciudadanos" solicitaron cambios en la manera de hacer política y dijeron "que el camino de la desigualdad y el camino de la imposición era un mal camino, un camino equivocado". Entre unas cosas y otras, no sorprendió que más de uno de los representates del PP presentes entre el público se abstuvieran de aplaudir el discurso de la socialista.

Al principio, la llegada de los distintos representantes políticos fue de pura cordialidad y armonía. E incluso de chistes. Francesc Miralles le comentaba a Francesc Antich que venía directo de la Fira de Sa Perdiu, cuando Miquel Ramis, que estaba junto a ellos y trataba de llegar a su silla, estuvo a punto de dar el susto de la mañana cuando casi se cae hacia atrás, escalón abajo: "Ha sido cuanto te he visto a ti", le dijo riendo a Antich. José Maria Rodríguez, que el año pasado no acudió a la conmemoración, ayer no faltó a la cita y observaba la escena desde un par de filas más atrás. El otro expresident y senador mallorquín, José Ramón Bauzá, llegó unos minutos después, repartiendo sonrisas.

Entre los ciudadanos seleccionados para leer artículos, mucho uniforme se vio este año. Delegación de Gobierno se acordó de las fuerzas de seguridad por partida triple, al elegir a un representante de la Guardia Civil, a otro de la Policía y a un tercero del Ejército. Al seleccionar al Teniente Coronel Ortiz, encargado de organizar los actos por el tricentenario de la Capitanía General en Balears, parece que la Delegación de Gobierno quisó resarcir a la Comandancia General del plantón que le dieron los gobernantes del Pacto en la fiesta de celebración de dicha efeméride el pasado noviembre. El comandante general, Fernando Aznar, fue una de las autoridades que siguió el acto desde primera fila.

Al pasar a la terraza para el habitual cóctel, Maria Salom se retrasó al quedarse hablando durante un buen rato en el patio con el obispo, Javier Salinas. A pesar del vino, el ambiente de buen rollo y chistes del principio se diluyó un poco y durante el aperitivo cada uno hizo rincón con los suyos y no hubo mucha mezcla entre los miembros de los distintos partidos. Jaume Font no tuvo problemas en hacerse una foto con sus excompañeros del PP.

En la terraza de La Almudaina pudieron verse además a distintos representantes de la sociedad balear, como Tolo Güell; el empresario Gabriel Sampol; el rector de la UIB, Llorenç Huguet o el presidente del Consell Escolar, Pere Carrió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine