23 de agosto de 2016
23.08.2016
Negociación

PP y Ciudadanos dejan para el final sus principales desacuerdos

El partido naranja pide recuperar 2.800 millones de la amnistía fiscal o igualar bajas de paternidad y maternidad

24.08.2016 | 17:23
PP y Ciudadanos dejan para el final sus principales desacuerdos

Ciudadanos exige al PP medidas para recuperar 2.800 millones de euros que, según sus cuentas, se dejaron de ingresar cuando se aplicó la amnistía fiscal de 2012, una de las reivindicaciones que va a mantener para poder llegar a un acuerdo para la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno la próxima semana.

Según ha explicado el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, su partido apuesta por la lucha contra el fraude y en ese punto incluye la exigencia de recuperar el dinero que se perdonó en la amnistía fiscal, unos 2.800 millones que calcula que se cobraron de menos y que se pueden utilizar para políticas sociales.

Villegas reconoce que este punto "puede ser objeto de fricción" y que, como el resto de escollos que se van encontrando, será relegado al final de la negociación.

Ciudadanos ha sido este martes más preciso sobre qué asuntos están ya en esa situación, pero que su partido exige que se resuelvan o no habrá acuerdo de investidura: el establecimiento de un contrato único o una fórmula alternativa frente a la dualidad fijos-eventuales, otro trato para los autónomos, que se igualen las bajas de paternidad a las de maternidad y que se fije un calendario para bajar el IRPF.

"No hablamos de líneas rojas, pero está claro que, o hay unas condiciones mínimas para que valga la pena cambiar el sentido del voto, o no habrá acuerdo", ha dicho.

Tras terminar el apartado económico y empezar a estudiar medidas de política social, los negociadores de PP y Ciudadanos han terminado su reunión de la mañana, que ha durado tres horas, y dedicarán la tarde a cruzarse borradores con lo que se ha venido cerrando. Este miércoles por la tarde volverán a sentarse a la mesa de negociaciones para empezar con el capítulo sobre regeneración y lucha contra la corrupción.

En el capítulo social que ambas partes están negociado, Ciudadanos hace hincapié en medidas de su programa electoral como un plan de lucha contra la pobreza, sobre todo infantil, el impulso a la ley de dependencia y la firma de un acuerdo nacional por la educación que evite una reforma con cada cambio de gobierno.

Pero para impulsar estas políticas, ha subrayado Villegas, hay que buscar recursos que las paguen y Ciudadanos exige aquí fórmulas para recuperar los 2.800 millones que no recaudó Hacienda con la amnistía fiscal. "Es importante no sólo por la cuantía, sino por no premiar al defraudador", ha dicho.

50 medidas pactadas

Por su parte, el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, ha asegurado que su partido ya ha consensuado con Ciudadanos medio centenar de medidas y ha expresado por eso su optimismo a la hora de alcanzar un acuerdo global, a pesar de que sigue habiendo diferencias entre ambos.

Maillo ha asegurado que los populares son "moderadamente optimistas" ante la posibilidad de conseguir un acuerdo gracias a esa "disposición y voluntad" de negociar que existe entre Ciudadanos y el PP, y ha advertido de que, mientras estos dos partidos trabajan en lo que les preocupa a los españoles, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, "sigue pensando en sí mismo".

"El único partido que no tiene ninguna alternativa para España es el PSOE, que sigue sin proponer nada positivo al conjunto de los españoles", ha dicho el dirigente popular, quien ha subrayado también que el PP "no se ha rendido" y sigue aspirando a la investidura de Mariano Rajoy la próxima semana.

Óscar Clavell, en el punto de mira

Mientras tanto, Ciudadanos está recabando información sobre la situación procesal del diputado del PP por Castellón Óscar Clavell, procesado por prevaricación y malversación en su etapa de alcalde de Vall d'Uixó (Castellón) para decidir si exige su acta a la dirección del PP en el contexto de la negociación abierta.

Clavell fue procesado por un juzgado de Nules (Castellón) por malversación, prevaricación y fraude en un caso de su etapa de alcalde de Vall d'Uixó, el mismo municipio del que fue regidora la actual presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig.

En el auto de procedimiento abreviado, la juez de Nules aprecia indicios de delito en el comportamiento de Clavell respecto al pago de casi 707.000 euros en facturas de la empresa contratada para la limpieza viaria y transporte de residuos urbanos, todo ello "pese a que la responsable técnico de la ejecución del servicio" le advirtió de que éste "no se estaba ejecutando correctamente".

Según recoge el auto, Clavell "pese a los defectos de las facturas y pese a la oposición de los funcionarios correspondientes, validó personalmente su aptitud para el cobro, lo que permitió el abono de las mismas".

Sin embargo, el procesamiento fue recurrido en primavera a la vista de que Clavell era diputado. En junio, el PP volvió a presentarlo en su lista al Congreso por Castellón y revalidó su escaño, con lo que el tema se ha parado.

Reunión con CC

Los populares también han estado este martes negociando con Coalición Canaria para conseguir el voto favorable de su única diputada, Ana Oramas, con quien se ha fijado un calendario para cerrar un acuerdo antes del sábado, cuando la formación canaria tiene previsto reunir a su consejo político.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine