Business DMallorca

La externalización de procesos de negocio, clave para mejorar la experiencia de cliente

12.12.2017 | 01:32
La externalización de procesos de negocio, clave para mejorar la experiencia de cliente

En el contexto actual, los consumidores tienen disponible abundante información sobre los productos que van a adquirir. Además, existe una creciente disposición a compartir con otros usuarios sus experiencias en el uso o consumo de los bienes y servicios obtenidos. Estos dos elementos están haciendo que sea cada vez más necesario cuidar el servicio en el momento de la venta y también en la posventa. Son, sin duda, procesos esenciales que deben hacerse de la forma más óptima posible.
Cuando un negocio se plantea cómo mejorar la experiencia del cliente, debe analizar las interacciones que éstos mantienen con su empresa. De este análisis deben surgir aquellas tareas en las que la compañía no es especialista y plantear la posibilidad de contar con personal especializado en cada una de esas acciones. La externalización de estas actividades supondrá, sin duda, una mejora la calidad del servicio ofrecido con lo que la empresa podrá diferenciarse de sus competidores y, en última instancia, aumentar sus ventas. Una vez externalizados ciertos procesos, el negocio puede centrar sus esfuerzos en su actividad principal y en aquellas tareas que generan valor.
Las ventajas de la externalización de tareas non core bussines son variadas. Para empezar, se experimenta una reducción de costes al mismo tiempo que aumenta la calidad del servicio. Además, al contar con personal especializado en cada una de las fases del proceso de venta, surgen nuevas oportunidades, mejoras y eficiencias. Como consecuencia, se produce una mejora en la asignación de los recursos propios que genera este tipo de actividad.
Es primordial, por tanto, adaptarse a los nuevos modelos de gestión, poner el foco en la experiencia de compra del consumidor y no perder de vista nunca la calidad del servicio que se ofrece a los clientes. La externalización de actividades no estratégicas es un elemento clave en esa adaptación. Una planificación adecuada supondrá una mejora de los procesos y de la competitividad de nuestra organización. Herramientas que asegurarán un futuro sostenible para los negocios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Enlaces recomendados: Premios Cine